¿Es posible tener un eucalipto arcoiris en España?

El eucalipto arcoiris es muy delicado

Imagen – Wikimedia/Paxson Woelber

¿Se puede cultivar un eucalipto arcoiris en España? Cuando vemos a tantos y tantos ejemplares de otras especies de eucalipto crecer sin ningún problema en distintos puntos de la geografía de este país, quizás lleguemos a concluir que no nos será difícil cultivar un Eucalyptus deglupta -que es así como lo llaman los botánicos a nuestro protagonista- en el exterior.

Y bueno, sus necesidades son un tanto especiales, motivo por el que no siempre será una planta fácil de mantener. De hecho, casi podríamos compararlo con la palmera cocotera, la cual está preciosa durante los meses en los que hace buen tiempo, pero luego cuando llegan los primeros fríos se empieza a resentir. Con este eucalipto pasa un poco lo mismo, ya que tanto el cocotero como él necesitan climas parecidos.

¿De dónde es originario el eucalipto arcoiris y qué clima necesita?

El eucalipto arcoiris es tropical

Imagen – Wikimedia/Forest & Kim Starr

Siempre es importante saber de dónde procede una planta para conocer mejor sus necesidades. En el caso del eucalipto arcoiris, hay que decir que habita en los bosques y selvas tropicales de Papúa Nueva Guinea, islas Molucas así como en Célebes, perteneciendo estas dos últimas a Indonesia. En cualquiera de estos lugares, el clima es cálido durante todo el año, húmedo y además llueve con frecuencia.

Esto significa que el Eucalyptus deglupta no conoce el frío porque no ha tenido que adaptarse a él, ya que en su hábitat la temperatura más baja es de unos 10-15ºC. Y como tiene agua siempre a su disposición, tampoco ha tenido que tomar medidas para soportar una sequía.

Otro dato importante es que es una planta que crece siempre exponiéndose a la luz del sol. Al igual que el resto de eucaliptos, esta es una planta que para poder estar realmente bien necesita sentir los rayos del sol directamente sus hojas y ramas. Por este motivo, a la hora de cultivarlo no se debe poner nunca en sombra ni en zonas con poca luz.

¿Valdría la pena cultivarlo en España?

En base a mi experiencia cultivando plantas tropicales con necesidades similares -entre las que se encuentran el cocotero, por cierto- en un pequeño pueblo del sur de la isla de Mallorca, te diré que solo valdría la pena el esfuerzo si las temperaturas no son muy extremas y si la humedad del aire es elevada durante todo el año. Y aún así, si baja a 10ºC o a menos, tendrías que meterlo dentro de casa hasta que volviese la primavera.

Y claro, en interior un eucalipto es una planta complicada, porque exige mucha luz -natural-, humedad del aire elevada, y unas temperaturas agradables, en torno a los 10 y los 30ºC. ¿Quién puede proporcionarle esto? Hoy en día, con el crecimiento de pueblos y ciudades, cada vez cuesta más tener una vivienda con una habitación por cuyas ventanas entre mucha claridad, porque lo normal es que justo enfrente haya un bloque de pisos por ejemplo.

Ahora bien, hay soluciones a esto. Existen bombillas de crecimiento para plantas que consumen poco y que pueden ayudar al eucalipto arcoiris a crecer -o al menos a mantenerse verde- hasta que podamos volver a sacarlo fuera, como esta por ejemplo:

¿Cómo cuidarlo en España?

Centrándonos más en los cuidados, voy a explicarte ahora qué es lo que puedes hacer para que tu árbol esté sano:

Riego

El eucalipto arcoiris es exigente en España

Imagen – Wikimedia/David J. Stang

El riego es algo que hay que hacer sí o sí durante todo el año, a menos que mientras se tenga fuera llueva en algún momento claro. El agua a usar será la de lluvia, pero si no está disponible, entonces podrías usar cualquier otra que fuese apta para consumo humano. Riega cuando la tierra se vaya secando, echando el agua a dicha tierra (es decir, no has de mojar la planta).

Humedad (del aire)

En el caso de que vivas cerca de la costa, o bien en una isla, no te has de preocupar por esto. Pero si por el contrario estás lejos, donde la humedad es baja, tendrás que rociarle agua a tu eucalipto arcoiris una vez al día. Así evitarás que sus hojas caigan antes de tiempo.

Abono

Para que pueda aprovechar todo lo posible el buen tiempo, has de abonarlo en primavera y hasta que termine el verano. Hazlo con abonos de eficacia rápida, como el guano (en venta aquí), y sigue las indicaciones de uso. De este modo, podrás ver que a medida que van pasando los años va creciendo cada vez más.

Trasplante – cambio de maceta

Es importante que mires si le salen raíces por los agujeros de la maceta, ya que interesa que crezca todo lo posible para que se vaya fortaleciendo. Por eso, llegado el momento, y siempre que sea primavera, has de plantarlo en un recipiente que mida unos diez centímetros de ancho y alto que el que ya está usando, y llenarlo con sustrato de cultivo universal.

Como ves, es un árbol complicado en nuestro país, pero es tan bonito que puede ser interesante cultivarlo en maceta.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.