Jazmín chino, una planta trepadora para jardines pequeños y macetas

El jazmín chino tiene flores blancas

Imagen – Flickr/Kai Yan, Joseph Wong

El jazmín chino es una verdadera maravilla. Produce flores pequeñas pero muy olorosas que no dejan indiferente a nadie. Queda perfecto en cualquier rincón siempre y cuando le dé la luz del sol de manera directa, y no necesita mucho para estar y mantenerse bien.

Sin embargo, si quieres tenerlo perfecto (y no solo bien) te recomiendo seguir leyendo. Así descubrirás todo lo que tienes que saber para cuidar tu preciosa planta.

Origen y características del jazmín chino

La planta de jazmín chino es de rápido crecimiento

Imagen – Wikimedia/infomatique

Nuestro protagonista es una planta originaria de China que se conoce con los nombres jazmín chino, jazmín de China y jazmín de invierno. Su nombre científico es Jasminum polyanthum. Es una trepadora que tiene hojas caducas o perennes dependiendo del clima. Éstas son opuestas, formada por 5-9 hojitas de color verde oscuro. Las flores aparecen en primavera distribuidas en panículas y son blancas por dentro y rosas por el exterior.

Tiene un ritmo de crecimiento bastante rápido, pero si en algún momento tenemos que podarla para controlarla, podremos hacerlo sin problemas en cualquier época del año excepto cuando florezca.

¿Qué cuidados requiere?

Si vas a hacerte con un ejemplar de jazmín chino, te recomendamos proporcionarle los siguientes cuidados:

Ubicación

¿Dónde colocar al jazmín chino? En realidad, al ser una planta que tolera la poda y a la que no le perjudican mucho las heladas siempre que sean débiles, es muy recomendable tener en el exterior. En una zona con sombra parcial va a crecer de maravilla. Eso sí, en lugares donde no llega luz, no podrá crecer bien.

Por otro lado, debes tener en cuenta que sus raíces no son invasivas. Esto está genial, puesto que en caso de tenerla en el jardín podrás plantar cerca de ella otras plantas sin tener que preocuparte por ellas. De hecho, podría ser interesante plantar este jazmín y otra trepadora similar, como el Trachelospermum jasminioides, junto a una celosía o pérgola para que la cubran.

Suelo o sustrato

No es exigente, pero es importante que tenga buen drenaje ya que no tolera el encharcamiento de agua. De todos modos, en caso de duda te recomendamos:

  • Para maceta: utiliza sustrato universal, o si lo prefieres mantillo. Puedes mezclarlo con un 30% de perlita, o añadir una primera capa de arlita.
  • Para jardín: la tierra del jardín debe ser fértil, y no se ha de compactar.

Riego

El Jasminum polyanthum es una trepadora pequeña

Imagen – Wikimedia/Forest & Kim Starr

El riego deberá de ser moderado, pero siempre teniendo en cuenta las características del clima de la zona. Así, si las temperaturas superan los 30 grados en verano y además en esa estación no llueve nada o casi nada, habrá que regar bastante seguido ya que la tierra se secará con rapidez. En cambio, en invierno con la bajada de temperaturas el jazmín chino dejará de crecer, de modo que necesitará menos agua puesto que la tierra además permanecerá húmeda más tiempo.

A la hora de regar, echa agua hasta que veas que la tierra queda bien humedecida. Si lo tienes en maceta, es muy aconsejable no ponerle un plato debajo, pero si quieres ponérselo acuérdate de retirar el agua que haya sobrado a los 10-20 minutos de haber regado.

Abonado

Durante toda la temporada de crecimiento, es decir, desde primavera hasta verano, se puede abonar con cáscaras de huevo y de plátano, bolsitas de té, o con otros abonos orgánicos como el guano.

Si lo prefieres, también es interesante utilizar fertilizantes que se venden listos para usar, como uno para plantas verdes (en venta aquí) u otro para plantas de flor (en venta aquí).

Época de plantación o trasplante

¿Tienes ganas de plantarlo en el jardín? Si es así, la mejor época para hacerlo es en primavera, en concreto cuando el riesgo de heladas haya quedado atrás.

Si lo tienes en una maceta y ves que se le salen las raíces, o el sustrato parece estar muy gastado, también podrás plantarlo a otra mayor en esa estación.

Poda

En invierno se hará una poda de limpieza, quitando ramas muertas, enfermas o rotas, y aquellas que se hayan cruzado o que hayan crecido demasiado. A lo largo del año se pueden pinzar las ramas que lo necesiten, es decir, se pueden recortar un poquito quitándoles las hojas más tiernas.

Utiliza tijeras limpias con el fin de prevenir infecciones.

Multiplicación

El jazmín chino es una planta que se multiplica por esquejes de madera semidura con hojas a finales del verano, y por hijuelos en primavera.

Rusticidad

Soporta heladas de hasta los -5ºC. Si vives en una zona donde el clima es más frío, puedes tenerlo en un invernadero o incluso dentro de casa.

¿Qué usos se le da?

El jazmín chino es una planta de hoja perenne

Imagen – Wikimedia/Krzysztof Ziarnek, Kenraiz

El jazmín chino es una bonita planta que se utiliza para decorar. Al ser una trepadora, es muy interesante para cubrir celosías, pérgolas, troncos de árboles secos, muros o paredes de poca altura,…

Por si fuera poco, también se puede trabajar como bonsái. Y es que con el tiempo llega a formar un bonito tronco el cual se puede engrosar si se va podando regularmente, dándole un estilo de bonsái definido.

¿Qué te ha parecido el jazmín chino?


2 comentarios, deja el tuyo

  1.   isabel dijo

    simple y claro. me gusto. gracias

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola Isabel.
      Gracias a ti. Nos alegra de que te haya sido útil.
      Saludos.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.