Licuala, una preciosa palmera para decorar tu hogar

La Licuala es una palmera tropical

Imagen – Wikimedia/Mokkie

Las palmeras son un tipo de plantas que llaman mucho la atención. La mayoría tienen un sólo tronco que parece alzarse como si quisiera tocar el cielo con sus hojas; unas hojas que son largas y finas, que parece que se tienen que romper fácilmente, pero que sin embargo han demostrado ser muy resistentes.

Tienen un alto valor ornamental, tanto es así que, siempre que el clima acompañe, es muy difícil encontrar un sólo jardín que no tenga ni un ejemplar. La que te voy a presentar en esta ocasión, más que para tener en el exterior, es más apta para el interior del hogar. Su nombre es Licuala. Descúbrela.

Origen y características de la Licuala

La Licuala es un género de palmeras originarias de las selvas tropicales del sur de Asia, Nueva Guinea de algunas islas del Océano Pacífico, como Vanuatu. Hay un total de 167 especies distintas, aunque en cultivo solo se conocen unas pocas. Crecen hasta una altura de unos 6-8 metros como máximo.

Su tronco se mantiene delgado durante toda su vida, alcanzando sólo los 6-7 centímetros de grosor. Sus hojas son palmeadas, de hasta un metro de diámetro, y verdes. Las flores aparecen distribuidas en inflorescencias durante el verano, y poco después, en otoño-invierno, los frutos, que miden hasta un centímetro de diámetro, cuando terminan de madurar.

Principales especies de Licuala

Debido a su origen tropical, en Europa es difícil encontrar más de dos a la venta. De hecho, solo los coleccionistas tengan alguna más en su jardín o en un invernadero. Son muy sensibles al frío, motivo por el que no se han de exponer a temperaturas por debajo de los 15 grados centígrados.

Aún así, aunque sea por curiosidad, creemos que es muy interesante conocer algunas especies de Licuala, como estas:

Licuala cordata

Se trata de una especie originaria de las selvas de Sarawak, en Borneo. Desarrolla hojas redondas, de color verde brillante, las cuales miden hasta 1 metro de diámetro. Es muy, muy apreciada, ya que además es idónea para cultivar en maceta durante muchos años, puesto que crece lentamente y no supera los 4 metros de altura.

Licuala dasyantha (ahora es Lanonia dasyantha)

La Licuala dasyantha es muy delicada

Imagen – aucview.com

Aunque ha dejado de formar parte del género Licuala para pasar al de las Lanonia, la incluimos ya que se puede confundir con facilidad con ellas. Es una palmera pequeña, que alcanza los 2 metros de altura, nativa del norte de Vietnam. Sus hojas en cambio son bastante grandes en comparación con el resto de la planta, ya que miden 1 metro de diámetro. Son de color verde con manchas verde-amarillas. A diferencia de las Licuala, resiste algo el frío (pero no las heladas).

Licuala grandis

La Licuala grandis es una palmera de un solo tronco

Imagen – Flickr/Forest and Kim Starr

La Licuala grandis es la más conocida. Es originaria de la isla de Nueva Bretaña, la cual pertenece a Papúa Nueva Guinea. Crece hasta los 3 metros de altura como mucho, y presenta hojas redondas de hasta 1 metro de diámetro.

Licuala mattanensis

La Licuala mattanensis es una palmera muy rara

Imagen – Flickr/Scott Zona

Esta es una especie muy rara, que crece en el monte Matang en Sarawak (Borneo). Alcanza una altura de 3 metros, con un tronco delgado del cual brotan hojas redondas y divididas en 8-12 folíolos. Estas son verdes, aunque pueden ser variegadas como es el caso de la Licuala mattanensis »Mapu» o de la »Tigrina». Su cultivo es posible solo en climas tropicales húmedos, con unas temperaturas mínimas de 20ºC.

Licuala peltata

La Licuala peltata es una palmera de hojas verdes

Imagen – Flickr/Scott Zona

La Licuala peltata es una palmera que crece en Asia tropical, como Tailandia, Malasia y Birmania. Alcanza una altura de 3 metros, y presenta una quincena de hojas grandes con forma de abanico las cuales miden unos 2 metros de diámetro. Lo normal es que estas se dividan en segmentos, pero existe una variedad, la Licuala peltata var sumawongii, que las tiene sin dividir.

Licuala spinosa

La Licuala spinosa es una palmera

Imagen – Wikimedia/David J. Stang

La Licuala spinosa es una planta originaria de Asia, donde crece en Hainan, Indochina y hasta Filipinas. Alcanza los 6 metros de altura, y tiene hojas de hasta 1 metro de diámetro divididas en segmentos de color verde.

¿Cómo se cuidan?

Las Licuala son plantas muy delicadas, que necesitan climas sin heladas para poder estar en el exterior durante todo el año. Pero eso no quita que no puedan cultivarse dentro de una casa. Veamos cómo se cuidan:

Ubicación

Independientemente de si se tienen fuera o dentro de una vivienda, han de estar una zona donde no les dé el sol de forma directa. Necesitan mucha luz, pero sus hojas no soportan el sol directo.

Por eso, si van a estar en interior hay que colocarlas en una habitación con ventanas, pero no junto a ellas, pues de lo contrario se podrían quemar.

Tierra

La Licuala puede cultivarse en jardines tropicales

Imagen – Flickr/Bernard DUPONT

Si va a estar en maceta, búscale una de terracota o de plástico con agujeros, rellénala con sustrato ligero (50% turba negra + 30% perlita + 20% humus de lombriz, por ejemplo), y planta tu Licuala en ella.

Y si tienes la suerte de vivir en una zona donde no se registran heladas, puedes tenerla en el jardín siempre y cuando la tierra sea fértil, es decir, rica en materia orgánica, y tenga buen drenaje.

Riego y humedad

Riégala regularmente, unas 2 veces por semana en verano y cada siete días el resto del año. De esta manera, tendrá un crecimiento y desarrollo óptimos.

Con respecto a la humedad, ha de ser alta. En ambientes secos se deshidrata, y eso hace que las hojas se sequen. Para evitarlo, primero has de ver qué grado de humedad hay en tu zona (esto lo puedes saber rápido consultando cualquier web de meteorología, como la de la AEMET si estás en España, o comprando una estación meteorológica doméstica). Si es baja, simplemente has de pulverizar sus hojas con agua de lluvia o destilada una vez al día.

Abonado

Es importante que no le falte abono durante la primavera y el verano. Puedes usar uno específico para palmeras (en venta aquí), o guano (en venta aquí).

Una correcta ubicación, luminosa y donde no haya corrientes de aire, y un abonado regular durante toda la temporada de crecimiento son las claves para que la palmera no tenga ningún problema de salud.

Trasplante

La Licuala beccariana es una palmera pequeña

Imagen – Flickr/Scott Zona // Licuala beccariana

Las Licuala son palmeras de crecimiento lento, de modo que solo tendrás que cambiarlas de maceta cada 3 o 4 años. Hazlo en primavera, cuando las temperaturas sean cálidas, así se recuperarán mejor.

Si vas a plantarla en el jardín, has de hacerlo también en esa estación. En caso de que vivas en una zona tropical, puedes hacerlo en cualquier momento, excepto mientras florezca.

Multiplicación

Si quieres conseguir nuevos ejemplares, has de sembrar las semillas en primavera o verano. Puedes hacerlo en bolsitas de plástico transparente y con cierre hermético que habrás llenado con fibra de coco (en venta aquí) o vermiculita. Luego, solo has de ponerlas cerca de una fuente de calor, ya que es importante que la temperatura dentro de la bolsa sea de unos 20-25ºC.

Germinarán en uno o dos meses.

Rusticidad

No soportan el frío ni las heladas. La temperatura más baja que resisten es de 18-20ºC.

Que disfrutes de tu Licuala.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

8 comentarios, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   Carolina dijo

    Hola como le puedo podar las hojas que ya están secas de mi licuala ?

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola Carolina.
      Si es joven (de 1m o menos), puedes cortarlas con unas tijeras de poda, si es más grande te recomendaría hacerlo con un cuchillo de sierra. Eso sí, en ambos casos las herramientas que utilices tienen que estar bien limpias, por ejemplo, con lavavajillas, y secas.
      Un saludo 🙂

  2.   FRANCISCO SANCHEZ dijo

    Buenas tardes, tengo una palmera Licuala. que la acabo de cambiar de maceta y extrañamente sus hojas se serraron por completo. es la segunda vez que la cambio de maceta por favor necesito de su ayuda algún consejo por favor lo único que cambio fue la maceta todo lo de mas esta igual. por su atención gracias.

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola Francisco.
      Dale tiempo. Es normal que las hojas se cierren tras el trasplante.
      Sigue cuidándola como siempre, evitando que le dé el sol directo.
      Un saludo.

  3.   Leyda Erazo dijo

    Buenas noches Mònica

    Te felicito por tu blog, muy bueno. Lo encontré porque estoy en busca de conocer bien lo que es el flor y/o fruto de esta hermosa planta. Mi mamà la tiene en su jardín, nunca le habíamos visto flor o algo similar hasta que un día vimos una especie de mazorca o jojoto verde algo así, a los días tenia una especie de seda de maíz (como la barba del maíz) luego esa capa verde que lo recubría se fue abriendo y botando esta dejando aparecer un color anaranjado espectacular, mide aproximadamente de 20 a 25 cm y la cuestión es que no la encuentro o no se buscarla por este medio y me gustaría conocerla un poco mas: le agradecería mucho si puede ayudarme. Gracias¡

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola Leyda.

      Mira, te paso enlaces: flores y frutos.

      Un saludo 🙂

  4.   Carolina C dijo

    Hola, quisiera saber si la palma de Licuala es adecuada para dejar en mi habitación matrimonial. Muchas gracias.

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola Carolina.

      Si el dormitorio tiene ventanas por las que entre mucha luz procedente del exterior, sí que puede crecer bien.

      Saludos!