Photinia serrulata

Vista de la Photinia serrulata

Imagen – Wikimedia/Soramimi

La Photinia serrulata es la planta de jardín por excelencia: es una preciosidad a la que le puedes dar forma de seto, de arbolito o de árbol, y que puedes tener tanto en un recipiente decorando el patio como en tierra. Por si fuera poco, resiste heladas y produce unas florecillas realmente decorativas.

Pero… ¿sabes cómo se cuida? Si tienes dudas, no dejes de leer 🙂 .

Origen y características

Frutos de la Photinia serrulata

Imagen – Wikimedia/Amada44

Nuestro protagonista es un árbol perennifolio originario de Japón, China y Formosa cuyo nombre científico es Photinia serrulata (también se sigue utilizando el anterior, Photinia serratifolia). Popularmente se conoce como fotinia, y es una planta que llega a alcanzar una altura de 10 metros, pero lo normal es que se quede en 2 a 4m.

Su tronco es erecto, con cierta tendencia a inclinarse, y su cruz es baja, lo cual quiere decir que ramifica desde muy abajo. Las hojas son alternas, simples, oblongas u ovaladas, con el borde serrado, terminan en punta y miden 10-18cm de largo. Son verdes, excepto cuando son nuevas que son rojas.

Las flores son hermafroditas, blancas, de 6-10mm de ancho, y aparecen agrupadas en inflorescencias en forma de espigas de 10-16cm de ancho. Florece en primavera. Los frutos son globosos, miden unos 6mm de diámetro y son rojos.

¿Cuáles son sus cuidados?

Hojas de la Photinia serrulata

Imagen – Wikimedia/Retama

Si quieres tener un ejemplar de Photinia serrulata, te recomendamos proporcionarle los siguientes cuidados:

  • Ubicación: ha de estar en el exterior, a pleno sol.
  • Tierra: crece en todo tipo de suelos, prefiriendo los que tienen buen drenaje. En maceta se aconseja echar una primera capa de greda volcánica, perlita o similar y luego rellenarla con sustrato de cultivo universal.
  • Riego: unas 3 o 4 veces por semana en verano, y unas 2 veces/semana el resto del año.
  • Abonado: aconsejable abonar en primavera y verano con abonos orgánicos, una vez cada 15 o 30 días.
  • Multiplicación: por semillas y esquejes a finales de invierno.
  • Poda: a finales de invierno. Se han de quitar las ramas enfermas, débiles o rotas, y se han de recortar aquellas que estén teniendo un crecimiento excesivo.
  • Rusticidad: resiste el frío y las heladas de hasta los -18ºC.

¿Qué te ha parecido la Photinia serrulata?

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.