Cuidados de la plumeria en maceta

La plumeria se puede tener en maceta

La plumeria, también llamada frangipani, es un arbolito o arbusto de gran tamaño de origen tropical cuyas flores no solo son preciosas, sino que además huelen de maravilla. Por este motivo, si te animas a comprar un ejemplar, debes aprender a cuidarlo porque, así, tendrás la oportunidad de verla florecer.

Pero, ¿es necesario plantarla en el suelo? Lo cierto es que no. Sus raíces no son agresivas, y tampoco es una planta que crezca demasiado. De hecho, es muy fácil tener una plumeria en maceta. A continuación te diré cómo cuido yo a la mía.

¿Sol o sombra?

La plumeria puede estar en maceta

Ejemplar de mi colección, en sombra.

Esta es una planta que crece a pleno sol, pero yo estuve haciendo experimentos unos años con la mía y la verdad es que la veo más bonita cuando está un poco protegida. Si le da el sol directo tiende a sacar hojas más estrechas y algo más cortas, pues el grado de insolación es tan alto que »quema».

Incluso he pensado muchas veces en tenerla dentro de casa durante todo el año, ya que tenemos una habitación con dos ventanas por las que entra muchísima luz. Por eso, si vives como yo en el mediterráneo o en una zona donde hace mucho calor en verano, es interesante que la tengas en sombra; ahora bien, si por el contrario las temperaturas son suaves, sí que podrías tenerla preciosa a pleno sol.

¿Qué maceta hay que ponerle?

La maceta, aunque es muy importante, realmente no es algo que deba de preocuparnos tanto como, por ejemplo, el sustrato del que luego hablaremos. Quiero decir, como su sistema radicular no es invasivo, dará lo mismo plantarla en una de plástico o en una de barro. Pero eso sí, por comodidad, si en nuestra zona los inviernos son fríos, recomiendo las de plástico ya que así costará menos moverla de un sitio a otro.

Ahora bien, lo que debe tener toda maceta para que la plumeria crezca sana, son agujeros en su base. No tolera el exceso de agua en sus raíces, de modo que no podemos arriesgarnos a plantarla en un recipiente sin agujeros, pues por mucho y muy bien que controlemos el riego, la acabaríamos perdiendo. Por ello, también es muy importante que, en caso de ponerle un plato debajo, lo escurramos después de regar.

¿Cuándo hay que trasplantar a la plumeria en maceta?

En general, se tiene que hacer si las raíces asoman por los agujeros de la maceta. Pero esto a veces no sucede, lo cual nos puede hacer pensar que no necesita una más grande. Por eso, cada dos años no está de más ver si la necesita o no haciendo lo siguiente:

  1. Coge la plumeria con una mano, por la base del tronco, y con la otra sujeta la maceta.
  2. Tira de la planta hacia arriba, como si trataras de sacarla. Si no sale, dale golpecitos a la maceta para que la tierra se despegue de la misma y vuelve a intentarlo.
  3. Si ves que al extraerla un poco el pan de tierra o cepellón no se desmorona, entonces tendrás que plantarla a una maceta que mida unos 7 o como máximo 10 centímetros de diámetro más de lo que mide la que está usando en estos momentos.

¿Qué sustrato necesita?

La plumeria se debe trasplantar cada pocos años

El sustrato, o tierra de cultivo, es el medio en el que las raíces se desarrollarán. Por lo tanto, debe ser de calidad si queremos que crezcan sanas. Por experiencia, aconsejo encarecidamente huir de las marcas que, no solo son poco o nada conocidas, sino que además son muy baratas. Ojo: no digo que sean malas, sino que a veces compras un saco creyendo que es bueno, y al abrirlo resulta que te encuentras trozos de ramas o incluso insectos… Las ramas vale, se quitan y ya está, pero no tiene que haber insectos.

He probado muchos tipos de sustratos, y al final si tengo que recomendar algunas marcas serían estas:

  • Flower
  • Westland
  • Fertiberia
  • Weedness

Pero, ¿qué tipo de sustrato hay que ponerle exactamente? Pues el que llaman »universal». De todas formas, también se le podría poner fibra de coco (en venta aquí), ya que es esponjosa y drena bien el agua.

¿Cuántas veces hay que regar a la plumeria en maceta?

Esto va a depender de las condiciones climáticas que haya en la zona: por ejemplo, durante el verano en el mediterráneo, con temperaturas que se sitúan entre los 20ºC de mínima y los 30ºC (en algunos puntos son de 40ºC o más), hay que regar con frecuencia, unas 3 o 4 veces por semana, ya que la tierra se seca con rapidez, pues en esa estación no suele llover. Pero si se cultiva en un lugar donde llueve seguido, entonces la frecuencia de riego será menor.

Y lo mismo ocurrirá si se tiene en interior: como no le da el sol de forma directa, la tierra permanece húmeda más tiempo. Esto durante la temporada estival es una ventaja: por un lado, la planta puede hidratarse sin problemas durante más días, y por otro, nosotros ahorramos algo de agua; pero en invierno, como las temperaturas bajan y la plumeria empieza a crecer más lento, tenemos que espaciar los riegos.

¿Se ha de abonar?

La Plumeria rubra es un tipo de frangipani

Imagen – Wikimedia/Mokkie

La plumeria es una planta que no solo puede vivir del agua. Aunque esta es esencial para la vida, no le puede faltar »comida», es decir, nutrientes. Y estos nutrientes los obtiene de la tierra… si es que esta es nutritiva. Cuando se planta en maceta, y como al hacerlo se le debe poner sustrato nuevo, lo normal es que se pueda posponer el abonado hasta pasados un año más o menos, dependiendo de qué tipo de sustrato usemos.

Ahora bien, es muy recomendable empezar a abonarla ya el primer año, tan solo una semana después de haberla plantado en la maceta (y siempre que sea primavera o verano, pues el resto del año no se debe abonar). Para ello, usaremos abonos o fertilizantes líquidos, ya sea universal o uno ecológico, como el humus de lombriz o el guano (en venta aquí). Recuerda seguir las indicaciones de uso para que las raíces no se quemen.

¿Necesita protección contra el frío?

Lamentablemente la plumeria no resiste las temperaturas bajo cero, a excepción de la Plumeria rubra var acutifolia que sí aguanta hasta los -2ºC si son heladas de muy corta duración y puntuales. Pero para evitar riesgos, lo mejor es meterla en casa cuando el termómetro empiece a marcar menos de 18ºC.

Artículo relacionado:
¿Es bueno pulverizar las plantas con agua?

Se pondrá en una habitación en la que haya mucha claridad, y lejos de las corrientes de aire. Asimismo, si la humedad es muy baja, pulverizamos sus hojas con agua sin cal (o apta para consumo) a diario.

Espero que estos consejos te sean útiles para que tu plumeria esté tan bonita como el primer día.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.