Lactarius torminosus (falso níscalo)

Apariencia del Lactarius torminosus

Hoy vamos a hablar de una especie de seta que no es considerada comestible. Se trata del Lactarius torminosus. Se le conoce también por el nombre común de falso níscalo y se trata de una especie de hongo de la clase de los Basidiomicetos y de la familia Russulaceae. Al tener un sabor picante y bastante desagradable, no es considerado una especie de seta comestible. No obstante, en este artículo vamos a darte todas las claves necesarias para poder reconocer esta especie y no confundirla con otras.

Si quieres conocer más sobre el Lactarius torminosus, éste es tu post.

Características principales

Sombrero del falso níscalo

Hablamos de un tipo de seta que tiene un sombrero que puede llegar a superar los 10 centímetros de diámetro cuando está en su máximo crecimiento. Su forma es enteramente convexa durante la mayor parte de su desarrollo. Esta parte convexa toma una relevancia mayor conforme la seta se va desarrollando y llegando a la etapa de la madurez. Es entonces cuando comienza aplanarse o a embudarse un poco.

Posee una cutícula con un color rojizo y horas franjas concéntricas en las que el color rojo se va alternando con líneas de un color más tirando a crema. Estas líneas son un indicativo para poder diferenciar esta seta de otra. La cutícula está recubierta por una fuerte pilosidad que le confiere un aspecto como si fuera de lana. Conforme llega a su vejez, es probable que el revestimiento acabe desapareciendo. También es otra indicativo de la edad que pueda tener la seta.

El margen del sombrero es incurvado cuando el ejemplares más joven. Cuando crece, se vuelve más liso y el revestimiento tipo lana es más patente en los márgenes que en el resto del sombrero. En cuanto a las láminas, son apretadas entre sí y bastante estrechas. Poseen un color crema que se van alternando con los rojos. En algunos casos, tenemos reflejos rosados cuando el hongo es más joven.

Su pie tiene una gran proporción en cuanto al tamaño del sombrero. Suele ser de tamaño central y cilíndrico aunque se atenúa en la base en algunos ejemplares. Cuando son jóvenes el pie está completamente lleno de carne y, conforme se desarrollan, van pasándose a ser huecos. Tiene un color bastante claro tirando a blanquecino cuando la seta es joven. Con el paso del tiempo va adoptando tonos más rosados y presenta escrobículas rosadas. No todos los ejemplares las presentan.

Por último, posee una carne consistente de color blanco y bastante espesa. La carne puede llegar adquirir tonos rosados en algunas ocasiones. Podemos ver cómo exuda un tipo de látex de color blanco que es inmutable al aire y se va extendiendo por las láminas. Esto hace que si colocamos el hongo sobre un pañuelo llegue a volverlo de color amarillo. Este látex que exuda es picante y tiene un olor afrutado que no es desagradable pero sí tiene un sabor desagradable.

Hábitat y área de distribución

Lactarius torminosus

El Lactarius torminosus es un hongo que podemos encontrar formando micorrizas de forma exclusiva en zonas cercanas a los abedules. Si crecen en zonas de montaña estarán más cerca de los abedules. También podemos encontrarlos en algunos bosques mixtos formados por robles, hayas y abedules. En estos casos forman corros o hileras de numerosos ejemplares. Depende también de la humedad y las precipitaciones que haya tenido recientemente. Si el bosque, ya sea denso o no, mantiene un cierto grado de humedad alto, los ejemplares de Lactarius torminosus podrán desarrollarse y con una mayor cantidad.

No es una especie que tenía que tener un hábitat exclusivo sino que puede salir durante todo el otoño siempre y cuando se mantengan ciertas condiciones ambientales. Se ha observado que esta especie de Lactarius puede provocar trastornos gastrointestinales bastante serios si es consumido.

Posibles confusiones del Lactarius torminosus

Características del Lactarius torminosus

Dado que estamos hablando de una especie de hongo no comestible, es importante saber reconocerlo a simple vista y poder diferenciarlo ante otras especies del mismo género. Dado que no tiene un hábitat fijo, podemos encontrarlo en bastantes zonas mientras se mantenga las condiciones ambientales mencionadas anteriormente.

Debemos saber diferenciar el color rojizo de su cutícula y la textura lanosa que está situada concéntricamente. El látex de color blanco inmutable ante el viento es lo que nos tiene que ayudar a diferenciar esta especie de las otras. Puede ser fácilmente confundido por el Lactarius pubescens ya que también crece exclusivamente en zonas, abedules. Sin embargo, no es un tipo de hongo zonado ni tiene una cutícula de color rojiza. La cutícula de esta especie es más clara tirando a un color blanquecino y crema y también es considerada una especie de seta no comestible.

También se suele confundir fácilmente con los níscalos. Esto es debido aquí también generan ciertos látex pero de otros colores. Por ello, recibe el nombre común de falso níscalo. Los níscalos suelen tener el látex de color anaranjado y nunca de color blanco.

Toxicidad y efectos del Lactarius torminosus

Debemos tener en cuenta que si consumimos este ejemplar vamos a tener efectos secundarios negativos en nuestro organismo. Tras su ingestión suele producir síntomas típicos como lo son trastornos gastrointestinales como náuseas y vómitos. No es un especie mortal. Podemos también diferenciarlo por su sabor intensamente picante cuando se consume en crudo. Están picante que sí se consume en crudo puede llegar a formar ampollas en la lengua.

La toxicidad de este tipo de seta se limita a provocar estos trastornos gastrointestinales e irritantes para el tubo digestivo. Si se ingiere en son capaces de provocar un síndrome gastroenterocolítico autolimitado. Los síntomas que se experimenta tras consumir este tipo de seta son náuseas, vómitos, diarrea severas y dolor abdominal. Estos síntomas aparecen en los primeros 15 minutos a la 3 horas después de la ingestión.

Como podemos ver, estos trastornos pueden provocar deshidratación, espasmos musculares y colapso circulatorio. Aún con todos estos efectos, no es normal que tengan una peligrosidad demasiado alta. Esta gastroenteritis se puede resolver generalmente sin ningún tipo de tratamiento o en tan sólo un par de días.

Espero que con esta información puedan saber más sobre el Lactarius torminosus.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

¿Buscas plantas que estén preciosas en otoño?
Echa un vistazo a nuestra selección de variedades y ya verás como vas a disfrutar como nunca de esta maravillosa estación
13 plantas de otoño para exterior