Chopo de Simón (Populus simonii)

El Populus simonii pertenece al género Populus, que comprenden aproximadamente unas 40 especies distribuidas entre arbustos y árboles en las regiones templadas y frías del norte, específicamente a las que se les conoce de forma común como chopos o álamos.

Hizo su primera aparición durante el cretáceo inferior, no obstante no fue hasta la Era Terciaria cuando obtiene una extensa representación. El Populus simonii forma parte la familia de las salicáceas.

Origen

Estos son originarios de las zonas templadas que se encuentran en el hemisferio norte, sin embargo, también fueron introducidas en el hemisferio sur. De esta manera se puede decir que su ubicación se extiende por una gran parte de Europa, América del Norte, una zona de Asia y también el norte de África.

Por otra parte, el híbrido de este árbol también se encuentra bastante extendido.

Características del Populus simonii

Se trata de un árbol el cual se desarrolla muy rápido, llegando a alcanzar grandes alturas que van de los 10 hasta los 30 metros y todo dependiendo de la especie. Poseen una corteza lisa y sus ramas suelen ser muy flexibles.

En cuanto al color son grisáceos o blanquecinos y los mismos presentan marcas de forma horizontal, las cuales tienen tonos un poco más oscuros, muy parecidos a las estrías.

Las hojas son simples, saledizas y se distribuyen de manera alternada, regularmente son anchas manteniendo bordes enteros, los cuales, suelen ser dentados, aserrados o lobulados. Las yemas por lo general están recubiertas por una especie de escamas.

El peciolo es alargado y glandular, a menudo se presenta comprimido en su parte lateral, lo que le otorga un mejor movimiento a la hoja.

Por otra parte, el álamo es hermafrodita, lo que quiere decir que es normal encontrar flores femeninas y masculinas en el interior de una misma especie. Las flores suelen agruparse en una  inflorescencia racimosa y su proceso de polinización se basa principalmente en a la acción del viento, por este motivo se dice que es una planta anemófila.

Su fruto tiene forma de capsula, la mayor parte del tiempo es dehiscente, desbarbado, su color en un principio suele ser verde, sin embargo y al madurar especialmente durante la época de verano obtiene un tono pardo. Libera una gran cantidad de semillas de pequeño tamaño que contiene vilano blanco, haciendo que su apariencia sea similar al de los copos de algodón.

Cuidados y cultivos

Sus raíces tienden a desarrollarse mejor y con más fuerza en soportes que tienen texturas arcillosas, arenosas o francas, ya que estos tienen mejor capacidad para mantenerse húmedos. Teniendo en cuenta esto, es importante adaptar el riego hasta llegar a un punto intermedio para que la humedad del suelo se mantenga siempre estable.

Para realizar esta tarea de forma adecuada, es necesario que se tengan en cuenta ciertos factores, como por ejemplo la temperatura, la humedad del ambiente, la exposición solar y la textura del soporte, entre otros.

Es muy importante destacar que no resiste los encharcamientos, por este motivo lo más recomendable es plantarlos en suelos perfectamente drenados.

Este árbol requiere de mucha luz solar, por lo que en el momento de su plantación es importante tener en cuenta este factor, de lo contrario, podría afectar directamente el proceso de desarrollo de esta especie. Si se mantiene bajo condiciones óptimas puede crecer bastante rápido.

Plagas y enfermedades

Los insectos son el mayor enemigo de los chopos, y pueden llegar a causarles daños importantes, pudiéndose clasificar estas plagas de la siguiente forma:

  • Defoliadores: se comen las hojas de los chopos.
  • Perforadores: cavan grandes galerías en la madera.
  • Chupadores: se alimentan de los jugos provenientes del parénquima.

Para acabar con la plaga de insectos se pueden utilizar productos químicos, no obstante, el uso de los mismos debe ser lo más limitado posible, aplicándolos solo en casos de extrema necesidad. Por otro lado y para eliminar los hongos, lo más recomendable son los tratamientos preventivos, utilizando métodos de plantación adecuados y a su vez haciendo uso de clones con mayor resistencia.

Usos

La madera del Populus simonii es muy utilizada para la elaboración de muebles y puntales, sin embargo su utilidad más significativa es la de la industria del tablero contrachapado. Por ejemplo el soporte de la reconocida pintura la Mona Lisa está elaborado en esta madera.

Se encuentran en muchos parques, ya que proporcionan sombra y es muy agradable y en el sur de Argentina se usan como cortinas forestales cortavientos.

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Sé el primero en comentar