Alhelí, la flor que más alegra la primavera

El alhelí es una de esas plantas que pueden encontrarse a la venta en cualquier vivero, tienda de jardinería e incluso por Internet en prácticamente cualquier época del año. ¿Por qué? Bueno, no hay una única respuesta: es muy fácil de cuidar, resiste el frío, se multiplica fácilmente por semillas, y además es muy decorativa.

Tanto si está en maceta como en el jardín, seguro que te va a dar muchas alegrías. De todas maneras, si tienes dudas sobre cómo debes de cuidarlo, no dejes de leer. 🙂

Origen y características

Imagen – Wikimedia/David J. Stang

Nuestro protagonista es una planta herbácea perenne -rara vez anual- originario del sur de Europa, concretamente desde el archipiélago balear hasta Yugoslavia. Su nombre científico es Matthiola incana, y popularmente se le conoce como alelí, alhelí, alhelí de invierno, jazmín cenicero, violeta blanca o violeta púrpurea. Desarrolla tallos erguidos, bastante ramificados, que alcanzan una altura comprendida entre los 20 y los 80cm. De ellos brotan hojas enteras y lanceoladas con un pecíolo corto.

Las flores, que aparecen en primavera (desde abril hasta junio en el hemisferio norte), pueden ser simples o dobles, de colores que van del rosa, al azul, pasando por el blanco y el rojo. Las semillas miden 2-3mm y tienen un ala de color blanquecino.

¿Cómo se cuida?

Si quieres hacerte con un ejemplar, te recomendamos proporcionarle los siguientes cuidados:

Ubicación

Para que tu alhelí pueda estar bien, es necesario que se coloque en el exterior, en una exposición soleada.

Tierra

  • Maceta: no es necesario complicarse mucho. Con el sustrato universal que venden ya preparado en cualquier vivero o aquí es más que suficiente.
  • Jardín: es indiferente, pero enraizará mejor -y, por lo tanto, tendrá un mejor desarrollo- si la tierra es fértil y tiene buen drenaje.

Riego

La frecuencia de riego dependerá de la estación del año en la que nos encontremos así como del clima que haya en la zona. Pero para tener una guía debes saber que tienes que regar más seguido durante los meses en los que no llueva mucho o nada, y menos en temporada de lluvias.

Pero… ¿cada cuánto? Más o menos, unas 3-4 veces por semana en verano y algo menos el resto del año. Si lo tienes plantado en una maceta con un plato debajo, acuérdate, sobretodo en otoño e invierno, de quitarle el agua que haya sobrado a los diez minutos de haber regado ya que de lo contrario su sistema radicular se pudriría.

Abonado

Durante toda la temporada de crecimiento, es decir, desde comienzos de primavera hasta finales del verano, es muy recomendable abonarlo con un abono líquido, como este de aquí, siguiendo las indicaciones especificadas en el envase del producto.

Época de plantación o trasplante

Puedes plantar tu alhelí en el jardín o pasarlo a una maceta mayor en primavera, en cuanto el riesgo de heladas haya pasado.

Plagas

Puede verse afectado por las siguientes plagas:

  • Pulgones: son insectos muy pequeños que miden unos 0,5cm de color verde, amarillo o marrón. Se posan en las hojas más tiernas y en las flores, desde donde se alimentan. Para controlarlos lo ideal es colocar trampas adhesivas de color amarillo (puedes comprarlas aquí) cerca de la planta.
  • Larvas de Plutella maculipennis: excavan galerías en las hojas y poco a poco van atacando todo el ejemplar. Se combaten con insecticidas específicos, como este.
  • Oruga de Pieris brassicae: la oruga de la col se come las hojas. Se puede combatir con el insecticida recomendado arriba.
  • Chinches de las crucíferas: pican las hojas. Se combaten con insecticidas específicos.

Enfermedades

Puede verse afectada por las siguientes:

  • Hernia de las raíces: es un hongo que forma tumores alargados en el sistema radicular de las plantas, haciendo que amarilleen, se debiliten y finalmente mueran a causa del ataque de otros microorganismos. No existe tratamiento: hay que arrancar y quemar el ejemplar, además de desinfectar el suelo, por ejemplo mediante la solarización, antes de volver a plantar otro.
  • Botritis: es un hongo que se manifiesta por la aparición de un polvo grisáceo en las hojas. Se combate con fungicidas como el zineb.
  • Mildiu: es un hongo que provoca la aparición de manchas de color amarillo que se vuelven marrones en el envés de las hojas. Con el tiempo, en ambientes húmedos, se forma un moho blanco. Se combate con fungicidas.
  • Virosis: son virus que provocan la aparición de mosaicos en las hojas. No existe cura.

Multiplicación

El alhelí se multiplica por semillas en primavera-verano. Para ello, hay que proceder de la siguiente manera:

  1. Lo primero que hay que hacer es rellenar una maceta de unos 10,5cm de diámetro con sustrato de cultivo universal.
  2. Después, se colocan un máximo de 3 semillas en el recipiente, lo más separadas entre sí que puedan estar, y se cubren con una fina capa de sustrato.
  3. Finalmente, se riega y se coloca la maceta en el exterior, a pleno sol o en semisombra.

Las primeras germinarán en unos 7-14 días.

Rusticidad

Soporta el frío y las heladas de hasta los -4ºC sin sufrir daños.

¿Cuál es el significado de la flor de alhelí?

Son muchas las flores que, dependiendo de su color, tienen un significado único. El alhelí no podía ser menos: si la flor es amarilla, simboliza la fidelidad; si es blanca, la paz y la simplicidad; y si es púrpura representa la belleza permanente.

¿Qué te ha parecido el alhelí? ¿Tienes en tu jardín o patio?

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Categorías

Flores

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *