Pachira, el árbol de interior más popular

Uno de los árboles más utilizados para decorar interiores es la Pachira, una estupenda planta de hojas palmadas que queda de maravilla en las habitaciones amplias y luminosas, así como en los patios y, también, en los jardines tropicales.

Si te han regalado (o te has regalado) una y te gustaría saberlo absolutamente todo sobre ella, no lo dudes: sigue leyendo para conocer sus características, así como sus cuidados.

Origen y características de la Pachira

Nuestra protagonista es un árbol originario de las zonas pantanosas de México y norte de Sudamérica que recibe muchos nombres comunes, como estos: castaña de agua, castaña de Guayana, zapote de agua, zapotón de agua, ceiba de agua, ceibo de agua, ceibón de agua, apompo, cacao silvestre. Alcanza una altura de entre los 15 y los 20 metros, y tiene una copa compuesta por hojas palmadas de entre los 25 y los 35cm, coriáceas y brillantes.

Las flores, que son perfumadas, se agrupan en inflorescencias en forma de pompón, de color rosado oscuro. El fruto es una cápsula leñosa en cuyo interior se pueden encontrar o muchas semillas pequeñas o pocas grandes.

¿Cómo se cuida?

Si tienes un ejemplar, te recomendamos proporcionarle los siguiente cuidados:

Clima

Es importante saber qué clima soporta si tenemos la intención de cultivarlo en el exterior, ya que así no nos llevaremos sorpresas. En el caso de la Pachira, tenemos que saber que es una planta tropical, de modo que sólo se podrá tener en el exterior si la temperatura no baja nunca de los 0 grados.

Ubicación

  • Interior: si el clima no acompaña en otoño-invierno, o si queremos tenerla dentro de casa, tendremos que ubicarla en una habitación en la que entre mucha luz natural y esté alejada de las corrientes de aire (tanto frías como cálidas).
  • Exterior: tiene que estar en semisombra (donde reciba más luz que sombra).

Tierra

  • Maceta: aconsejo usar sustrato de cultivo universal mezclado con un 30% de perlita o arena de río.
  • Jardín: tiene que tener buen drenaje y ser rica en materia orgánica.

Riego

El riego de este árbol tiene que ser frecuente en verano pero algo más escaso el resto del año, especialmente cuando el clima no acompaña. Así, por lo general, regaremos cada 2-3 días en plena temporada veraniega y cada semana el resto del año.

Abonado

Desde principios de primavera hasta finales de verano/comienzos de otoño debemos abonarla con abonos orgánicos líquidos, como el guano, siguiendo las indicaciones especificadas en el envase del producto.

Época de plantación o trasplante

El mejor momento de pasarlo al jardín será en primavera. En el caso de tenerla en maceta la trasplantaremos a una mayor cada 2 años.

Multiplicación

En primavera, ya sea por semillas o por esquejes. Veamos cómo proceder en cada caso:

Semillas

Para multiplicarla por semillas hay que hacer lo siguiente:

  1. Primero rellenamos un semillero (bandeja de semillero, maceta, envase de leche o lo que tengamos a mano) con sustrato de cultivo universal mezclado con un 30% de perlita. Es importante que dicho semillero tenga al menos un agujero para el drenaje del agua.
  2. Después, colocamos un máximo de tres semillas en cada uno, poniéndolas un poco separadas entre sí.
  3. Luego, espolvoreamos cobre o azufre para prevenir hongos.
  4. Finalmente, las cubrimos con sustrato y regamos.

Si todo va bien, las primeras plantitas germinarán en 15-30 días.

Esquejes

Para multiplicarla por esquejes hay que hacer lo siguiente:

  1. Primero, se toma una rama de unos 40 centímetros.
  2. Luego, se impregna la base con hormonas de enraizamiento en polvo o con enraizantes caseros.
  3. Después, se planta en una maceta con vermiculita.
  4. Finalmente, se riega y se coloca en el exterior, en semisombra.

Así, obtendremos una nueva Pachira al cabo de unos 30 días.

Poda

Si crece en exceso, se pueden recortar las ramas a finales de invierno. Asimismo, hay que quitarle las ramas secas, enfermas o débiles.

Rusticidad

Es muy sensible al frío y a las heladas.

¿Para qué sirve la Pachira?

Ornamental

El uso más extendido de este magnífico árbol es el ornamental. Queda de maravilla en jardines amplios, ya sea como ejemplar aislado o en grupos, donde da una agradable sombra. Además, en maceta decora cualquier rincón desde muy temprana edad, por lo que siempre es un lujo tenerla.

Alimentario

Las semillas se recolectan y se tuestan en sus lugares de origen, donde dicen que tienen un sabor parecido al de la nuez. Así que si tienes la suerte de vivir en una zona con clima tropical, ya sabes que con la Pachira tendrás un árbol muy, muy práctico, ya que las hojas nuevas y las flores también son comestibles.

Madera

La madera que se extrae de su tronco se usa para hacer pequeños objetos, como cucharas y tenedores de madera, marcos para cuadros, etc.

La Pachira es una planta que, viéndola en un vivero, nos da la sensación de que tiene que ser pequeña. Aunque eso no es cierto, sí que tiene un muy alto valor ornamental que, con unos mínimos cuidados, podremos disfrutar.

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.