Fresquilla

arbol de la fresquilla

En la oportunidad de hoy estaremos hablando de un tema un tanto diferente al que solemos tratar en la página a nivel general. Es momento de pasar de los clásicos artículos donde te explicamos todo acerca de una planta, un tema relacionado y enfocado a las frutas.

¿Te gustan los melocotones o diferentes variantes de ellos? Es posible que hayas comido una fresquilla en alguna ocasión, pero sin darte cuenta de que se trata de esta fruta. Es así como te vamos a brindar la información más detallada y nutritiva de esta fruta, la cual es una variante del melocotón que sin duda vale la pena probar el incluir en cualquier dieta sana y balanceada.

Datos generales sobre la fresquilla

melocoton de la variedad fresquilla

Cuando el fruto de esta planta está en su punto máximo o maduro, se obtiene una bella fruta con una piel con una textura finamente aterciopelada. El color es muy llamativo y de cierta manera, genera ganas de darle un mordisco.

De hecho y si llegas hacerlo, vas a notar como la pulpa de la fruta es jugosa, ni tan dura ni tan floja, ya que está en su punto y como debería de estar una fruta. Y su sabor es increíble, ya que es dulce con un toque de acidez que sorprendentemente agrada al paladar.

En cuanto a los orígenes de esta fruta, cabe mencionar que es el resultado tras el cruce o injerto entre el melocotón común y el albaricoque y lo que se obtiene es lo que se conoce como melocotón fresquilla o melocotón de agua. Las razones de este último nombre, lo comprenderás una vez pruebes la fruta por cuenta propia.

Lo curioso de todo esto es que tanto el melocotón como el albaricoque tienen un mismo origen asiático. Es decir, que ambas especies provienen de China. Ambos árboles frutales y tras muchísimos años, lograron asentarse en Persia, o lo que hoy se conoce como Irán.

Unos siglos más tarde y después de este suceso, el melocotón pasó a ser un cultivo cuya expansión crece exponencialmente. No fue sino hasta principios del siglo XX que se comenzaron a ver diferentes variantes de los melocotones, que fueron el producto de injertos, siendo allí donde la fresquilla tuvo lugar.

Actualmente, esta variación se cultiva activamente en diversas provincias de España como lo son Andalucía, Sevilla y Córdoba. Para ser más específicos, la recolección de sus frutos comienza entre mayo y septiembre, así que ya sabes más o menos cuándo es que puedes aprovechar de comprar y probar esta fruta si es que aún no lo has hecho.

Propiedades

Una fruta puede tener muy buen sabor y ser degustada por cualquier paladar, pero si no tiene ningún tipo de propiedades, nutrientes y de más, solo estarías comiendo algo vacío para no sentir hambre.

melocotonero con fresquillas

Por suerte, tienes ante ti una fruta que tiene todo lo que necesitas para iniciar el día con buen estado de ánimo, con buen sabor, aroma, textura y que además de todo esto, tienes a tu disposición muchísimas recetas que puedes preparar con la fresquilla. Así que no solo te vas a limitar a comerlas al natural, sino que puedes hacer jaleas, dulces, conservas, jugos y demás.

Aunado a esto, cabe mencionar que el melocotón fresquilla posee diversas propiedades benéficas para el organismo. Es decir, que comer una fresquilla al día, le estarías dando a tu cuerpo buena cantidad de vitaminas del grupo C y B. Además, también podrás obtener algunos nutrientes que favorecerán la piel, así como la vista y fortalecerá el sistema inmunitario.

Carotenos

Gracias al color de la piel de esta fruta, se puede deducir fácilmente que se trata de una cuyos niveles de carotenos son bastante elevados. Una vez que tu cuerpo llegue a consumir fresquilla, tomará la pulpa y la convertirá en vitamina A que luego será aprovechada por tu cuerpo.

Potasio y magnesio

El plátano es conocido por ser una fruta cuyos niveles de potasio son altos, pero lo que pocos saben es que los melocotones y entre ellos, las fresquillas, también son ricas fuentes de potasio.

Si aún no sabes para qué es el potasio, debes conocer que esto le permite a tu organismo a que funcione correctamente, así como también regula los niveles de agua en la sangre y cuerpo. De igual forma, también le proporciona a la persona un buen funcionamiento del corazón y el sistema nervioso también se ve favorecido.

Es más, se recomienda que las personas deportistas y que suelen hacer ejercicios ingieran por lo menos medio kilo de fresquilla o melocotones a la semana, ya que les favorece en la recuperación de los músculos y su correcto funcionamiento.

Cultivo

Es momento de pasar a un apartado que muchos quizás estaban esperando. Si tienes pensado cultivar esta fruta, ya que su sabor y demás lograron cautivarte por completo, que sepas de antemano que necesitas estar en un lugar donde esté entre los 30 y 40° de latitud.

De un mismo modo, también debes saber que el melocotón fresquilla, así como muchas otras variantes, no tienen muy buena resistencia a los ambientes fríos, sin embargo, se han visto especies que pueden soportar fácilmente temperaturas de hasta -20°C.

Pese a esta gran resistencia de la planta, se comienza a ver daños físicos en las yemas florales, lo que significa que la floración se verá afectada y junto con ello, la producción del durazno en sí.

melocoton llamado fresquilla

Ahora bien, debes saber que el lugar donde plantes el melocotón tiene que ser en un sitio donde la planta pueda recibir solo entre 400 y 800 horas de frío. En cuanto a la cantidad de luz, este es un factor que resulta indispensable para el buen desarrollo de las fresquillas.

En caso que te encuentres en una zona donde el clima sea húmedo, debes prepararte con lo necesario para hacerle frente a los hongos y a las enfermedades. En un mismo sentido, el suelo tiene que ser profundo y el nivel de pH del sustrato tiene que ser neutro. 

Un detalle que no se te puede pasar es que la planta del melocotón fresquilla ha de podarse anualmente, esto se realiza con la intención de lograr que la fructificación sea la que estás esperando, sino, puedes dejarlo al natural si lo que buscas es algo más natural y ornamental.

Ya para finalizar, queremos que sepas también que la propagación de esta planta se hace mediante semillas. Es más, nadie te quita la posibilidad que puedas crear tu propia variación de melocotón si sabes hacer las cosas de la manera correcta. 

Eso sí, debes tener conocimiento en el proceso de injertos por yema o escudete. La buena noticia es que es fácil de aprender e implementar, así que no tendrás ningún problema a la hora de crear tus propios injertos y obtener así, una nueva variante de melocotón.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.