Suculentas de exterior

Hay muchas suculentas que pueden estar en el exterior

Las plantas suculentas son tan curiosas, que no es difícil utilizarlas para crear bonitas composiciones y/o decorar el balcón. Muchas de ellas son pequeñas, por lo que pueden vivir en macetas siempre, y hay otras que por el contrario son tan grandes que quedan magníficas en el jardín.

Ahora bien, para que no surjan problemas, es importante saber cuáles son las suculentas de exterior y cómo se cuidan. Así, se podrán mantener durante muchos años.

Selección de plantas suculentas de exterior

Cuando se vive en un lugar donde puede haber heladas en invierno, es muy importante elegir bien las plantas que van a estar en el exterior, ya que independientemente de si estarán en el jardín o en maceta, van a estar expuestas a las bajas temperaturas y han de ser capaces de soportarlas. Por este motivo, te recomendamos las siguientes especies:

Dudleya

La Dudleya es una planta suculenta de exterior

Imagen – Flickr/John Rusk

El género de las Dudleya se compone de arbustos suculentas que no superan el metro de altura. Hay unas 40 variedades, como la D. brittonii, que tiene hojas verdes cubiertas de un polvo blanco, o la D. edulis, que tiene las hojas delgadas. Todas ellas necesitan sol, pero además, se pueden tener en el exterior ya que resisten las heladas moderadas.

Echinocereus rigidissimus

El Echincereus rigidissimus es un cactus pequeño

Imagen – Wikimedia/Michael Wolf

El Echinocereus rigidissimus es un cactus columnar que alcanza los 30 centímetros de altura por 11 centímetros de grosor. En primavera produce flores lilas de unos 4-5 centímetros de diámetro, pero eso sí, necesita sol y pocos riegos. Resiste las heladas de hasta los -12ºC.

Escobaria vivipara

La escobaria vivipara es un cactus pequeño

La Escobaria vivipara es un cactus globular y espinoso que alcanza una altura de 10 centímetros. Sus flores son lilas, y miden aproximadamente 5 centímetros de diámetro. Aunque su ritmo de crecimiento es lento, florece a temprana edad. Asimismo, has de saber que resiste hasta los -15ºC.

Ferocactus glaucescens

El ferocactus glaucescens es un cactus globular

Imagen – Wikimedia/Emőke Dénes

El Ferocactus glaucescens es un cactus globular de color azulado con espinas amarillas que alcanza una altura de 40 centímetros como máximo. Sus flores son amarillas, y brotan desde la parte superior de su cuerpo. Resiste la sequía, así como las heladas suaves de hasta los -2ºC.

Oreocereus celsianus

El oreocereus celsianus es un cactus columnar pequeño

Imagen – Wikimedia/Luis Miguel Bugallo Sánchez (Lmbuga)

El Oreocereus celsianus es un cactus columnar que alcanza los 2 metros de altura, y desarrolla tallos espinosos de hasta 12 centímetros de grosor. Su ritmo de crecimiento es más bien lento, pero es interesante para plantar en jardines pequeños o incluso para tener en maceta. Resiste hasta los -10ºC.

Sedum x rubrotinctum

El sedum rubrotinctum es una crasa pequeña

El Sedum x rubrotinctum es una crasa perenne que alcanza una altura de 10 centímetros a lo sumo, la cual desarrolla tallos con hojas carnosas muy pequeñas de color verde y rojizo. Es perfecto para tener en macetas, en balcones o terrazas, ya que no necesita de muchos cuidados. Además, resiste hasta los -5ºC.

Sempervivum

Los sempervivum son ideales para hacer composiciones de suculentas

Los sempervivum, o siemprevivas, son plantas crasas que crecen formando grupos de pequeñas rosetas de hojas. No superan los 5 centímetros de altura; sin embargo, sí pueden llegar a medir 30 centímetros o más de ancho. Viven a pleno sol, pero si en climas mediterráneos se dan mejor en sombra. Resisten hasta los -20ºC.

¿Cómo se cuidan las suculentas de exterior?

Ahora que hemos visto algunas de las más recomendables, veamos qué cuidados debemos proporcionarles para que se mantengan preciosas todo el año:

  • Ubicación: la mayoría han de estar en un lugar soleado, pero hay que tener cuidado con esto, ya que si en el vivero las tenían en sombra no podemos exponerlas al sol directamente, sino que debemos acostumbrarlas poco a poco y de manera gradual para que no se quemen.
  • Tierra o sustrato: la tierra tiene que ser ligera, y facilitar el drenaje del agua. Por eso, no se deben plantar en suelos compactos ni pesados, puesto que de lo contrario las raíces podrían asfixiarse. Si se van a tener en macetas, lo mejor será ponerles tierra para cactus y crasas de alta calidad, como el de las marcas Flower o Boix por ejemplo. Si lo deseas, pinchando en los enlaces podrás comprarlas.
  • Riego: hay que regar más bien poco. Las suculentas son plantas que resisten un poco la sequía, y que temen el exceso de agua en sus raíces. Por este motivo, hay que dejar que la tierra se seque entre un riego y el siguiente, para que así no surjan problemas de ningún tipo.
  • Abonado: es interesante abonar las suculentas de exterior durante la primavera y el verano con un abono para cactus y crasas. Si están en el suelo, se pueden usar aquellos que sean granulados o en polvo, pero si están en macetas, es preferible usar aquellos que son líquidos como este de Compo. En cualquier caso, se seguirán las instrucciones de uso para que no haya problemas.

Como ves, hay unas cuantas suculentas que pueden estar en el exterior. Solo han de recibir unos cuidados mínimos y listo. Esperamos que estos consejos te sean de utilidad para conseguir tener un jardín o un espacio con preciosas plantas suculentas.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.