Prunus, árboles de magníficas flores

Ejemplar de Prunus florecido

En los trópicos tienen la inmensa suerte de contar con una gran variedad de especies de árboles con magníficas flores; sin embargo, aunque en las regiones templadas no tenemos tanta, sí que hay algunas plantas que, cuando sus flores deciden brotar, se convierten en un auténtico espectáculo natural. Uno de los árboles más bonitos es el Prunus.

Independientemente del tipo que sea, se trata de una planta con la que podremos tener un buen rincón de sombra y una alegría inmensa en primavera. Por si fuera poco, son varias las especies con las que podremos calmar nuestro estómago. Así que, si tenemos en cuenta todo esto, no podríamos dejar de escribir un artículo especial con toda la información sobre él, el Prunus.

Distribución y características del Prunus

Flores de Prunus cerasifera 'Atropurpurea'

Prunus cerasifera ‘Atropurpurea’

Nuestro protagonista es un género de árboles o arbustos generalmente caducifolios (pierden la hoja en otoño-invierno y vuelven a brotar en primavera) que pertenece a la familia botánica Rosaceae. Crecen de forma natural en las regiones templadas de todo el mundo, especialmente de Europa y Asia. Hay un total de 100 especies aceptadas de las 700 descritas, que tienen las siguientes características:

  • Hojas: alternas, simples, pecioladas y normalmente aserradas.
  • Flores: hermafroditas, solitarias, fasciculadas o en cimas umbeliformes (se trata de una inflorescencia cuyos tallos florales tienen exactamente la misma longitud) o racemiformes (es una inflorescencia que tiene un tallo floral principal del cual surgen otros en cuyo extremo brotan las flores). Son de color blanco o rosado.
  • Fruto: es una drupa en cuyo interior se encuentran una o dos semillas. La carne o pulpa que las protege suele ser comestible (endrino, ciruelo), pero a veces es seca (almendro).
  • Semillas: miden entre 1 y 2cm, son más o menos coriáceas, de color marrón claro.

Dentro del género hay seis subgéneros, que son:

  • Amygdalus (melocotonero y almendro): presentan brotes axilares en grupos de tres.
  • Cerasus (cerezo): tiene brotes axilares solitarios, y las semillas lisas.
  • Laurocerassus: es perennifolio (se mantiene verde todo el año), y presenta brotes axilares solitarios. Sus semillas son lisas.
  • Lithocerasus (cerezos enanos): presentan brotes axilares en grupos de tres, y semillas lisas.
  • Padus: presentan inflorescencias en racimo, brotes axilares solitarios y vainas de las semillas lisas.
  • Prunus (albaricoquero o damasco, y ciruelo): presentan brotes axilares solitarios, y vainas de las semillas rugosas.

Especies más cultivadas en el mundo

Ornamentales

Prunus cerasifera  

Se trata de un árbol caducifolio conocido como ciruelo de jardín, cerezo ornamental o ciruelo-cerezo, originario del centro y este de Europa. Crece hasta alcanzar una altura máxima de 15m. Sus hojas son muy llamativas, ya que son de un marrón rojizo muy bonito.

Además, aunque se cultive como ornamental, es una planta cuyos frutos son comestibles. De hecho, con ellos se pueden hacer mermeladas. Y por si esto no te termina de resultar interesante, decirte que soporta el frío hasta los -7ºC.

Prunus cerasifera var. pissardii

Ejemplares de Prunus cerasifera var. pisardii

Es una variedad de Prunus cerasifera conocida como ciruelo de hojas púrpura originaria de Persia. Se trata de un árbol caducifolio que crece entre los 6 y los 15 metros de altura.

Prunus laurocerassus

Conocido por los nombres de Laurel real, Laurel cerezo o Lauroceraso, es un arbusto grande o árbol pequeño de hojas perennes que puede alcanzar una altura de 10 metros. Florece en primavera y, si las condiciones son adecuadas, también puede hacerlo en otoño.

A menudo se utiliza como seto o para rellenar huecos. Es una planta que tolera muy bien la poda, y resiste el frío hasta los -10ºC.

Prunus lusitanica

Conocido como Azarero, Laurel de Portugal, Loro o Palo de loro, esta es una planta arbustiva o arbórea perennifolia que alcanza una altura de hasta 8 metros originaria de Portugal, Islas Canarias y Norte de África. Sus flores son pequeñas pero muy abundantes, de color blanco y perfumadas.

Resiste el frío hasta los -10ºC.

Prunus mahaleb

El Cerezo de Santa Lucía es un arbusto o árbol caducifolio originario del norte de África, y del centro y sur de Europa que alcanza una altura de hasta 10 metros. Las flores blancas que produce son muy decorativas, además, con el tiempo da muy buena sombra.

Resiste hasta los -7ºC.

Prunus mume

El Albaricoque japonés o Ciruela china es un árbol caducifolio originario de China que, tras haber sido llevado a Corea y Japón, ha conseguido naturalizarse en estos países. Alcanza una altura de hasta 10 metros. Produce unas flores magníficas, que es por lo que se utiliza sobretodo como ornamental; aún así, hay que decir que el fruto es comestible, pero tiene un sabor amargo.

Resiste hasta los -7ºC.

Prunus padus

El cerezo de racimos, cerezo o aliso, cerisuela o cerezo pado es un árbol caducifolio originario de los bosques húmedos de Europa, Asia occidental y Norte de África que crece hasta alcanzar una altura de 6-7 metros. Sus maravillosas flores blancas se disponen en racimos largos y colgantes, lo cual le da un aspecto increíble a la planta.

Resiste el frío hasta los -7ºC.

Prunus serrulata

Mucho más conocido como cerezo japonés o cerezo del Japón, se trata de un árbol caducifolio originario de Japón, Corea y China que crece hasta alcanzar una altura de 6-7 metros. Es una de las especies más interesantes, ya que cuando florece sus ramas quedan ocultas tras los pétalos y parece que sólo tiene tronco y flores.

Resiste has los -15ºC.

Prunus serrulata ‘Kanzan’

Prunus serrulata 'Kanzan' en flor

Se trata de una variedad de cerezo japonés nativo de Japón, China y Corea que crece hasta los 6-9 metros. En primavera, antes de que surjan las hojas, brotan gran cantidad de flores blancas o rosas.

Hortícolas

Prunus armeniaca

El albaricoquero, conocido también como albaricoque, damasco, chabacano o albergero, es un árbol caducifolio originario de China, Turquía, Irán, Armenia, Azerbaiyán y Siria que crece hasta alcanzar una altura de 3-6 metros. Las flores son blancas, y el fruto es una drupa comestible que se consume fresca, y que se utiliza además para hacer mermeladas.

Resiste el frío hasta los -10ºC.

Prunus avium

El cerezo es un árbol frutal caducifolio nativo de Europa y de Asia Occidental. Crece hasta alcanzar una altura de 30 metros, aunque en cultivo no se le deja superar los 6-7m. Las flores son de un precioso color blanco, pero sin duda lo que más llama la atención son sus frutos: las cerezas, las cuales se pueden comer recién cogidas de la planta, en mermeladas, e incluso se elabora un licor con ellas llamado marrasquino.

Resiste hasta los -15ºC.

Prunus domestica

El ciruelo es un árbol caducifolio de hasta 6 metros de altura originario de Europa y oeste de Asia. Es un bonito árbol que se puede usar tanto para decorar el jardín como el huerto, pues sus flores son una maravilla y sus frutos tienen un sabor exquisito, tanto es así que se consumen tanto frescos como en jugos o mermeladas.

Resiste hasta los -12ºC.

Prunus insititia

Fruto del ciruelo silvestre

El Prunus insititia, cuyo nombre científico es Prunus domestica subsp. institia, es un variedad de ciruelo conocida como ciruelo silvestre, ciruelo damasceno, ciruelo de Damasco o endrino mayor originario de Siria. Se diferencia del ciruelo por sus frutos, los cuales son más pequeños, y por el color de su piel, que va desde el azul hasta el índigo.

Prunus dulcis

El almendro es un pequeño árbol caducifolio originario de las regiones montañosas de Asia Central, pero ha conseguido naturalizarse en el mediterráneo. Alcanza una altura máxima de 5 metros. Sus frutos, las almendras, se consumen frescas, ya sea en postres o como tentempiés.

Resiste hasta los -5ºC.

Prunus persica

El melocotonero o duraznero es un árbol caducifolio originario de China, Afganistán e Irán. Alcanza una altura de 6-8 metros. Durante la primavera, antes de que broten las hojas, brotan unas preciosas flores de color rosa, lo cual le convierte en un precioso árbol de jardín…, pero también de huerto, ya que sus frutos son deliciosos, pudiéndose comer frescos.

Resiste hasta los -7ºC.

Prunus spinosa

El endrino es un arbusto caducifolio muy enmarañado y espinoso que crece hasta los 4 metros de altura originario de Europa. En España es conocido también como endrina o arañón en zonas del norte peninsular, y como Abruños o Ameixa Brava en zonas de Galicia. Sus frutos son ricos en fibra, y además son una excelente fuente de potasio, hierro y calcio. Se pueden consumir frescos, pero también para hacer mermeladas, jaleas y para preparar pacharán.

Resiste bien el frío y las heladas de hasta los -10ºC.

¿Cómo se cuida?

Ejemplar de Prunus dulcis o almendro

Después de ver tantas maravillas, apetece tener uno, ¿verdad? Pero, para tenerlos perfectamente sanos hay que saber algunas cosas para poder proporcionarles los mejores cuidados, que son las que te voy a decir ahora:

  • Ubicación: son plantas que tienen que estar en el exterior, a pleno sol. Sólo en el caso de que quieras un cerezo japonés y vivas en la región mediterránea (o con clima similar) te recomendaría más ponerlo en semisombra para que no lo pasara mal en verano.
  • Suelo: tiene que tener muy buen drenaje, pues es sensible a la podredumbre de las raíces. Asimismo es importante que tenga un pH neutro o ligeramente ácido (6-6,5).
  • Riego: frecuente. Hay algunas especies, como la P. dulcis, que sí soportan un poco la sequía, pero crecerán mucho mejor si se les va regando 3-4 veces por semana durante los meses cálidos y algo menos el resto del año.
  • Época de plantación: a finales de invierno, antes de que broten las hojas.
  • Multiplicación: por semillas (siembra directa) o por esquejes de unos 40cm de longitud en primavera.
  • Abonado: abonar a lo largo del año con abonos orgánicos, como estiércol o humus de lombriz.
  • Poda: se aconseja podarlos, especialmente a los hortícolas, para ir controlando su altura a finales de invierno. Tienes que quitar las ramas secas, enfermas y débiles, así como recortar aquellas que estén creciendo demasiado.
  • Plagas: cochinillas, barrenillos, polillas defoliadoras y pulgones que se han de tratar con insecticidas específicos.
  • Enfermedades:
    • Chancro: las ramas se necrosan con rapidez sin motivo aparente. Se puede tratar con Fosetil-Al, pero si la enfermedad está muy avanzada lo mejor será quitar la planta y desinfectar el suelo mediante la solarización, por ejemplo.
    • Nudo negro: los síntomas más comunes son el crecimiento irregular, exagerado y débil de las ramas y de los troncos. Afecta sobretodo a los ciruelos. Se puede tratar cortando por la parte que esté sana y poniendo pasta cicatrizante. Asimismo, es importante hacer al menos un tratamiento con fungicida a base de cobre.

Yemas florales del cerezo

¿Qué te ha parecido el Prunus? Bonito, ¿verdad?

¿Te gusta la jardinería? Esto no te puede faltar
Tanto si te estás aficionando en el mundo de la jardinería como si eres un experto, no te puede faltar nada de esto:
Kit de accesoriosHerramientasSemillas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *