Enfermedades del laurel

El laurel es una planta muy fácil de mantener. Yo que tengo uno lo puedo corroborar: ¡se cuida solo! Solo lo regué de vez en cuando el primer año que estuvo en el suelo; después ya… ni eso. Es muy resistente, llegando a soportar una sequía veraniega que más veces de lo deseado empieza a finales de primavera y se prolonga hasta el otoño algunas temporadas. Por todo ello, hablar de las enfermedades del laurel me resulta un tanto extraño.

Pero también es cierto que eso no significa que no tenga o pueda tener; más bien lo contrario: cosas como regarlo en exceso, exponerlo al sol sin estar aclimatado, o tenerlo en una maceta con un sustrato que no es el adecuado lo convierte en una planta muy vulnerable a las infecciones. Así pues, veamos cuáles son los problemas que puede tener y cómo solucionarlos.

Las enfermedades que puede tener este árbol, cultivado a menudo como arbusto grande o arbolito, son las que vamos a ver a continuación:

Bacteriosis

Aunque esté en la primera posición de esta lista, realmente es muy raro que el laurel tenga bacteriosis. Ahora bien, que sea raro no significa que no pueda acabar afectado, por ello es importante decir que si tu planta tiene manchas en las hojas, o los frutos tienen mal aspecto, con heridas, y si además las ramas presentan chancros, es posible que las bacterias Pseudomonas estén perjudicándole.

El tratamiento consiste en podar las partes afectadas, utilizando herramientas que estén desinfectadas y limpias. Asimismo, se ha de tratar con productos que lleven de base cobre, como este que venden aquí, ya que reducen la actividad bacteriana.

Fumagina o negrilla

La fumagina es una enfermedad del laurel

Esta es una enfermedad fúngica muy común en muchas plantas, pero sobre todo en el laurel. Está asociada a unos insectos que casi cada primavera y verano veremos en las hojas si no tomamos medidas a tiempo: las cochinillas. Estas se posan en el envés del follaje, del que se alimentan de la savia. Pero ojo, que también puede acabar enfermo de negrilla si esa plaga es de mosca blanca o de pulgones. ¿Por qué?

Bueno, estos tres insectos secretan una melaza que es la que atrae a los hongos, en particular del género Capnodium. Con el paso de los días las hojas se vuelven negruzcas, ya que se forma una especie de capa sobre ellas. No suele ser una enfermedad grave; es decir, es difícil que vaya a matar al laurel; pero sí que lo afeará bastante.

Por suerte, se puede tratar atacando la plaga. Una vez erradicados los insectos, la enfermedad casi siempre desaparece sola. Así pues, no dudes en tratar con insecticidas anti-cochinillas (en venta aquí), anti-pulgones o anti-mosca blanca (en venta aquí), dependiendo de qué es lo que le esté afectando.

Pudrición de las raíces

La pudrición de la raíz del laurel es un problema muy serio, causado por un exceso de riego, lluvias demasiado frecuentes y/o un suelo con mal drenaje. Hay muchos hongos patógenos que atacan a la raíz, pero sin duda tenemos que destacar a las Phytopthora. Estos entran en el interior de las raíces cuando estas se están debilitando debido a la falta de oxígeno causada por el exceso de agua.

Y claro, más pronto que tarde esta parte, que es esencial para la planta, deja de poder realizar sus funciones. Se vuelve marrón y después muere. Entonces las hojas se volverán de ese color también, y al final tendremos un laurel seco. Por fortuna, se puede evitar.

La manera de conseguirlo es regando solo cuando sea necesario: una vez a la semana, o dos como mucho si está en una maceta. Además, la tierra tiene que tener buen drenaje, puesto que de lo contrario podría tener problemas. Por ello, si está en un recipiente se rellenará con turba mezclada con un 30% de perlita; si se va a poner en el suelo hay que asegurarse antes de que el agua se absorbe rápido, y si no lo hace, se hará en un agujero de 1m x 1m y se rellenará con turba mezclada con perlita a partes iguales.

Viruela

La viruela del laurel la causa el hongo Stigmina carphopila. No es un problema especialmente grave, pero si ves que sus hojas tienen manchas violetas seguramente se trate de esta enfermedad. 

Puedes tratarla con fungicidas que lleven cobre, siguiendo las indicaciones del fabricante. De esta manera, la planta poco a poco irá mejorando.

Xylella fastidiosa

La Xylella fastidiosa puede afectar al laurel

Imagen – Wikimedia/Charles J. Sharp // Este es el insecto que transmite la Xylella, cuyo nombre es Philaenus spumarius.

La Xylella es una bacteria que afecta especialmente a los olivos, aunque se estima que hay unas 300 especies de plantas que también pueden enfermar. Una de ellas es el laurel, y como todas las demás, puede presentar un aspecto tristón, como si le faltase agua. Es decir, veremos que tiene las hojas marrones, secas, y que ha dejado de crecer.

No existe un tratamiento eficaz contra esta enfermedad. Pero por si te sirve de algo, un biólogo que se dedicaba a producir plantas y luego venderlas me explicó en su día que cuando se detectan los primeros síntomas, y una vez que se sabe cierto que tiene Xylella, lo que se puede hacer es cortar la rama o ramas que estén afectadas, ya que así se reduce el riesgo de que toda la planta termine enferma.

Esperamos que te haya sido de utilidad para saber cuáles son las enfermedades del laurel, y lo más importante, cómo tratarlas.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.