¿Cómo plantar esquejes de alcachofa?

Los esquejes de alcachofa son fáciles de plantar

¿Os gustan las alcachofas? Si es así y tenéis un huertecito donde plantarlas, os recomiendo que aprendáis a reproducirlas. Uno de los métodos más recomendables por su rápida y sencilla técnica es la multiplicación por esquejes. Este tipo de reproducción es uno de los más utilizados en la agricultura, pues se puede aplicar a muchas especies vegetales diferentes. Pero en este artículo queremos explicaros cómo plantar esquejes de alcachofa.

Comentaremos brevemente cómo se puede reproducir este vegetal y después explicaremos cómo hacerlo mediante esquejes y cuándo es la mejor época para llevar a cabo esta tarea. ¡Así que no dudéis en seguir leyendo si queréis multiplicar vuestra planta de alcachofa! Ya veréis como es algo muy sencillo pero eficaz.

¿Cómo reproducir alcachofa?

La mejor manera de reproducir alcachofas es mediante esquejes

A la hora de multiplicar la alcachofa en nuestro huerto, podemos comprar nuevas plántulas en una tienda de jardinería o directamente en un vivero, o bien recurrir a la planta que ya tenemos para conseguir más de estos vegetales. En este segundo caso, existen diferentes métodos que podemos emplear para reproducir la alcachofa:

  • Multiplicación por semillas: En los últimos años ha aumentado este tipo de multiplicación en el cultivo comercial. El motivo es que han aparecido variedades de alcachofa ideales para multiplicarlas por semillas. Además, se ha mejorado este sistema de cultivo. No obstante, no es es lo más recomendable para aficionados.
  • Multiplicación por hijuelos: Este método es más adecuado para huertos urbanos. Simplemente hay que cortar los hijuelos que aparecen sobre la mata y plantarlos, idealmente en los meses de febrero y marzo.
  • Multiplicación por meristemos: Se trata de una técnica profesional que se utiliza para evitar problemas de sanidad y de degeneración de las plantas. Los ejemplares obtenidos de este método se utilizan normalmente como plantas madre a la hora de multiplicar alcachofas.
  • Multiplicación por esquejes: La multiplicación por esquejes es la que nos interesa en este artículo. Es el método más utilizado por los agricultores profesionales, y también resulta ser muy seguro. Consiste en cortar un trozo de tallo o raíz para plantarlo y que crezca una nueva planta. Esta técnica es la más recomendable para aficionados a la jardinería, ya que es muy sencilla. A continuación la comentamos más en detalle.

Cómo plantar esquejes de alcachofa paso a paso

A la hora de plantar esquejes de alcachofa es recomendable utilizar enraizantes

Una vez que tengamos claro que queremos reproducir nuestra planta de alcachofa mediante esquejes, toca ponerse manos a la obra. Veamos paso a paso cómo hacerlo:

  1. Cortar los esquejes: Para conseguir un esqueje debemos cortar un trozo de la planta madre, ya sea del tallo o del rizoma. Es importante que este trocito contenga al menos una yema, aunque es preferible que sean dos o tres.
  2. Impregnar las base de los esquejes con enraizantes (opcional): Si bien es cierto que no es imprescindible el uso de enraizantes, sí que es altamente aconsejable. Impregnando la base de los esquejes con hormonas líquidas, favoreceremos el enraizamiento de los mismos.
  3. Plantar los esquejes: Una vez hayamos obtenido los esquejes, toca plantarlos en tierra, nada de meterlos primero en agua como sí se hace con otras plantas. Lo más recomendable es colocarlos primero en un semillero, así podremos resguardarlos en caso de que se dieran alteraciones climatológicas importantes. Cuando la plántula alcance cierto tamaño, se puede trasplantar con cuidado al huerto.
  4. Regar: Por último queda el riego. Es importante que el sustrato se mantenga húmedo, pero sin llegar a encharcarlo.

Está chupado, ¿verdad? Pero antes de que empecéis con esta tarea, mejor destacamos un par de cosas. Para que los esquejes de alcachofa se puedan desarrollar correctamente, lo más recomendables es preparar un sustrato bien aireado y que sea rico en humus y en materia orgánica. Lo ideal es añadir un poco de arena gruesa para que sea más poroso y algo de compost para que se mantenga mejor la humedad.

Por lo general, las alcachofas no necesitan unas fertilizaciones excesivas. De hecho, los abonos de compost maduro ya son suficientes, y debemos evitar a toda costa el guano y el estiércol, ya que no les gustan nada. Si bien es cierto que esta planta se adapta generalmente bien a diversos tipos de suelo, los esquejes se deben plantar en suelos bien drenados, sueltos y profundos. Cabe decir que los suelos arcillosos no les convienen nada.

Algunas investigaciones y estudios de horticultores aconsejan utilizar tratamientos con enraizantes para conseguir un correcto desarrollo de los esquejes de alcachofa. Si los tratamos con reguladores de crecimiento que sean del tipo auxina, conseguiremos aumentar considerablemente el porcentaje de éxito en cuanto a la formación de raíces. Además, se acelera la creación de raíces y aumenta su calidad. El uso de esta ayudita es muy sencillo: Antes de plantar los esquejes en el sustrato debemos impregnar la base con el enraizante. Eso sí, cuidado a la hora de manipular estos productos y no ingerirlos accidentalmente.

Canela, un buen enraizador para tus plantas
Artículo relacionado:
Los mejores enraizantes caseros para tus esquejes

Generalmente, los materiales químicos sintéticos que suelen dar mejores resultados a la hora de estimular la formación de las raíces son los ácidos ANA (naftalén acético) e IBA (indolbutírico). En una amplia gama de concentraciones, estos dos productos no resultan tóxicos y son muy eficaces.

¿Cuándo se plantan los esquejes de alcachofas?

Ahora que ya sabemos cómo plantar esquejes de alcachofa, debemos tener en cuenta cuándo hacerlo. La mejor época para llevar a cabo esta tarea es en primavera y en verano. En zonas frías, lo más recomendable es hacer la plantación entre abril y marzo, mientras que en zonas más cálidas se debe hacer entre los meses de julio y septiembre. No obstante, gracias a los avances científicos y a las técnicas modernas, la reproducción mediante esquejes se puede hacer en cualquier momento del año, siempre y cuando propiciemos unas condiciones ambientales favorables para las plantas.

Como podéis ver, plantar esquejes de alcachofa es una tarea muy sencilla que podemos hacer en nuestro huerto sin ningún problema. Eso sí, debemos brindarle los cuidados necesarios para que podamos cosechar sus deliciosos frutos. Si no estáis del todo seguros sobre las necesidades que tiene este vegetal, aquí tenéis una guía de cultivo.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.