Cómo colocar plantas en el salón

Colocar plantas en el salón tiene algunos truquitos para que queden bien

A la hora de decorar nuestro salón con plantas, no siempre resulta fácil escoger los sitios idóneos para ellas. ¿Cuál es el truco para que queden bien entre tanto mueble? ¿Qué podemos hacer para darles o restarles importancia visual? Para conseguir que el verde de los vegetales quede realmente espectacular en nuestro hogar, es importante que sepamos cómo colocar plantas en el salón.

Obviamente, la cantidad y el tipo de vegetales que vayamos a utilizar dependerá del espacio que tengamos disponible y del dinero que nos podamos gastar. El objetivo de este artículo es daros algunas ideas sobre cómo colocar plantas en el salón, de las cuales podréis escoger las que más os gusten, mezclarlas o adaptarlas como mejor os parezca.

Trucos y consejos sobre cómo colocar plantas en el salón

A la hora de colocar plantas en el salón es importante el tamaño de las mismas

Como ya hemos mencionado anteriormente, es importante que tengáis en cuenta el espacio del que disponéis y del dinero que os queráis gastar. Generalmente, las plantas grandes suelen ser bastante más caras que las pequeñas, y nos hará falta un salón lo bastante amplio como para poder colocarlas sin que estorben. Resulta de suma importancia que los vegetales y las macetas cuenten con su propio espacio y no nos dificulten desplazarnos en la habitación, ya que en vez de quedar bonito, resultará molesto y dará un sensación claustrofóbica.

Además, debemos tener en cuenta que no todas las plantas son aptas para interiores. Si queréis saber cuáles podéis cultivar dentro de casa y que aguanten mucho tiempo, podéis echarle un vistazo a nuestro artículo sobre plantas de interior duraderas.

1. Ubicación de las plantas grandes

Comencemos hablando sobre la ubicación de los vegetales de gran tamaño. Sobre todo en estos casos es de suma importancia saber cómo colocar plantas en el salón, ya que podrían acabar dificultando la movilidad en la sala. Precisamente por esto, un lugar ideal para ellas son las esquinas de la habitación. Esto no es buena idea sólo por la ubicación, si no porque así también tapamos un poco de pared, puesto que en las esquinas no solemos poner cuadros y quedan bastante «desnudas». Con una palmera grande de interior, por ejemplo, solucionamos este problemilla.

Otra ubicación idónea para plantas grandes es a cada lado de la estantería o del mueble del televisor. Si ambos vegetales son de la misma especie y se encuentran en la misma maceta, le damos un toque muy harmonioso al salón gracias a la simetría. También pueden quedar muy bien detrás del sofá, así quedan en un segundo plano pero otorgándole algo de naturalidad y verde a la habitación, o ubicadas entre dos sofás o entre el sofá y el sillón, que generalmente se colocan haciendo esquina. En el caso de que tengamos algún rincón de lectura, es el sitio ideal para poner una planta grande.

También podemos utilizar los vegetales altos para zonificar. Con ellos podemos conseguir separar ambientes, como por ejemplo la zona del comedor, o el comedor de la cocina si está todo en la misma habitación. Si tenemos un rincón de lectura, lo mismo: Una planta bien grande lo apartará un poco del resto de la sala.

2. Plantas sobre muebles

Las macetas son muy importantes a la hora de colocar plantas en el salón

A la hora de averiguar cómo colocar plantas en el salón, no podemos obviar su ubicación en los muebles. No todos los vegetales tienen que ir en macetas en el suelo, los más pequeños también quedarán genial en la estantería entre libros y objetos, encima del alféizar, del aparador o de mobiliario bajo, etc. Una planta genial para ello sería, por ejemplo, el poto, entre muchas otras. En el caso de que dispongamos de una chimenea decorativa, colocando hiedra encima quedará preciosa. Siguiendo esta misma idea, alguna enredadera sobre la consola logrará maravillas visuales, sobre todo si intercalamos sus hojas con objetos que tengamos ahí colocados.

Incluso podemos colocar unos bonitos centros de mesa en el comedor o en la mesilla. Le darán un toque muy cálido y cuidado al salón. También una maceta con alguna planta pequeñita en la mesilla auxiliar puede quedar realmente espectacular. Eso sí, debemos ser prácticos y procurar que los vegetales que coloquemos no ocupen todo el espacio de las mesas. Además, al menos en el caso del comedor, es importante que el centro de mesa que escojamos no sea demasiado alto para no entorpecer la conversación con otras personas. También es de suma importancia escoger bien las macetas, deben ir acorde con el estilo del resto de la habitación.

3. Plantas colgantes

¿Quién dice que todas las plantas tienen que estar en una maceta en el suelo o encima de un mueble? Existe una alternativa muy ingeniosa que queda realmente bien: Las macetas colgantes. Lo más recomendable es ubicarlas en zonas donde las paredes no tengan nada, así llenamos ese vacío con unos bonitos vegetales. Generalmente suelen ser esquinas y rincones. También suelen quedar muy bien colgando encima de una mesa. Las coloquemos donde las coloquemos, es imprescindible que la altura sea la adecuada para no darnos un golpe con la cabeza sin querer, y que cuidemos la longitud de las plantas para que no acaben estorbándonos.

La cinta es una hierba perenne
Artículo relacionado:
Plantas colgantes de interior

5. Selección de las macetas

Por último pero no menos importante nos queda por comentar la selección de las macetas. Las plantas son muy bonitas, pero acompañadas del recipiente adecuado quedan preciosas. Obviamente, esta selección dependerá principalmente de nuestros gustos y del estilo que tenga nuestra salón, como por ejemplo rústico o moderno. En este sentido, lo mejor que podemos hacer es escoger materiales y colores a juego.

En el caso del estilo moderno, colores lisos y formas geométricas suelen encajar bastante bien. Si el estilo es más bien rústico, podemos optar por colores y materiales naturales como la madera o el mimbre. De hecho, colocar las macetas en cestas de mimbre suele quedar muy bien. Incluso podemos crear macetas personalizadas si nos gustan las manualidades, ya sea pintándolas o decorándolas con figuritas, telas y piedras. En este caso podemos dejar fluir nuestra imaginación.

Como podéis ver, existen muchísimas posibilidades para colocar plantas en el salón. Cómo decidáis hacerlo ya depende de vuestro espacio y gusto.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.