¿Qué son las plantas rupícolas?

El Asplenium es una planta rupícola

Imagen – Wikimedia/Marko Vainu

Hay plantas en casi todas partes. Con un poco de tierra, mantillo o incluso musgo, y algo de humedad, hay especies vegetales que prosperan hasta en los huecos que van abriéndose en los muros a medida que pasan los años.

Unas de las más increíbles son las plantas rupícolas, es decir, aquellas que crecen en terrenos rocosos o pedregosos. Hay muchas más de las que cabría esperar, lo cual hace que sean las más interesantes para cultivar en jardines donde el suelo no es tan arenoso como esperábamos.

¿Qué son las plantas rupícolas?

Las plantas rupícolas son aquellas que, como decíamos, viven en los huecos o cavidades de las rocas. También se conocen como litófitas, epilíticas o saxícolas. Por lo general esas rocas son calizas, pero también pueden estar hechas de granito. Las raíces han evolucionado para absorber toda el agua que puedan, mientras les es posible, de modo que en la temporada menos favorable para el crecimiento, como puede ser durante una sequía, tienen mayores posibilidades de sobrevivir.

Y es que, hay que tener en cuenta que muchas veces en esos ambientes las condiciones son extremas. La roca suele ser muy compacta, y debido a ello, es muy difícil que las hierbas crezcan en ella, puesto que es muy poca la tierra que puede permanecer sobre su superficie. Como consecuencia de todo esto, este es un lugar en el que la humedad se pierde con mucha rapidez, al estar más expuesta a los rayos solares y al viento.

De hecho, es asombroso que haya plantas que puedan crecer en esas condiciones. Pero las hay, como podemos ver por ejemplo en las paredes de las casas más viejas, o en los acantilados.

Tipos de plantas litófitas

Así, hay muchos tipos de plantas litófitas: orquídeas, plantas carnívoras, bromelias, aráceas… Algunas de ellas se cultivan en el interior de los hogares, como la Colocasia gigantea o las Dendrobium. Pero vamos a conocerlas mejor, para que así puedas identificarlas con facilidad cuando quieras hacerte con una o simplemente aprender a reconocerlas en caso de que veas alguna:

Asplenium septentrionale

El Asplenium bifurcatum es litófita

Imagen – Wikimedia/Michael Becker

El Asplenium septentrionale (antes Asplenium bifurcatum) es un helecho originario de Europa. En España lo podemos ver en la península ibérica, creciendo en los huecos de las rocas de granito. Se trata de una planta que no supera los 15 centímetros de altura, y con frondes (hojas) verde-oscuras que se bifurcan de 1 a 3 veces, siempre de dos en dos. Los soros son marrones, y de ellos surgen las esporas que terminan de madurar en verano.

Colletogyne perrieri

El Colletogyne perrieri es la única especie del género Colletogyne. Es una planta herbácea y tuberosa endémica de Madagascar, donde crece sobre piedra caliza. Las hojas son acorazonadas, y las flores se componen de una espata blanca con manchas moradas, y un espádice con manchas rojas.

Colocasia gigantea

La Colocasia gigantea es una herbácea con hojas grandes

Imagen – Wikimedia/David J. Stang

La Colocasia gigantea es una planta llamada taro india u oreja de elefante gigante. Se trata de una hierba originaria del sudeste de Asia. Alcanza una altura de 1,5 a 3 metros, y desarrolla hojas grandes, de color verde y con los nervios bien visibles al ser de color verde más claro.

Heterothalamus alienus

Vista del Heterothalamus alienus es un arbusto perenne

Imagen – Wikimedia/Silkmr

El Heterothalamus alienus, conocido como romerillo, es un arbusto endémico de Argentina, sur de Brasil y Uruguay que alcanza una altura máxima de 3 metros. Las hojas son simples, filiformes, y de color verde. Sus flores pueden ser femeninas o masculinas, y brotan durante la primavera y el verano. El fruto es un aquenio de color amarillento, que contiene semillas de unos 2 milímetros.

Pinguicula longifolia

La Pinguicula longifolia es una carnívora litófita

Imagen – Wikimedia/Xemenendura

La Pinguicula longifolia, conocida como grasilla o atrapamoscas, es una planta carnívora endémica del Pirineo central. Es una hierba que con hojas largas, de hasta 50 centímetros de largo, y de color verde. Además son pegajosas, en particular para los insectos. Las flores son de color azul pálido o lila, y brotan en primavera.

Phoenix rupicola

La Phoenix rupicola, o palmera datilera de los acantilados, es una palmera de un solo tallo nativa de la India y de Bután. Alcanza una altura de 8 metros, y sus hojas son pinnadas, de hasta 3 metros de largo. Las flores se agrupan en inflorescencias, apareciendo entre las hojas, y los frutos son drupas amarillo-anaranjadas de 2 centímetros de longitud que contienen una semilla.

Platycerium bifurcatum

El Platycerium bifurcatum es un helecho epífito

Imagen – Wikimedia/Lijealso

El Platycerium bifurcatum es un helecho conocido como cuerno de ciervo o cacho venado, y es endémico del norte del Parque nacional Mimosa Rocks, en Australia. Esta es una planta compuesta por hojas verdes y fértiles de hasta 90 centímetros de largo, y otras estériles de color marrón y con forma redondeada que se solapan.

Tillandsia ionantha

El clavel del aire es una planta epífita

La Tillandsia ionantha es una especie conocida como clavel del aire. La encontraremos creciendo silvestre desde México hasta Costa Rica, allá donde pueda. Sus raíces son muy cortas, ya que se desarrollan sobre rocas donde apenas tienen algo de tierra en la que poder ‘agarrarse’. Tiene un tamaño de 6 a 8 centímetros de alto, y sus hojas miden entre 4 y 9 centímetros de largo. Estas son coriáceas, muy delgadas, con la punta aguda, y están cubiertas por una especie de cera blanquecina la cual le sirve de protección contra los rayos solares.

¿Conoces otras plantas rupícolas?


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.