Errores más comunes en el cultivo del árbol flamboyan

El flamboyan es un árbol tropical

No hay duda de que el flamboyan es un árbol muy apreciado por los amantes de las plantas. Crece relativamente rápido, hasta el punto de que puede florecer a partir de los 4 o 5 años de edad si el clima se lo permite. Sin embargo, si reúno las preguntas que nos habéis hecho a través del blog y las que se formulan en Google, pienso que hace falta un artículo en el que se hable de los errores que se suelen cometer a la hora de cultivarlo.

Y es que aunque, realmente, no tiene por qué salir nada mal, lo cierto es que el árbol flamboyan no es una planta todo terreno; es decir, tiene sus puntos débiles que conviene conocer para que no surjan problemas. Por eso, voy a responder a las preguntas que más nos soléis hacer, y de paso haré un repaso de todo lo que hay que saber para tener éxito con esta planta.

Dejarlo en el exterior en invierno si hay heladas

Las hojas del flamboyan son verdes

Imagen – Wikimedia/Krzysztof Golik

Uno de los errores más comunes es dejarlo en el exterior cuando se vive en una zona donde hay heladas. Cuando el tiempo empieza a refrescar, se debe de meter en casa para que no sufra daños; de lo contrario, no solo va a perder las hojas, sino que también podría no sobrevivir.

Por eso, también es muy recomendable echarle una o dos cucharadas de nitrofoska (las bolitas azules), una vez cada 15 días. Así estará mejor.

¿Qué temperatura resiste el flamboyán?

El flamboyan no debe de estar fuera si la temperatura baja de los 0 grados. En el caso de que en tu zona haya alguna helada débil y puntual, de hasta los -2ºC, podrías intentar aclimatarlo a partir de su tercer año de vida, poniéndolo en una zona muy resguardada del viento.

Por propia experiencia cultivando otras plantas también tropicales y subtropicales en el sur de Mallorca, puedo afirmar que a menudo hace más daño el viento frío que la helada en sí misma. Por eso, considero que es más importante protegerlo de las corrientes de aire, poniéndolo en una esquina y/o en una zona rodeado de plantas que le sirvan de cortavientos.

No cambiarlo de maceta o no plantarlo en el suelo cuando es necesario

Lo ideal es que esté en el suelo desde que es joven, siempre y cuando el clima sea cálido durante todo el año; en caso contrario, lo más recomendable será tenerlo en maceta y trasplantarlo cada 2 o 3 años a otra más grande.

Ahora bien, si se opta por plantarlo en el jardín, hay que buscarle una zona soleada, ya que así podrá crecer adecuadamente.

¿Dónde plantar flamboyán?

Se debe poner lejos de tuberías y pavimentos blandos, así como de otros árboles grandes. Y es que las raíces del flamboyan son invasivas y superficiales, por lo que es muy importante tener esto en cuenta a la hora de elegirle un sitio.

Por otro lado, si va a estar en maceta, esta debe tener orificios de drenaje, y ser más o menos igual de alta que de ancha, para que su sistema radicular pueda desarrollarse bien. Asimismo, se llenará con tierra ligera, como por ejemplo lo es el sustrato universal de la marca Flower o BioBizz que puedes adquirir pinchando en los enlaces.

¿Cuántos años vive un flamboyán?

El árbol flamboyan es una planta de crecimiento rápido que florece a temprana edad. Al igual que otras especies con estas características, su esperanza de vida es relativamente corta.

Por lo general, puede vivir 60 años; sin embargo, esto va a depender mucho de las condiciones de cultivo, del clima, y de cómo se recupere de las plagas y enfermedades.

Regar mucho o poco

El flamboyan produce muchas semillas

El flamboyan es un árbol que no soporta mucho la sequía, y menos durante el verano. Por ello, tenemos que procurar que no le falte agua, regándolo de vez en cuando. Pero, ¿cuántas veces por semana hay que regarlo?

Lo cierto es que depende del clima que haya en la zona: cuanto más seco y cálido, más habrá que hacerlo, ya que la tierra se seca más rápido. Yo por ejemplo tengo que regarlo hasta 3 veces por semana en verano, y 1-2 veces por semana el resto del año, puesto que los meses de sequía coinciden con la temporada veraniega.

Ahora bien, ¿cómo saber si estamos regando mucho o poco? Fijándonos en los síntomas que tiene:

  • Síntomas de exceso de riego: las hojas amarillean rápido y se caen, empezando por las más viejas (inferiores); la tierra se verá húmeda y puede crecer verdina o moho; si está en maceta, notaremos que pesa bastante.
  • Síntomas de falta de riego: las hojas más nuevas se secarán y caerán; la tierra se verá y se notará seca; y en casos graves, podría haber plagas (cochinillas suele ser lo más común).

¿Cómo recuperarlo? En el primer caso, lo que haremos será suspender los riegos y aplicarle fungicida polivalente (puedes comprarlo aquí) para que los hongos no lo dañen. Si está en una maceta sin agujeros o le tenemos puesto un plato debajo, tenemos que cambiarlo a otra que sí tenga orificios en su base, y/o escurrir el plato cada vez que reguemos, de lo contrario las raíces se pudrirán.

Y si lo que le ocurre es que está pasando sed, simplemente tendremos que regarlo. Si está en maceta, la meteremos en un recipiente con agua durante media hora más o menos, y a partir de entonces regaremos con más frecuencia.

Olvidarse de abonar al árbol flamboyán en primavera y verano

Especialmente si el clima es templado, interesa que crezca todo lo que sea posible para que llegue fuerte al invierno. Por eso, es muy importante abonarlo mientas dure el buen tiempo, ya que es cuando está creciendo. Pero, ¿qué usar? Abonos de eficacia rápida, por supuesto.

Por ejemplo, el guano es un abono natural muy popular, pero también se pueden utilizar fertilizantes para plantas verdes o plantas con flor. Pero en cualquier caso, hay que seguir las instrucciones de uso para que no surjan problemas.

¿Cuándo florecen los flamboyán?

Las semillas de flamboyan se siembran en primavera

Imagen – Flickr/Scott Zona

Para disfrutar de la belleza de sus flores, hay que esperar a que cumpla un mínimo de 4 o 5 años, aunque puede tardar hasta 10 años en florecer por primera vez. Si el clima es el adecuado y está plantado en el suelo, no debería tardar mucho en producir sus preciosas flores; sin embargo, si es templado y/o no se siente completamente a gusto, tardará más.

De hecho, si se tiene en maceta será difícil que florezca, y lo mismo ocurrirá si se trabaja como bonsai. No es que sea difícil que lo haga, pero sí tendremos que tener más paciencia y abonarlo regularmente para que tenga los nutrientes necesarios para que se produzca la floración.

Espero que estos consejos te sean de utilidad para saber cómo cuidar de tu árbol flamboyan.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)