¿Cuándo florecen las orquídeas?

Las orquídeas son plantas tropicales

Las orquídeas son unas de las plantas más curiosas, elegantes y bonitas del mundo. Para muchos, son las que producen flores de más alto valor ornamental, y desde luego, motivos para pensar eso no les falta: las formas que adoptan y los colores hacen que sea muy difícil ignorarlas.

Sin embargo, hay una pregunta que muchos nos hacemos cuando las adquirimos y es: ¿cuándo florecen las orquídeas? Cuando las vemos en los viveros están con sus flores, sanas y preciosas, pero al poco de llegar a casa se marchitan… y no volverán a salir de nuevas hasta… ¿cuándo?

Cosas que has de saber sobre las características de las orquídeas

Las orquídeas florecen en primavera

Las orquídeas son plantas que pertenecen a la familia botánica Orchidaceae, la cual está formada por unas 25 o 30 mil especies (aún no está claro cuántas hay), y unos 60 mil híbridos y variedades que han sido producidas por los floricultores a lo largo de los años. Es, sin duda alguna, la familia de plantas más grande del mundo. Muchas de ellas son originarias de la zona intertropical, si bien podemos encontrarlas en cualquier parte del mundo excepto en los polos y en los desiertos.

Pero las que se venden son, por lo general, originarias de las selvas tropicales lluviosas, o híbridos de especies que viven allí. En esos lugares la temperatura se mantiene estable siempre por encima de los 18ºC, y la humedad relativa es alta, superior al 60%. Y claro, en nuestras viviendas no suelen encontrar estas mismas condiciones de vida.

La temperatura puede que sea la adecuada, pero la humedad relativa en cambio no. Además, hay ventilación pero es escasa, a menos que tengamos las ventanas abiertas; y aún así, puede ser demasiado intensa para las orquídeas. Si optamos por colocarlas en zonas de paso, es probable que las hojas se sequen por el constante roce. De las flores ni hablemos: si las plantas no reciben los cuidados que necesitan, o no florecerán o les costará mucho hacerlo.

Dicho esto…

¿Cuándo florecen estas plantas?

Al contrario de lo que se suele creer, la gran mayoría de orquídeas ‘puras’ (es decir, las que no son ni híbridos ni cultivares) solo florecen una vez al año, pero las flores pueden permanecer abiertas desde pocas horas hasta más de tres meses, que es lo que ocurre por ejemplo con las Phalaenopsis, que son las más populares, o los Paphiopedilum. Si hablamos de orquídeas híbridas o de cultivares, sí que pueden florecer dos o más veces por año.

¿Cuándo exactamente? Bueno, va a depender de varios factores: temperatura, número de horas de luz, cambios de la humedad ambiental, cantidad de agua disponible… En su hábitat natural en principio lo hacen poco después de la estación ‘seca’ (que no es seca como tal, sino que es el período del año en el que llueve menos), pero cuando se las cultiva en interior lo harán en primavera, en cuanto la temperatura mínima sea de al menos 20ºC.

¿Cómo hacer para que las orquídeas florezcan?

Las orquídeas son plantas originarias de las zonas intertropicales

Si tus orquídeas solo florecieron aquella vez que las compraste y no han vuelto a hacerlo, sigue nuestros consejos para que puedas volver a disfrutar de sus flores:

Ponlas en una habitación con luz

Todas las plantas necesitan luz para florecer. Algunas más que otras, pero si están en interior lo ideal es colocarlas en una habitación luminosa, en la que puedas ver sin problemas durante el día sin necesidad de encender una lámpara.

Y por cierto, ponlas lejos del aire acondicionado, zonas de paso,… en definitiva, de donde puedan recibir corrientes de aire más o menos fuertes.

Ojo: no las pongas junto a la ventana, ya que se quemarían al no gustarles nada recibir luz de forma directa. Si las tienes al lado de la ventana, ve rotando las macetas para evitar que se etiolen, esto es, para evitar que crezcan de manera exagerada y débil en dirección a la luz.

Asegúrate de que la humedad ambiental es alta

Lo hemos comentado antes. La humedad ambiental debe ser alta, de un mínimo de 60%. Para lograrlo la manera más sencilla es colocando vasos con agua alrededor, o pulverizando con agua sin cal o destilada una vez al día en primavera y verano (no lo hagas en otoño-invierno pues de lo contrario sus hojas se pudrirían).

Otra opción es rellenar un tiesto de cerámica con arlita (en venta aquí) o greda volcánica, echarle agua, y luego meter dentro la orquídea con su maceta y con un plato debajo de esta.

¿El tamaño de las macetas es correcto?

Las orquídeas no trasplantan…, ¿o sí? Bueno, depende. Es verdad que su sistema de raíces no requiere de mucho espacio, especialmente si hablamos de especies epífitas (que viven sobre ramas de árboles, como las Phalaenopsis, pero eso no significa que se tengan que tener en mini-macetas.

Por eso, si tus plantas llevan mucho tiempo en la misma, y ves que se les salen las raíces por los agujeros de drenaje, no dudes en trasplantarlas en primavera. Usa macetas de plástico transparente para las epífitas, ya que las raíces necesitan estar algo expuestas pues también realizan la fotosíntesis; para las terrestres puedes usar de colores sin problema.

Artículo relacionado:
¿Cuándo y cómo trasplantar orquídeas?

Controla los riegos

La frecuencia de riego, en general, será alta, especialmente durante el verano. Pero cuidado con el exceso de riego, pues podría ahogar literalmente a las orquídeas. Para evitar esto, lo ideal es observar las raíces:

  • Orquídeas epífitas: como se cultivan en macetas transparentes, te será fácil saber cuándo regarlas pues solo tendrás que ver si siguen verdes o si se han vuelto blancas. En el caso de que estén blancas, tendrás que regar.
  • Orquídeas terrestres: si tienes de las que se cultivan en macetas de colores, deberás de comprobar la humedad de la tierra antes de regar, ya sea con un palo delgado de madera o, si lo prefieres, pesando la maceta una vez regada y de nuevo al cabo de unos días.

Usa siempre agua de lluvia o sin cal.

Artículo relacionado:
Aprende todo lo que necesitas saber sobre el riego de las orquídeas

Consejo extra: abónalas de vez en cuando

Las orquídeas pueden ser abonadas en primavera y verano con un abono específico para ellas (en venta aquí). Sigue al pie de la letra las indicaciones especificadas en el envase para lograr que tus plantas gocen de buena salud.

¿Qué hacer cuando la orquídea pierde flores?

Las orquídeas son plantas tropicales

Las flores de las orquídeas tienen una esperanza de vida limitada, debido a ello, y para prevenir infecciones, es importante que se vayan cortando a medida que se vayan marchitando con unas tijeras previamente desinfectadas con alcohol de farmacia. De este modo, se verán más bonitas 🙂 .

Artículo relacionado:
Cuidados de las orquídeas tras la floración

Si las orquídeas ya tienen problemas…

Puede ocurrir que las plantas florezcan pero que las flores caigan de forma prematura como consecuencia del exceso de riego y/o de humedad, o por presencia de plagas. ¿Qué hacer?

  • Exceso de riego y/o humedad: en estas situaciones veremos que las hojas se ablandan, que incluso les sale líquido de las mismas. Sus raíces también estarán o de color marrón oscuro o negro, si el caso es realmente grave. Así que lo más aconsejable es sacarlas de las macetas, cortar todo lo que esté muy mal, y volver a plantarlas en unas macetas nuevas con sustrato nuevo. Luego, se les echa hormonas de enraizamiento para estimular la producción de nuevas raíces, y se riega un poco.
  • Plagas: las más comunes son las cochinillas, pero no hay que descartar pulgones ni arañas rojas. Como las orquídeas son plantas relativamente pequeñas, lo que se puede hacer es empapar un bastoncillo de las orejas con un poco de alcohol de farmacia, e ir quitando la plaga. O si quieres, usa tierra de diatomeas (en venta aquí).

Espero que te haya sido de utilidad.

¿Sabes cómo regar las plantas durante el verano?
Apunta nuestros consejos y trucos para poder disfrutar de una estación llena de vida y color
Riego de las plantas durante el verano

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.