Cómo recuperar una sansevieria con exceso de agua

Cómo recuperar una sansevieria con exceso de agua

La sansevieria, también conocida como lengua de suegra, es una de las plantas más fáciles de cuidar. Pero eso no implica que no pueda tener problemas. De hecho, te puedes encontrar con una sansevieria con exceso de agua que acabará por pudrirla.

¿Quieres saber tu sansevieria? ¿Saber si tiene exceso de agua que pueda hacerla enfermar? Entonces has llegado al lugar correcto porque vamos a hablarte de este problema que, en el caso de la sansevieria puede acabar con la vida de tu planta si no pones remedio. ¿Te ayudamos?

Cuántas veces se riega la sansevieria

Planta de interior en maceta de barro

La sansevieria se caracteriza por ser una planta que no requiere apenas de cuidados para mantenerse sana. Y eso implica el riego. No es una planta que necesite mucha agua, y menos humedad. El problema es que a veces no nos damos cuenta de esto, o pensamos que hay que regarla de una forma determinada, o cada x días.

En general, el riego de la sanseviera para que no tenga exceso de agua, dependerá del clima que tengas. Pero para que te hagas una idea:

  • En otoño e invierno, con un riego mensual es más que suficiente. De hecho, si hay humedad en el ambiente y esta es alta, incluso te lo puedes ahorrar.
  • En primavera y verano lo mejor es que riegues solo cada quince días. Aun cuando los días sean muy calurosos, la lengua de suegra no es una planta que necesite agua para resistir, ya la tiene en sus hojas y puede tirar de esos almacenes para nutrirse.

Sin embargo, queremos hacerte algunas puntualizaciones:

  • La primera tiene que ver con la humedad. Esta es igual de peligrosa que el exceso de riego. Y es que si mantienes la sanseviera en un espacio donde la humedad es bastante alta, al final se pudrirá, aun sin haberla regado. Por ejemplo, en un invernadero que tengas con todo cerrado para mantener la temperatura y humedad.
  • La segunda, tiene que ver con el momento del riego. Si la tienes en sombra, podrás regarla en cualquier momento. Pero si está al sol, lo más recomendable es hacerlo a primera hora de la mañana, cuando los rayos aún no calientan suficiente para producir un efecto «espejo» que pueda quemar las hojas de la planta.
  • Y la tercera, no te pases con el riego. Antes te hemos dado una pauta de riego habitual para la sansevieria. Pero muchas veces eso lo lo que te hace pensar es que, cuando haya que regarla, hay que hacerlo de modo «generoso» y lo cierto es que no es así. No es necesario que le mojes todo el sustrato al regar. Con que solo lo humedezcas es suficiente. Para que te hagas una idea; no tienes que regar y regar hasta que veas salir mucha agua por los agujeros de drenaje. Simplemente utiliza una cantidad de agua suficiente para que la tierra se le moje, y ya está. Es preferible que te quedes corto a que te pases, porque incluso así podrías provocar un exceso de agua y que esta se te vaya.

Cómo saber si mi sansevieria tiene exceso de agua

Persona contemplando planta de interior

¿Te acabamos de plantear la duda de si tu sansevieria tiene exceso de agua? No te preocupes, es normal preocuparte por tu planta. Y las señales que te pueden indicar este problema son varias:

  • Hojas que se caen. ¿Notas que tu sanseviera empieza a tener hojas que se caen? Esto no es nada habitual en este tipo de plantas y puede ser una señal de exceso de agua, pero también de plagas o enfermedades.
  • Hojas amarillas. Otra señal, pero también puede indicar problemas con nutrientes, con la tierra o con las plagas.
  • Flacidez. Déjanos explicarnos. Piensa que las hojas de la sansevieria suelen ser verticales y duras. Ahora, imagina que tu planta de pronto la encuentras con una hoja lacia y hacia abajo. No es lo normal en ellas, y si la coges y parece como si no tuviera fuerzas para mantenerse erguida aquí sí puedes tener una clara señal de que las raíces se están pudriendo por exceso de agua.

Obviamente, y como habrás comprobado, hay muchos síntomas que están relacionados con otros problemas. Pero en general cuando esto pasa en la sansevieria y no ha habido otro tipo de señales, puede indicar que es por haber regado de más.

Cómo salvar una lengua de suegra por exceso de agua

Planta lengua de suegra

Ya has identificado el problema: tienes una sansevieria con exceso de agua. Y ahora bien lo difícil: salvarla.

Si las has cogido a tiempo, tienes una probabilidad alta de conseguirlo. Pero si ya está muy avanzada la pudrición, es probable que no tenga remedio y debas pensar en lo que has hecho mal para no repetirlo de nuevo si te compras otra sansevieria.

Ahora bien, no nos demos por vencidos tan pronto. Hay algunas acciones que puedes hacer para intentar salvarla. ¿Cuáles? Las siguientes:

  • ¿Tiene un plato debajo de la maceta? Muchas veces tendemos a colocar un plato (o similar, debajo para evitar que deje marcas la maceta en el suelo (o que el agua se le salga por ahí). Pero puede ser que este esté lleno de agua y eso hará que las raíces estén en contacto con el agua de forma permanente, lo cual es muy negativo.
  • Sácala de la maceta. El siguiente paso que deberás hacer es quitarle la maceta que tiene y también la tierra. Pero, al contrario que otras que te dicen que la plantes de nuevo en otra maceta y tierra seca, aquí no vas a hacerlo.
  • Deja que las raíces de la planta se aireen. Así es. Tendrás que quitarle toda la tierra posible y sacar a la vista las raíces. Con cuidado de no romperlas, ni de dañar más la planta, has de darle tiempo para que estas reaccionen, y lo hacen así, dejándolas al aire para que se sequen.
  • Pasado un tiempo (que pueden ser unas horas o quizá unos días, revisa las raíces. Es posible que haya algunas negras que ya no sirvan, así que puedes usar unas tijeras afiladas, y desinfectadas, para quitarlas. Haz lo mismo con todas las hojas muertas (estas puedes quitarlas tirando de ellas pero si ves que se resisten usa un cuchillo o las tijeras).
  • Una vez la tengas «saneada» es cuando debes plantarla en una maceta nueva con sustrato nuevo (y seco). No te podemos decir que la hayas salvado, porque lo cierto es que puede que sea el caso, o puede que no. Pero al menos le habrás dado una oportunidad a esta para resucitar y volver a ser lo que era antes.

¿Has tenido alguna vez una sansevieria con exceso de agua?


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.