Zamioculca negra (Zamioculca zamiifolia cv Black Raven)

La zamioculca negra es una planta

Imagen – Wikimedia/Krzysztof Ziarnek, Kenraiz

Es posible que alguna vez visitando un vivero hayas visto la zamioculca común (o planta ZZ como a veces se le llama), que tiene hojas de color verde. Es muy bonita y fácil de cuidar, pero… ¿sabías que existe un cultivar de hojas de color verde muy oscuro que parece casi negro?

Su nombre científico completo es Zamioculcas zamiifolia cv Black Raven, aunque en tiendas especializadas la venden como zamioculca raven o zamioculca negra. ¿Te gustaría conocer sus cuidados?

¿Cuáles son las características de la zamioculca negra?

En realidad, la única diferencia que hay entre la zamioculca verde, es decir, la típica, y nuestra protagonista es el color de sus hojas y tallos, que son mucho más oscuros. Por lo demás, hablamos de una planta rizomatosa, suculenta, que alcanza una altura aproximada de 50 centímetros por lo que es posible cultivarla en maceta.

Muy interesante para principiantes, puesto que resiste muy bien la sequía, así que si en algún momento te olvidas de regarla no le va a pasar nada (siempre que sean olvidos puntuales: no tenemos que llegar al extremo de ver cómo la tierra se agrieta de lo seca que está).

La flor es muy rara de ver, pero has de saber que más que una flor única en realidad es una inflorescencia con forma de jarrón pequeño de color blanco.

Todas las partes de esta planta son tóxicas si se ingieren, por lo que no se debe poner al alcance de los niños ni de los animales domésticos.

¿Cómo se cuida?

La zamioculca negra es exótica

Imagen – plantingman.com

En España, así como en otros países donde el clima es templado, se suele utilizar como planta de interior, ya que no resiste el frío. Sin embargo, si tenemos un patio, balcón o terraza donde no da el sol de forma directa, podemos aprovechar la primavera y sobre todo el verano para tenerla ahí.

Por eso, vamos a explicarte cómo se cuida tanto dentro como fuera de casa para que sepas bien cómo mantenerla con un estado de salud estupendo:

Ubicación

  • Si va a estar dentro de casa, la pondremos en un lugar en el que haya mucha claridad, pero a cierta distancia de las ventanas. Esto es muy importante, porque si la pusiéramos justo delante de estas, las hojas se quemarían. Por eso, lo mejor es ponerlas o bien debajo del cristal, o bien en otra zona de la habitación. Asimismo, hay que procurar que no esté expuesta a las corrientes de aire, como las generadas por ventiladores, aire acondicionado, etc., pues de lo contrario también lo pasaría mal: sus hojas se secarían y terminarían cayendo.
  • Si va a estar fuera, lo que haremos será ponerla en semisombra, en una zona donde haya mucha claridad pero no sol directo. La zamioculca negra es algo más sensible a la luz directa del astro rey que la de hojas verdes, precisamente porque tiene menos clorofila que es el pigmento que le da el color verde a las plantas y que además interviene en la fotosíntesis. Por eso es muy importante tener mucho cuidado con dejarla en un lugar en el que los rayos solares llegan de forma directa, aunque sea solo por un momento, pues la planta se quemaría.

Riego

Regaremos a la zamioculca negra de vez en cuando. Puede estar unos días sin agua, ya que resiste la sequía, así que solo la regaremos cuando la tierra se haya secado. Esto lo podemos saber fácilmente si cogemos la maceta y notamos que pesa poco: cuando la tierra húmeda pesa mucho más que cuando esta seca, así que esta diferencia de peso servirá para saber cuándo tenemos que volver a rehidratarla.

Pero si quieres saber, más o menos, cuántas veces por semana debes hacerlo, serán suficientes con una o dos en verano, y menos el resto del año.

Tierra

Es una planta que crece en suelos bien drenados, que no se encharquen con facilidad. Por eso, si va a estar en maceta, aconsejamos mezclar turba con perlita a partes iguales, o bien conseguir un sustrato de alta calidad como el universal de Flower o Westland.

Y si queremos tenerla en jardín, es importante que se plante en una tierra ligera. En caso de que no lo sea, tendremos que hacer un agujero de plantación de más o menos medio metro de ancho y profundo, y llenarlo con algún sustrato que acabamos de mencionar.

Abonado

La zamioculca negra es tropical

Imagen – Wikimedia/Krzysztof Ziarnek, Kenraiz

La zamioculca negra se debe abonar ocasionalmente, en primavera y sobre todo en verano con un fertilizante líquido para plantas verdes como este siguiendo las indicaciones de uso.

Trasplante

Se ha de cambiar de maceta cada 2 o 3 primaveras, y plantarla en el jardín también en esa estación solo si el clima es cálido y no se registran heladas nunca.

Rusticidad

Al ser una planta tropical, no soporta el frío. Por eso, se debe de tener en interior si las temperaturas bajan de los 5ºC.

¿Dónde comprar?

¿Qué te ha parecido?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.