Plátano (Musa)

Los plátanos son comestibles

El plátano, como sabemos, es una de las frutas más fáciles de consumir, ya que puedes ir pelándolas a medida que las vas comiendo, sin necesidad de mancharte las manos. Por este motivo, es habitual que los niños y jóvenes lleven alguno en la mochila, o que los adultos disfrutemos de su sabor en el jardín.

Pero ¿sabías que hay distintas variedades de plátanos? ¿Y que los produce una planta herbácea de rápido crecimiento que no necesita muchos cuidados?

¿Cuál es la planta que produce plátanos?

Las plataneras son plantas herbáceas

Imagen – Flickr/perlaroques

En realidad no es una sola, sino que hay varias. Todas ellas pertenecen al género Musa, que son megaforbias o hierbas gigantes que tienen raíces rizomatosas, un falso tronco herbáceo y hojas lanceoladas y anchas de color verde.

La gran mayoría de los que se ponen a la venta en los supermercados proceden del cruce de dos especies: la Musa acuminata y la Musa balbisiana, que se conoce como Musa x paradisiaca. Como curiosidad, debes saber que sus frutas no tienen semillas, es decir, son estériles. Pero aún hay más: de este híbrido hay variedades y cultivares muy interesantes.

Variedades o tipos de plátanos

Todas las variedades se clasifican en dos grupos, los cuales son los siguientes:

  • Plátanos dulces: son los que se pueden consumir crudos, recién cogidos de la planta, o si se quiere unos días después (pero en verano es mejor consumirlos lo antes posible, ya que se pudren pronto). La variedad más cultivada es la cavendish.
  • Plátanos para cocinar: son plátanos de gran tamaño, que a menudo tienen la piel verde. Estos se comen después de haberlos cocinado, como el plátano macho.

Y si nos centramos en las plataneras que las producen, destacamos:

Musa acuminata ‘Dwarf Cavendish’

Es la más importante a nivel mundial. Es originaria de China y Vietnam. Crece hasta los 4 metros de altura, y presenta hojas verdes con manchas rojizas en el haz. Sus frutas son de un tamaño medio, y tienen la piel fina, de color amarillo al madurar.

Musa acuminata ‘Grand Nain’

La ‘Gran Naine’ o como también se llama ‘plátano Quiquita’, es una variedad que crece unos 4 metros de altura. Tiene hojas verdes, lanceoladas, y produce frutas comestibles con la piel amarilla.

Musa acuminata ‘Lakatan’

El ‘Lakatan’ es un cultivar de Filipinas. La planta tiene un rápido crecimiento, hasta alcanza su altura máxima: 5 metros. Presenta hojas alargadas y de color verde. Y sus frutas son plátanos que al madurar son amarillos.

¿Qué contiene el plátano y para qué sirve?

El plátano tiene un sabor dulce

Por cada 100 gramos, casi 75 gramos de agua, 12 gramos de azúcar, 2,6 gramos de fibra, además de muchas vitaminas. Por ejemplo, es rica en vitamina B6 (tiene 0,367 microgramos, es decir, el 28% de la cantidad diaria recomendada), vitamina C (8,7 microgramos, el 15% de lo que se recomienda), y además tiene 0,27 microgramos de manganeso, lo que supone el 14% de lo recomendado.

El plátano es una fruta deliciosa, que además tiene unos cuantos e interesantes beneficios para la salud. Por ejemplo:

  • Al ser rico en antioxidantes retrasa el envejecimiento.
  • Es ideal para deportistas, ya que un solo plátano te sirve para saciar el hambre que a veces se siente poco antes de practicar deporte.
  • Puede ayudar a fortalecer y mejorar la salud del corazón.
  • Es eficaz contra el estreñimiento.
  • La cáscara se puede usar para aliviar el picor causado por la picadura de un mosquito.

¿Cuándo no comer plátano?

Si bien tiene muchos beneficios, como hemos podido ver, también hay que tener en cuenta que hay personas que no deben de comerlo. Hablamos de aquellas que tengan intolerancia o alergia, no sea solo a la fruta en sí, sino también a alguno de sus componentes.

Así, si padeces una enfermedad renal, es mejor que consultes con tu médico o un nutricionista antes de comerlo. En caso de duda, de todos modos, siempre es mejor consultar con un especialista.

¿Cómo conservar plátanos?

Los plátanos están muy buenos, pero se echan a perder en cuestión de días si no se guardan en el sitio adecuado. De hecho, sobre todo en verano lo ideal es tenerlos en la nevera, a una temperatura entre 0 y 5ºC.

Pero para que duren más te recomendamos, además, comprarlos o cogerlos en racimos, y guardarlos en una bolsa de plástico con agujeros antes de meterlos en el electrodoméstico.

Otro punto importante es que es necesario mantener las frutas y las verduras separadas, ya que cuando una empieza a ponerse fea, con manchitas marrones o a reblandecerse, desprende un gas, el etileno, que acelera la senescencia (o el envejecimiento) de las demás.

¿Qué diferencia hay entre un plátano y una banana?

Los plátanos se consumen crudos o cocinados

Es fácil confundirlos, pero si se ponen uno al lado del otro enseguida veremos algunas diferencias. Por ejemplo, si comparamos el plátano de Canarias, con la banana veremos que no son tan parecidos como en un principio pensábamos:

  • Tamaño y forma: el plátano tiene un tamaño inferior al de la banana, pero además tiene una forma más curvada. La banana en cambio es más grande, con una forma más alargada.
  • Textura: la de la banana en general es más seca que la del plátano.
  • Olor: el del plátano suele ser más intenso.
  • Sabor: el plátano es más dulce que la banana. Esto se debe a que contiene más azúcar.

Y en el supermercado encontramos otra: el precio. Las bananas a menudo son más baratas que los plátanos.

Pero, ¿significa que esto que proceden de plantas distintas? Bueno, tanto el plátano como la banana son frutas de las Musa, pero de distintos cultivares, por lo que el cuidado de ambas es el mismo. ¿Te gustaría saber cuál es? Apunta:

Cuidados de las plataneras

Para que una platanera pueda dar muchas frutas, es importante que se plante en el suelo, o como mínimo en una maceta grande. Hay que pensar que pueden medir unos 4 metros de altura, de modo que cuanto más espacio tengan sus raíces, más podrá crecer y, por lo tanto, más plátanos podrá producir.

La tierra tiene que ser ligera, con un buen drenaje y rica en materia orgánica. Hay que evitar plantarla en suelos, o sustratos, muy compactos, que se encharquen con facilidad, ya que de lo contrario podría pudrirse. Aunque es una planta que necesita riegos abundantes durante especialmente el verano, no soporta tener los »pies mojados» a diario.

Siguiendo hablando del riego, ha de ser frecuente. Como mínimo se ha de regar unas 3 veces por semana durante el verano si es muy cálido y seco, echando agua hasta que toda la tierra se empape. En invierno se ha de regar menos, ya que la planta no crece tanto y el suelo permanece húmedo más tiempo.

Por último, has de saber que no soporta el frío. En climas como el mediterráneo, o con temperaturas de hasta los -2ºC, y si está resguardada, sí puede vivir sin problemas. Pero en caso de que haya heladas importantes y/o frecuentes, necesitará protección.

¿Te animas a cultivar tus propios plátanos?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.