Myrtus communis, una planta para todo el mundo

Las flores del mirto son blancas

El Myrtus communis. Nuestro querido y fácil de cuidar mirto. Es una de esas plantas que colocar en tu jardín un día, la riegas durante un año, y a partir del segundo puedes espaciar los riegos ya que no tendrá necesidad de tanta agua.

Es muy aromático. Para comprobarlo, será suficiente que pasemos nuestra mano por sus hojas, o que cortemos una. Y además, sus frutos son comestibles. En definitiva, es una de esas plantas que son para todo el mundo.

Características del mirto

El mirto es una bonita planta de jardín

Cuando nos referimos al Myrtus communis, estamos hablando precisamente del muy conocido mirto, que solemos encontrar en muchos jardines de nuestra región. Esto tiene que ver con que es una planta originaria de todo el territorio europeo, extendiéndose también la región de origen al norte del continente africano.

Por su durabilidad, se caracteriza como una planta perenne y puede llegar a desarrollarse y convertirse en un arbusto frondoso que se acercará a los cuatro metros de altura.

Desde sus tallos se suelen desprender densas ramificaciones, que durante su etapa adulta harán que se vea una inmensa copa que cubrirá un buen perímetro a su alrededor de sombra.

Una de las características más particulares es el intenso aroma que desprenden sus hojas, que se muestran relucientes y lanceoladas. Pueden llegar a medir unos cuatro centímetros de longitud, son lisas al tacto y demuestran un intenso color verde, que se aclara un tanto en su envés, donde muestra las nervaduras.

Esa fragancia proveniente de sus hojas es muy agradable y uno de los factores fundamentales que convierten a esta planta en una de las preferidas en Europa para utilizar con fines ornamentales. Esta preferencia se completa con las variedades de colores y de aromas que aportan también sus flores.

A las flores del mirto comenzaremos a verlas durante la última parte del otoño y además de una fragancia muy atractiva, poseen un color blanquecino que generan un contraste de colores muy particular con sus hojas. Están formadas por cinco pétalos y se caracterizan por tener unos particulares estambres.

Si alguna vez tomaste licor de murtón, has podido disfrutar del sabor de su fruto, que es una valla que se puede consumir y dependiendo de la planta puede tener diferentes colores, siendo verdes en el comienzo de su desarrollo, pasando por tonos azules, hasta llegar a tonalidades completamente oscuras o un púrpura intenso.

Origen

Este es un tipo de arbusto que tiene sus orígenes principalmente tanto en el norte de África como en el sur de Europa, siendo muy conocido en todas las épocas de la historia y muy utilizado por sus diferentes tipos de propiedades desde la antigüedad.

Aunque no sean específicamente las tierras árabes las que ven los orígenes de este arbusto, su nombre proviene de este idioma y hace referencia a su fragancia, pudiendo traducirse particularmente como “aromático”.

Se tiene registros de la utilización por sus diferentes propiedades desde la Grecia Antigua, momento en el tiempo en el que se asociaba al fruto de este arbusto con determinados atributos afrodisíacos, al poder de la fecundidad y a otros menesteres asociados a la fidelidad.

Un fruto que también se tomó en cuenta en la mitología griega y que más tarde, el cristianismo también adoptaría, con significados similares a los que se le daba en la antigua Grecia, pero solamente los relacionados con la fidelidad y también utilizándolo como un sinónimo de pureza o de virginidad.

Cuidados del Myrtus communis

Las flores del mirto son pequeñas

Todas las zonas en las que se originó y se desarrollan de mejor manera los cultivos de Myrtus communis son zonas donde los climas son estables, es decir, en aquellos lugares donde no existen variaciones bruscas de temperatura, sino que esta tiene pequeñas y suaves variaciones.

El mirto o arrayán es un arbusto de hoja perenne y frutos comestibles que crece hasta los tres metros de altura, aunque si no quieres que crezca tanto, puedes podarlo sin problemas a comienzos de primavera. Queda estupendo en los jardines, ya sea como setos, como ejemplares más o menos aislados, o junto con otras plantas aromáticas, como la lavanda.

Para que pueda crecer bien, es necesario que esté ubicado en una zona donde el clima sea suave, con heladas de poca intensidad (hasta -4ºC). En el caso de que sea más frío, es muy recomendable tenerlo en maceta para poder entrarlo en casa cuando las temperaturas empiecen a bajar.

Coloca tu Myrtus communis en un rincón del jardín o del patio que sea luminoso. No es necesario que le dé el sol directo. Tampoco debes preocuparte por el suelo, ya que no es exigente siempre y cuando tenga buen drenaje. Eso sí, si lo tienes en maceta, usa un sustrato poroso, como turba negra mezclada con perlita o bolas de arcilla a partes iguales.

Es una planta que no requiere un constante riego para mantener su porte y su brillo. En épocas en las que las temperaturas son más bajas, con regarlas una vez por semana será suficiente para desarrollarse perfectamente y habrá que intensificar este riego durante los meses del verano, en los que será conveniente regar en dos, tres y hasta cuatro oportunidades en la semana.

Si lo tienes plantado en el suelo, durante el primer año o si está en maceta hay que regarlo cada tres días en verano, y cada semana el resto del año. A partir del segundo, y sólo si está plantado en tierra, se puede regar cada 5 días en verano si la temperatura no se mantiene alta (por encima de los 30ºC) durante muchos días seguidos y si la sequía no es extrema. Aprovecha para abonarlo mensualmente con abonos ricos en hierro.

Enfermedades

Son muchas las zonas del mundo en las que se ha prohibido que el mirto sea plantado, a raíz de algunas enfermedades que puede generar un mosquito vector al que se llama científicamente, Diapohorina citri.

Este mosquito suele acarrear una enfermedad que se la suele denominar con la sigla HLB, y se trata de bacterias que se alojarán en distintas plantas, afectándolos principalmente en el cambio de coloración y deterioro de sus frutos, o en una menor producción de estos árboles de cítricos tales como la naranja, el limón y la mandarina, entre otros.

En un principio, esta enfermedad se detectó en los cultivos de cítricos de las zonas tropicales asiáticas, donde se ha propagado significativamente. Fuera de este continente, se ha registrado en Brasil, desde fines de la década del 90 y en América del Norte, aproximadamente desde 2010.

Plagas

Todas las plagas que se pueden alojar en las diversas plantas de nuestro jardín también pueden afectar al mirto, por lo que debemos tomar ciertas precauciones para generar una protección de este tipo de plantas.

Entre las plagas que podrían afectar su belleza ornamental e incluso dañarlas en mayor escala, se encuentran por ejemplo las cochinillas y las arañas rojas. Estas plagas no suelen afectar a la planta durante su momento de mayor actividad, sino que lo hacen en el proceso de la hibernación.

Usos

El mirto es un arbusto perenne

Como te mencionamos anteriormente, la planta del mirto tiene una buena cantidad de usos que provienen desde tiempos de la antigüedad. En principio, es una planta muy utilizada en todo tipo de jardines de Europa y esto tiene que ver con su belleza ornamental, que le aportará un colorido y una forma especial a tu jardín.

Pero sin duda alguna, una de las mejores utilidades proviene del increíble aroma tanto de sus flores como de sus hojas, que se extraen para ser utilizados para diferentes tratamientos de aromaterapia, e incluso para realizar fragancias para ambientes y perfumes de todo tipo.

Pero el mirto también tiene usos dentro del mundo de la medicina y esto tiene que ver con los aceites de sus hojas, que proporcionan un importante alivio para las vías respiratorias de las personas, cuando estas se encuentran con algún inconveniente bronquial o pulmonar.

Es por eso que se la emparenta con el eucalipto, ya que también se suele utilizar en terapias con vapor para sanar problemas respiratorios, proporcionando un efecto descongestionante generado por los taninos, el mirtol y el eucaliptol, entre otros componentes.

¿Tienes mirto en tu jardín o patio?


6 comentarios, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   Mauricio villamil dijo

    Buen día, hace 10 meses sembre un mirto morado, tenía 50 centímetros y ahora está de 1.8 metros. Es normal esa tasa de crecimiento, o debería estar más grande. Tengo dudas por unas plantas de chocolata que tengo sembradas a los pies del árbol y no se solas raíces afectan el árbol.

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola Mauricio.
      Sí, es normal. 🙂
      Se ve que tiene todo lo que necesita.
      Un saludo.

  2.   victor dijo

    Buen día, he notado que el mirto que tengo en el jardín, aparece con hojas cerradas. Es temporada de lluvias aca asi que se me haría raro que fuera falta de agua. No he notado nada más raro, excepto eso. Alguna idea de que pudiera ser? Gracias de antemano.

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola Victor.
      Puede ser que reaccione así ante las lluvias; una manera de intentar protegerse de ellas.
      El mirto es una planta que no está acostumbrado a recibir tanta agua; de hecho, resiste mejor la sequía que el encharcamiento.
      Te recomiendo ponerle un plástico -hazle algunos agujeros pequeños a los lados para que el aire pueda circular-, a modo de invernadero.
      Un saludo.

  3.   María Paula Álvarez Botiva dijo

    Me regalaron un mirto y quisiera saber cómo cuidarlo. Vivo en Bogotá Temperatura en el día hasta de 20°C y en la noche puede bajar a 8°C. Tengo un balcón en el que hay muchísimo viendo pues tiene al frente l a montaña. ¿puedo dejarlo afuera? ¡cada cuando le echo agua? viene en una maceta pequeña ¿debería cambiarlo?

    Gracias

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola María Paula.
      El mirto resiste el frío y las heladas débiles sin problemas, por lo no te has de preocupar por el frío en tu zona 🙂

      Puedes (y debes) tenerlo en el exterior, pero en una zona donde no le dé demasiado el viento.
      Sí, cámbialo a otra maceta mayor, para que pueda seguir creciendo; y riégalo unas 2-3 veces por semana en verano y menos el resto del año.

      Saludos!