Recuperar una orquídea seca

Recuperar una orquídea seca

Una de las plantas que se ha convertido en habitual en las casas es la orquídea. Estas plantas de una, dos o tres varas se pueden encontrar fácilmente en floristerías así como en supermercados. El problema es que, a veces, esta puede sufrir y acabar por morir. Pero, ¿y se te decimos que se puede recuperar una orquídea seca?

Obviamente, seco y muerto no es lo mismo. Pero muchas veces pensamos que la orquídea ya no sirve y la tiramos, cuando en realidad con algunos cuidados podemos hacer que “resucite”. ¿Quieres saber cómo podemos hacerlo?

Cómo saber si tu orquídea está seca o muerta

¿Cómo saber si una orquídea está muerta?

Como te hemos dicho antes, uno de los problemas por los que muchas orquídeas que están secas acaban en la basura es debido a que no nos damos cuenta de las señales de la planta. A veces, lo que nosotros pensamos que está muerto, con unos cuidados, puede revivir. Pero, para ello, hay tres señales que te pueden ayudar:

La corona de la orquídea

Una de las partes más importantes de una orquídea es la corona. Esta es la parte en la que la base conecta con las hojas y hay una clara señal que te puede ayudar a identificar si está viva, seca, o muerta.

Si ves que se pone marrón y está empapada y blanda, aparte de que eso ha pasado porque la planta está podrida, has de tener en cuenta que la planta tiene más problemas para recuperarse, sobre todo porque esa pudrición es muy fácil que se propague a otras partes de la planta.

Ahora bien, si esa corona no la ves tan mal, por ejemplo porque la corona la tiene verde y gordita, o porque aún no ha llegado a estar marrón o negra, hay todavía esperanzas.

Las raíces

Uno de los graves problemas de las orquídeas son las raíces. Estas son muy fáciles que acaben pudriéndose debido a un exceso de agua, o porque no se trasplantan con frecuencia ni se eliminan las raíces enfermas o muertas que puedan tener. Al tener menos oxígeno (por no trasplantarla, las raíces sufren bastante más).

Si ves que estas están blandas y blancas te está indicando que la planta se está pudriendo por las raíces. Y el problema es que, si están así, es muy, muy difícil, por no decir imposible, que se pueda hacer nada por revivirla.

Las hojas

Por último tenemos las hojas de las orquídeas. Como sabes, cuando se vuelven inactivas, o cuando hibernan, es normal que pierdan las hojas. Eso no quiere decir que estén muertas, ni mucho menos. Pero si notas que las hojas que se caen se vuelven amarillas o negras antes de hacerlo, entonces sí que es un aviso de que la planta está enferma y necesita que la trates.

Hay solución, solo si la coges a tiempo, por supuesto.

Qué hacer para recuperar una orquídea seca

Qué hacer para recuperar una orquídea seca

Una orquídea seca no quiere decir una orquídea muerta. Al menos no hasta que no hayas probado los distintos métodos que existen para tratar de recuperarla. ¿Y cuáles son esos métodos? Concretamente, hay dos para hacerlo:

Si son las raíces las que están secas

A la hora de recuperar una orquídea seca, hay varias partes de esta que pueden tener el problema. Una de las más habituales son las raíces. Notarás que están secas si ves que se vuelven grises muy rápido. Si es así, tu orquídea lo que te está indicando es que tiene sed.

Como en ese momento el agua, debido al sustrato que tiene tan drenante, puede no ser suficiente, lo mejor que puedes hacer es coger un barreño de agua, llenarlo e introducir la orquídea dentro durante unos 10-20 minutos, no más.

Después, debes dejar que escurra bastante bien y observarla en los siguientes días para ver si la planta reacciona o si las raíces se van poniendo blancas y blandas o negras incluso.

Otro problema puede ser que las raíces no sean las únicas que estén secas, sino que vas que también las hojas y el tallo están afectados. Si eso pasa, y notas que las raíces están más bien podridas, es hora de hacer algo que puede no sonarte bien: cortarle las raíces que no están bien y ponerla en una maceta limpia y con nuevo sustrato.

Si la orquídea no tiene raíces

Hay ocasiones en las que la orquídea ha sufrido, normalmente por un exceso de riego, y eso provoca que las raíces se pudran. Pero ni mucho menos quiere decir que está muerta. Al menos no hasta que pruebes esta técnica para recuperar una orquídea seca.

Es cierto que una orquídea sin raíces es, inevitablemente, una planta muerta. Pero puede salvarse con una solución rápida. ¿Cuál es esa? Pues poner la orquídea en un cultivo hídrico. Es decir, poner la orquídea en una maceta sin ningún tipo de sustrato pero con un fondo de agua. De lo que se trata es de que la humedad haga que se formen nuevas raíces.

Eso sí, no debe estar en contacto la orquídea con el agua, es preferible usar algo que impida el contacto pero mantenga la humedad, como puede ser el algodón de un acuario, guata, etc. Ten un poco de paciencia y observa si le salen raíces.

Si lo hace, espera más tiempo a que estas estén fuertes para trasplantarla a una maceta con sustrato.

Tratamiento de una orquídea seca

flores de la orquidea seca

En este caso, si la orquídea está seca y ya la has regado de manera abundante, es importante que lleves a cabo una serie de pasos para conseguir recuperarla. En concreto:

  • Cortarle las hojas y tallos que veas completamente secos. En realidad ya son inútiles y solo molestan a la planta.
  • Cortas las raíces que veas completamente blancas y secas. No van a recuperarse de nuevo así que córtalas. Eso sí, si ves que las puntas están verdes, déjalas porque aún hay esperanza.
  • Dale unas condiciones de humedad parecidas a su entorno. Es decir, pulveriza agua sobre las hojas, no la expongas a sol directo, y controla que la temperatura no baje de 25 grados.

Ahora que sabes en qué te tienes que fijar y cuáles son los pasos para recuperar una orquídea seca, seguro que si alguna vez te enfrentas a esta problema antes de tirarla intentarás un último esfuerzo. ¿Te ha pasado alguna vez? ¿Lo sabías y has probado? ¿Cuáles han sido los resultados? Coméntanos tu caso.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.