Plantar calas

Plantar calas es muy sencillo

Si te estás planteando plantar calas, te puedo asegurar que es buena idea. Es una planta bastante sencilla de cultivar y de cuidar, ya sea en macetas o en el suelo del jardín. La mata tan resistente da como resultado unas flores delicadas y preciosas con poco esfuerzo por nuestra parte. Dependiendo de la región en la que nos encontremos, las calas reciben nombres vernáculos diferentes. Entre ellos se encuentran lirio de agua, flor de jarro, alcatraz, cartucho, y algunos más. Sin embargo, sólo tiene un único nombre científico, que es Zantedeschia. Todo su género es originario de Sudáfrica. Aún y así, a día de hoy se cultivan estas flores en todo el mundo.

Los bulbos de las calas florecen en la estación más calurosa del año: el verano. Estos vegetales son unas herbáceas bonitas y vivaces que tienen diversas variedades con colores y tamaños diferentes. No obstante, no son exactamente bulbos, si no rizomas, aunque sí se parecen mucho. Esta similitud se debe a que la raíz de estas plantas es un órgano subterráneo con el cual son capaces de vegetar durante la estación invernal. En cuanto comienza la primavera, las calas empiezan a rebrotar.

¿Cómo se cultivan las calas?

Para plantar calas lo más recomendable es usar sus rizomas

Ahora que ya sabemos un poco más acerca de estas curiosas plantas, vamos a averiguar cómo plantar calas. Se caracterizan por formar unas raíces abundantes y muy densas a partir de un único tallo subterráneo que recibe el nombre de rizoma. Como ya hemos mencionado anteriormente, este órgano les permite vegetar durante la época más fría del año para finalmente poder rebrotar en primavera.

En el caso de que quieras plantar calas en maceta, es muy importante escoger un recipiente que sea profundo y grande. Además, debe tener suficientes agujeros para que el agua se drene correctamente y no se acumule en el fondo. Por el contrario, si tu intención es plantar calas directamente en el suelo del jardín, debes tener en cuenta que tienen que estar situadas en un lugar donde el suelo sea bastante profundo y pueda realizar un buen drenaje. Lo ideal sería enterrar el rizoma de tal manera que quede cubierto por dos a tres dedos de sustrato.

Para poder multiplicar o reproducir estas plantar, se puede llevar a cabo por semillas. Sin embargo, es mucho más efectivo separando los bulbos jóvenes que se crean en la raíz. La temporada ideal para realizar esta tarea es en otoño. Es entonces cuando toca cortar todas las hojas y dejar a las calas hibernar. Cuando hacemos esto, podemos aprovechar para extraer los rizomas jóvenes y plantarlos de nuevo.

¿Qué tipo de suelo necesitan las calas?

Antes de plantar cualquier planta, es muy importante informarse acerca de las necesidades que tiene, dándole especial importancia al tipo de suelo o tierra que le va mejor para desarrollarse. En el caso de las calas, lo más recomendable es que el suelo o el sustrato sea fresco, ligero y muy húmedo.

Si lo que quieres es plantar calas en macetas, lo mejor sería escoger un sustrato que contenga turba. Se trata de un carbón esponjoso, ligero y con un aspecto terroso. Este se forma habitualmente en sitios pantanoso por la descomposición de los restos vegetales. También si te estás planteando cultivar calas directamente en el jardín, es muy recomendable que incorpores turba a la tierra. Recuerda que las calas necesitan mucha humedad para poder crecer y desarrollarse correctamente. Una buena idea es plantar estos vegetales en los bordes de un estanque.

¿Cómo cuidar las plantas de calas?

Las calas requieren pocos cuidados

Una vez que hayas finalizado la tarea de plantar calas, toca mantenerlas y cuidarlas. En principio, si tienen suficiente humedad, estas plantas pueden crecer bastante bien si se encuentran a pleno sol. No obstante, el lugar ideal para las calas es un sitio con semisombra. Este pequeño detalle cobra mucha importancia en aquellas regiones que son más cálidas y en las cuales hay poca humedad en el ambiente.

Respecto a la temperatura, las calas prefieren las que son ligeramente cálidas. Los grados centígrados idóneos para ellas oscilan entre los 14 y los 20. Aunque son capaces de hibernar cuando el termómetro marca alrededor de cero grados, incluso un poco menos, las calas no pueden sobrevivir a heladas fuertes.

Artículo relacionado:
Cómo cuidar las calas

Otro aspecto importante a tener en cuenta para cuidar a las calas es el riego. Como ya hemos mencionado anteriormente, estas plantas necesitan que la tierra esté ligeramente húmeda. Además, hay que destacar que requieren mucha agua cuando se encuentran en el periodo de floración. Una vez que todas sus flores se hayan marchitado, que suele ser ya casi en otoño, puedes empezar a reducir los riegos y en invierno los puedes suspender por completo. Toca iniciar esta tarea de nuevo cuando comience la primavera.

En cuanto al abonado, las calas prefieren unas dosis generosas de fertilizantes orgánicos, como por ejemplo el humus o el estiércol. Así les resultará más fácil rebrotar en primavera. La frecuencia del abonado debería ser cada 15 días aproximadamente cuando se encuentran en la época de floración. Cuando comience el otoño, lo mejor es dejar de abonar las calas para que entren en su reposo de invierno.

¿Cuándo se plantan los bulbos de calas?

La mejor época para plantar calas es en primavera

El mejor momento para plantar calas es en primavera. Así podrás disfrutar de sus preciosas flores durante todo el verano. Puedes plantarlas en tu jardín para hacerlo más bonito o en macetas para decorar tu terraza o balcón. Cabe destacar que las flores de estas plantas, a parte de ser preciosas, tienen un aroma muy agradable. Las más comunes suelen tener un color blanco. Sin embargo, puedes encontrarlas en otros colores como amarillo, púrpura, rosa y también algunos tonos intermedios. La elección del color va en función de gustos.

Ahora que ya sabes cómo plantar calas y cómo cuidarlas posteriormente, sólo te queda ponerte manos a la obra y disfrutar de sus preciosas flores, ya sea en el jardín o en macetas. Sin lugar a dudas son los vegetales perfectos para decorar el hogar sin tener que invertir mucho tiempo en su mantenimiento.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

2 comentarios, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   Antonia dijo

    Yo las corté a finales de agosto y ya están las hojas muy altas
    No sé sifloreceran ahora?

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola Antonia.

      Si las cortaste en agosto no creo que florezcan. Pero puedes abonarlas con un abono líquido para plantas con flor, siguiendo las indicaciones del envase. 🙂

      Saludos.