Estepa negra (Cistus monspeliensis)

arbusto con flores pequenas y blancas

La estepa negra es una especie de arbusto, una planta que no coge mucha altura y posee unas flores que son muy bonitas de manera ornamental, pero también presenta otro tipo de características, como tener componentes aromáticos importantes, e incluso es utilizada de forma medicinal para distintas afecciones estomacales.

Cuando hablamos de Cistus monspeliensis, nos referimos a una planta arbustiva que pertenece a la familia de las cistácea y dependiendo dónde veamos sus características puede recibir este nombre científico, o las denominaciones de estepa negra, estepa morisca, estepa mosquera, jaguarzo, jaguarzo negro o jara negra entre otros.

Características

arbusto solitario llamado Estepa negra

Entre sus características más generales, podemos decir que esta planta suele llegar a tener cerca de un metro de altura aproximadamente y que es una especie muy tolerante a diferentes tipos de inclemencias del clima, destacándose su desarrollo normal incluso en condiciones de sequía o con los suelos más pobres y escasos de nutrientes.

Un punto a tomar en cuenta es que, si bien puede resistir cierto grado de bajas temperaturas, no es resistente a las heladas. En principio, esta es utilizada como una planta ornamental, pero en la mayoría de los lugares donde la veamos seguramente haya crecido de manera silvestre y es muy utilizada también en diferentes formas como planta medicinal en las disciplinas tradicionales.

La estepa negra es un arbusto siempre verde que tiene como característica una tonalidad de color verde intenso y posee un fuerte aroma balsámico, o también se lo puede interpretar como aroma a ládano.

En sus ejemplares más grandes, esta estepa negra puede llegar a mostrar medidas cercanas a los dos metros, pero estos son casos esenciales, ya que por lo general las verás con una medida cercana al metro de altura.

En lo referente a la forma de sus hojas, estas se presentan alargadas y estrechas, lineares y lanceoladas, que poseen el mismo color verde intenso de toda la planta y en su envés podrás distinguir que se despliegan tres nervaduras, de un color un tanto más pálido que la hoja.

Cuando comienza a finalizar el verano, las hojas comienzan a oscurecerse hasta llegar a tonos marrones oscuros y en algunos casos se volverán completamente negras, debido a las grandes sequías o el calor constante que ha recibido durante esta etapa. Es de esta característica que se presenta en ese momento del año que también se suele conocer a esta planta con el nombre de estepa negra.

Si a esta planta se le reconoce un gran potencial ornamental, esto tiene que ver con sus pequeñas flores, que no suelen superar los tres centímetros de diámetro aproximadamente, que se presentan en unas especies de racimos que son generados por sus cimas. En cada una de estas cimas puede haber entre 2 y 10 flores y estas suelen estar cubiertas por largos pelos.

La flor está compuesta por cinco pétalos que también tienen una cobertura de pelos similar a la de sus cimas y en el centro se ve su yema floral de color totalmente amarillo que le da un aspecto muy colorido y similar a lo que puede ser una flor de girasol.

Sus frutos se presentan en forma de pequeña cápsula, con una apertura de 5 valvas que se encuentran ubicadas en su ápice. Presenta una gran cantidad de semillas, se presenta rugosa en tu textura y tiene la forma de un tetraedro.

Hábitat de la estepa negra

La Cistus monspeliensis puede ser hallada en diferentes hábitats y alturas, que van desde el nivel del mar hasta aproximadamente los 1200 metros de altitud. La variedad de hábitats en los que esta se puede encontrar, responde a su condición de resistir y desarrollarse incluso en los suelos que presentan una menor cantidad de nutrientes.

En referencia a los suelos, para que este arbusto se desarrolle, estos pueden ser tanto básicos, es decir, calizos, como suelos más ácidos, como los de pizarras, lo cual quiere decir que no importa el pH que posea el lugar donde se cultive que esta seguramente crecerá de la mejor manera.

Si se encuentra cerca de terrenos en los que haya otros exponentes de árboles como las encinas o los alcornoques, así como también donde se encuentra sílice en grandes cantidades, esta planta se desarrollará y reproducirá generando grandes campos de estepa negra.

Su cultivo suele ser generalmente ornamental y una de las características que la hace muy común en sectores urbanos es que es muy tolerante a la cal, algo que no es tan común en este tipo de arbustos.

Toda la región mediterránea se puede tomar en cuenta como la zona de crecimiento e influencia de la estepa negra, estando presente en las islas mayores pertenecientes a Baleares, en Madeira y en Canarias.

En la península, podrás ver ejemplares distribuidos por todas las provincias del mediterráneo y Toledo, hasta llegar a Cataluña, pero también es en toda la zona de Andalucía y Sierra Morena donde se detectan grandes densidades de esta.

Fuera de España, se encuentra principalmente en Francia (De Montpelier es que sale precisamente su nombre), pero también en países como Albania, Malta, Argelia, Grecia, Chipre, Turquía e incluso en los Estados Unidos.

Propiedades

Cistus Monspeliensis tambien llamado jara blanca

Como ya te hemos dicho, tiene una característica especial que es la de ser ornamental, pero a esta se le suman otras propiedades, que hace que se utilice tanto de manera aromática como de forma medicinal.

Se conocen en el mundo de la medicina las propiedades antiinflamatorias y antidiarreicas que posee la estepa negra. También se ha llegado a la conclusión de que esta planta contiene flavonoides, de los cuales se considera que actúan de manera antioxidante.

También se le ha dado importancia como un factor para eliminar los radicales libres y como una protección en la división de ADN, pero todo esto se ha tomado en cuenta mediante la utilización de una determinada dosis que no se debe sobrepasar.

Todos estos estudios que dieron con las propiedades antioxidantes de la planta, han hecho llegar a la comunidad científica a la conclusión, de que está indicada como fotoprotectora del tejido cutáneo y también presenta una gran utilidad para tratar todo tipo de afecciones en los seres humanos relacionadas al estrés oxidativo.

En el mundo de la medicina natural, se suelen utilizar extractos de la Cistus monspeliensis para lograr una mejora en afecciones de las vías respiratorias e inconvenientes bucales, así como también se utiliza como un acelerador de la cicatrización, como antiséptico y como una protección contra la aparición de úlceras.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.