Pata de camello o Bauhinia, el árbol de las flores más decorativas

Flor del árbol Bauhinia blakeana

Bauhinia x blakeana

El árbol conocido como Pata de camello es uno de los más decorativos que pueden existir. Produce unas flores grandes, de colores muy vivos, y preciosas, tanto es así que hay quien piensa que son tan bonitas como las que tienen las orquídeas. Lo mejor de todo es que es capaz de resistir heladas, por lo que se puede cultivar en el exterior en las regiones templadas del mundo.

Con unos mínimos cuidados, tener un maravilloso jardín decorado con esta increíble planta no será nada complicado 😉 .

Características de la Pata de camello

Árbol de Bauhinia adulto

La Bauhinia, conocida por los nombres comunes de Pata de camello, Pata de vaca, Urape, Casco de vaca, o Árbol orquídeo de Hawái, es el género de más de 200 especies de la familia botánica Fabaceae, subfamilia Caesalpinioideae. Crece de forma natural en el norte de India, Vietnam, sudeste de China, Hawái, costas de California, sur de Texas y Florida.

Alcanza una altura entre los 6 y los 12 metros, con un tronco de 30-40cm de diámetro. Tienen una copa muy ramificada, con ramas que pueden extenderse de 3 a 6m, con hojas lobuladas de 10-15cm de ancho, de color verde. Éstas pueden llegar a caer durante el otoño-invierno si el clima es fresco, o si no reciben la cantidad de agua que necesitan. Pero, sin duda, su principal atractivo son sus flores.

Estas preciosidades pueden llegar a medir hasta 15cm de ancho, y ser colores muy diversos: rosa, rojo, blanco, naranja… Además, el árbol puede producirlas a lo largo de todo el año, con lo que por si acaso no estará de más tener la cámara siempre a punto para poder fotografiarlas 😉 .

Una vez que son polinizadas, comienza a madurar el fruto, que es una legumbre seca en cuyo interior se encuentran las semillas, listas para ser sembradas.

¿Cómo se cuida?

Grupo de flores de la Bauhinia monandra

Bauhinia monandra

Tener un ejemplar de Bauhinia es una idea muy interesante, ya que como ahora veremos no requiere de tantos cuidados como podríamos pensar:

Ubicación

Para poder crecer bien es necesario que se coloque en el exterior, en semisombra. Le puede dar algunas horas de luz solar de forma directa por la mañana temprano o al atardecer. Además, se tiene que plantar a una distancia mínima de 4-5 metros de cualquier planta alta o de una pared para que el día de mañana podamos verla en todo su esplendor.

Sus raíces no son invasivas, así que no tendremos que preocuparnos por las tuberías ni por el suelo.

Suelo

No es exigente. Puede crecer incluso en los calcáreos, pero es aconsejable que sea poroso y que tenga buen drenaje para que, de ese modo, pueda enraizar con más facilidad y rapidez.

Riego

Durante el verano se debe regar de manera frecuente, mientras que el resto del año se han de espaciar los riegos. Por lo general, se regará unas 3 veces por semana durante los meses más cálidos, y 1-2/semana el resto del año.

Abonado

Durante todo el año es aconsejable abonar de vez en cuando con abonos orgánicos, como humus, estiércol o guano. Se echa una capa de unos 3cm de grosor, se mezcla con cuidado con la tierra, y finalmente se riega.

Época de plantación

La mejor época para plantar la Bauhinia o Pata de camello en el jardín es a finales de invierno, antes de que las hojas vuelvan a brotar. En el caso de que la hayamos adquirido a mediados o a finales de primavera, también podremos plantarla en el jardín pero teniendo aún más cuidado de no manipular mucho sus raíces.

Multiplicación

Fruto seco del árbol de Bauhinia o Pata de camello

Semillas

Las semillas germinan muy bien en cuestión de 7-10 días si son sometidas al choque térmico en primavera. Este es un tratamiento pregerminativo que consiste en introducirlas en un vaso con agua hirviendo durante 1 segundo, y luego en otro vaso con agua a temperatura ambiente durante 24 horas. Para que no sufran ni suframos ningún daño, es muy útil usar un colador.

Al finalizar esas 24h, tenemos que sembrarlas en macetas individuales o en bandejas de semillero colocados en semisombra. Pondremos un máximo de dos semillas en cada alvéolo y las cubriremos con una fina capa de sustrato, el cual puede estar compuesto por turba negra y perlita a partes iguales. ¿Por qué tan pocas? Porque cuando son muy jóvenes les cuesta mucho superar el trasplante.

Así pues, las dejaremos en esas macetas o bandejas hasta que veamos que se les salen raíces por los agujeros de drenaje, y en la próxima primavera las podremos pasar a una maceta mayor o al jardín.

Para que los hongos no puedan perjudicarlas, es muy importante hacer tratamientos preventivos con azufre o cobre en primavera y otoño, y con fungicidas en spray en verano.

Esquejes

Una manera también rápida de obtener nuevos ejemplares es plantando esquejes en primavera. Éstos han de medir al menos unos 40cm de largo, y se han de cortar en bisel (es decir, que no ha de ser un corte recto, sino ligeramente inclinado). Después, humedecemos bien la base con agua y la impregnamos con hormonas de enraizamiento en polvo.

A continuación, plantamos los esquejes en una maceta con sustrato de cultivo que tenga muy buen drenaje, como turba negra con perlita al 50% o vermiculita. Regamos bien y lo mantenemos en semisombra.

Si todo va bien, enraizarán en 1-2 meses.

Rusticidad

La Bauhinia es un árbol que resiste bien las heladas de hasta los -5ºC.

Flor de la Bauhinia galpinii

Bauhinia galpinii

¿Qué te ha parecido este árbol? 🙂

¿Te gusta la jardinería? Esto no te puede faltar
Tanto si te estás aficionando en el mundo de la jardinería como si eres un experto, no te puede faltar nada de esto:
Kit de accesoriosHerramientasSemillas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *