Cómo hacer una trampa para avispa

Avispa

Todo insecto tiene su lugar en el ecosistema, incluso en el jardín. Pero sí que es verdad que a veces hacen sus nidos demasiado cerca de casa, y si hay alguien que resulte alérgico, puede suponer un problema. Por este motivo, te vamos a enseñar a hacer una trampa para avispas, de manera que tu familia y tú podáis estar tranquilos. Esta trampa no daña al medioambiente, y mantendrán la población de avispas controlada.

Aunque si lo que quieres es mantenerlas alejadas, también te diremos lo que tienes que hacer para conseguirlo.

Busca un panal o nido de avispas

nido o panal de avispas

Lo primero que hay que hacer es ver si hay algún panal de avispas, ya que así sabremos más o menos si hay muchas o no. Evidentemente, si hemos visto algunas en el jardín es porque su nido no andará muy lejos, pero cabe la posibilidad de que sólo haya estado de paso y que, por lo tanto, sólo sea necesario poner una o dos trampas en algunos puntos.

Los panales, si los hay, los encontrarán en las ramas de los árboles altos, sobretodo si dan mucha sombra. Tienen forma de saco, de color marrón claro o marrón amarillento. Es muy posible que veas algunas avispas en saliendo o entrando de/en él, puesto que son insectos que se mantienen activos durante el día.

Cómo hacer una trampa para matar avispas

recipientes para al trampa de avispas

Para hacer trampas para avispas de manera fácil y rápido necesitarás lo siguiente:

  • Una botella de plástico vacía, del tamaño que desees.
  • Tijeras, como las que se usan para coser.
  • Cuerda o cinta adhesiva.
  • Comida o líquidos para atraer a las avispas: azúcar, vinagre, carne, cerveza, o refrescos.
  • Aceite de cocina.

Ahora que ya lo tenemos todo, es momento de hacerla. ¿Cómo? Así:

Primer paso – Corta la botella

Botella cortada

Con las tijeras, hay que cortar la botella por donde empieza a estrecharse, es decir, por el cuello. Quítale el tapón.

Segundo paso – Coloca el cuello en la botella e introduce la comida

Botella con azúcar

Para que la trampa vaya tomando forma, hay que introducir la comida en la trampa, teniendo cuidado de que no alcance el pico de la botella (es decir, donde estaba antes el tapón que quitamos en el paso anterior). Después, hay que darle la vuelta al cuello, e introducirlo en la botella.

Tercer paso – Unir ambas partes

Trampa para avispas

Ahora quedará unir ambas partes con cinta adhesiva, aunque si lo prefieres puedes hacer dos agujeros a ambos lados, y pasar una cuerda para colgar la trampa para avispas. Si optas por hacer esto último, te recomiendo que introduzcas un poco el cuello de la botella para que no quede ningún hueco libre por donde pudieran salir las avispas.

Como opción, antes de introducirlo puedes untarlo de aceite de cocina, por la parte que va a ir dentro de la trampa. Así por mucho que intenten salir, no podrán.

Cuarto paso – Vaciar la trampa de vez en cuando

La trampa hay que vaciarla periódicamente, pero teniendo mucho cuidado. Nos tenemos que asegurar de que están muertas antes de quitar el cuello, ya que de lo contrario nos podríamos arriesgar a que nos piquen. Para evitarlo, puedes echar agua con jabón hirviendo en la trampa. Después, tíralas al contenedor de basura, puesto que si las dejases por el jardín, los químicos que desprenden sus cadáveres podrían alertar a la colonia, la cual no tardaría en presentarse.

Cómo alejar a las avispas

Flor con avispa

Pero si lo que quieres es, simplemente, alejar a las avispas sin matarlas, son muchas las cosas que se pueden hacer, como por ejemplo:

No dejes comidas ni bebidas fuera

Esto es muy importante: si no se deja ningún tipo de comida -incluyendo la de nuestro perro o gato- ni bebida, especialmente si tiene un alto contenido en azúcar y en proteínas, las probabilidades de que las avispas lleguen son muy bajas, prácticamente nulas.

Mantén los contenedores de basura cerrados

Es cierto que las avispas normalmente se comportan como cazadoras, pero si ven que en el contenedor de basura hay algo que les pueda interesar, no dudarán en ir a buscarlo.

Cuelga bolsas de papel marrón

Es una manera muy fácil de engañarlas. Cuelga algunas bolsas de papel marrón arrugadas en distintos lugares del jardín, y ya verás como no se acerca ni una. ¿Por qué? Porque son unos insectos muy territoriales, y no harán el nido donde otra ya lo ha hecho, sólo que en este caso no se trata de nidos, sino de bolsas 🙂 .

No te vistas con colores brillantes

Los colores brillantes, así como las flores de colores vivos, atraen a las avispas. Teniendo esto en cuenta, también es muy recomendable evitar poner plantas que tengan flores llamativas, como las gazania, las dimorfoteca, o los hibiscus por ejemplo.

El pepino, tu aliado

Pepino

Si tienes planeado hacer un picnic o disfrutar de una comida con tu familia o amigos en el jardín, pon algunas rodajas de pepino. Así las avispas se quedarán muy lejos de vosotros, y podréis pasar el día sin tener que preocuparos por nada.

Las avispas son unos insectos que pueden ocasionar algún que otro problema al humano, por lo que es recomendable, al menos, mantenerlas un poco alejadas, especialmente si somos alérgicos.

¿Qué te ha parecido este artículo? ¿Te ha sido de interés?

¿Te gusta la jardinería? Esto no te puede faltar
Tanto si te estás aficionando en el mundo de la jardinería como si eres un experto, no te puede faltar nada de esto:
Kit de accesoriosHerramientasSemillas

Categorías

Jardinería

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *