Ficus umbellata

El Ficus umbellata es una especie de higuera

Un dos por uno siempre está bien, también en el caso de las plantas. Son muchas las especies vegetales que sirven para decorar y que, además, nos aportan algo. Un claro ejemplo para ello es el Ficus umbellata. Es una planta preciosa con hojas grandes, ideal para embellecer nuestro entorno. Pero no sólo sirve para decorar, si no que también da unos frutos exquisitos. Esto no es de extrañar, puesto que se trata de una higuera.

Si quieres saber más sobre el Ficus umbellata, te recomiendo que sigas leyendo. Explicaremos qué es y qué cuidados requiere este vegetal para que puedas tenerlo en tu hogar.

¿Qué es el Ficus umbellata?

El Ficus umbellata se utiliza mucho para decorar interiores

Cuando hablamos del Ficus umbellata, nos referimos una especie de higuera preciosa que es ideal para decorar incluso interiores. Las hojas de este árbol son realmente grandes y tienen una forma similar a un corazón. Además son ligeras, con bordes ondulados y nervios bien marcados. En cuanto al color de las hojas, este es verde lustroso e intenso. Desde luego es una planta que llama la atención gracias a su follaje, que es muy ornamental. Por lo tanto es el vegetal perfecto para embellecer el interior de nuestras viviendas.

Las higueras

El género Ficus se conoce comúnmente como higuera y pertenece a la familia de las Moraceae. A este tipo de plantas pertenece un gran número de especies diferentes cuyo follaje resulta muy atractivo. Además, ofrecen una selección bastante variada de plantas trepadoras, árboles y arbustos. Por lo tanto es bastante habitual encontrarnos con algún tipo de higuera en muchos lugares.

Generalmente se pueden cultivar casi todas las especies vegetales de naturaleza arborescente en lugares interiores, al menos durante su etapa joven. Sin embargo, cuando empiezan a adquirir un tamaño considerable, lo mejor es llevarlas al exterior. Es recomendable no atrasar esta tarea mucho, ya que su crecimiento también conlleva un aumento del peso.

Las higueras tienen su origen en diversas partes del mundo. Proceden de regiones tropicales, del sur de África, de Asia de algunas islas del Pacífico y también del continente americano.

Cuidados del Ficus umbellata

El Ficus umbellata tiene unas hojas grandes con forma de corazón

Como ya hemos mencionado anteriormente, el Ficus umbellata es una higuera muy popular para decorar interiores. Por ello no está de más saber cuáles son los cuidados que requiere. Si queremos mantener el brillo de sus bonitas y grandes hojas, lo más recomendable es pasar un trapo limpio o una esponja de tanto en tanto sobre la superficie de su follaje. En verano es bastante habitual que las puntas de sus hojas empiecen a secarse. Para evitar que esto pase, una buena opción es rociar cada día un poco de agua sobre ellas. Así les aportamos suficiente humedad para que puedan mantenerse.

En cuanto a la ubicación, lo mejor es que coloquemos esta planta en un sitio luminoso, cuanto más mejor. De hecho, lo ideal sería que pudiera gozar cada día del sol, al menos durante un rato. Hay que destacar que este vegetal es muy sensible. No soporta bien los ambientes cargados, secos, demasiado calurosos o intensamente fríos. Además, no le gustan las corrientes de aire ni los cambios de ubicación.

El ficus en interior necesita mucha luz
Artículo relacionado:
Cuidados del Ficus

También es importante tener en cuenta el riego. Para hacerlo bien, debemos mantener el suelo húmedo en verano, pero evitando encharcarlo. De lo contrario, las raíces podrían empezar a pudrirse. En invierno podemos regar más espaciadamente y vigilando siempre la cantidad de agua que echamos. Hay que tener en cuenta que tanto un riego como una ubicación inadecuada provocará que el Ficus umbellata pierda una parte importante de sus hojas.

Los frutos de esta planta son los típicos higos de este género. Si bien es posible que algún día podamos cosecharlos, debemos ser conscientes que es muy difícil que esta árbol produzca frutos siendo tan joven y encontrándose en interior. Una vez lo hayamos plantado en jardín, la cosa cambia.

Propagación

En el caso de que tengamos un Ficus umbellata y queramos propagarlo, podemos hacerlo mediante esquejes de sus hojas. Para ello simplemente debemos cortar los esquejes con un trocito pequeño de tallo. Esta tarea se debe realizar con mucha precaución, ya que las higueras exuden un líquido lechoso cuando se cortan tallos u hojas. Se trata de una sustancia tóxica, asique hay que manipular el vegetal con mucho cuidado.

Una vez hayamos adquirido los esquejes, hay que dejarlos al aire libre durante toda la noche. Así conseguimos que se seque la parte cortada. Después se insertan en una mezcla igualada de arena y turba. Pueden pasar varios meses hasta que los esquejes empiecen a emitir raíces. La propagación del Ficus umbellata también se puede hacer mediante sus frutos.

Como podéis ver, esta planta no es difícil de mantener y queda realmente espectacular en el hogar. Ni si quiera hace falta que nos gusten los higos, ya que es poco probable que llegue a dar frutos estando en interior. Eso sí, podremos gozar de sus preciosas y enormes hojas.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.