Helecho águila (Pteridium aquilinum)

Vista del helecho Pteridium

Imagen – Wikimedia/ Björn S…

Los helechos son unas plantas estupendas. Es verdad que la gran mayoría son del clásico color verde, pero la elegancia de sus frondes (hojas) es tal, que quedan bien en casi cualquier parte, sobretodo si hablamos de especies como el Pteridium aquilinum.

¿Por qué? Porque no solo es precioso, sino que también es muy, muy fácil de cuidar, pudiendo estar tanto en el interior de la vivienda como en los rincones protegidos del jardín o patio.

Origen y características del Pteridium aquilinum

Vista del helecho común

Imagen – Flickr/David Eickhoff

Conocido como helecho águila, amambáy o helecho común, es una planta perenne originaria de todo el mundo, excepto de las zonas desérticas. Sus frondes llegan a medir hasta 2 metros, y son tri o cuatripinnadas, siendo las pinnas ovoides, glabras en el haz y pilosas en el envés.

Los esporangios, es decir, esas estructuras que contienen las esporas, tienen un anillo longitudinal. Dichas esporas son muy ligeras, tanto que el viento las transporta con gran facilidad.

¿Cuáles son sus cuidados?

Si te animas a tener un ejemplar de Pteridium aquilinum, te recomendamos proporcionarle los siguientes cuidados:

Ubicación

Como hemos comentado, puede estar en casi cualquier sitio. Pero las exigencias de luz variarán dependiendo de si se tiene en interior o en exterior:

  • Interior: es preferible que se coloque en una habitación en la que entre mucha luz procedente del exterior, y lejos de las corrientes de aire, ya que de lo contrario tendría un desarrollo más pobre, e incluso sus frondes podrían perder color.
  • Exterior: colocar en semisombra, en una zona donde no le vaya a dar el sol de manera directa nunca. Así, evitarás que se queme.

Riego

El riego será de moderado a frecuente. Durante los meses más cálidos y secos del año tocará regar más seguido que el resto, pues la tierra se seca con más rapidez. Pero, ¿cada cuánto exactamente?

De nuevo, va a depender de dónde lo tengas:

  • Interior: si cultives tu helecho común dentro de casa, deberás de regarlo muy poco. Durante el verano puede que necesite dos riegos a la semana, pero el resto del año con uno cada diez o quince días puede tener suficiente.
    Comprueba la humedad del sustrato en caso de duda, y evita el encharcamiento. En el caso de que le tengas puesto un plato debajo, quítale el agua que sobre a los 30 minutos de haber regado.
  • Exterior: en el exterior la tierra o el sustrato tarda menos en perder su humedad, por lo que en verano puede ser necesario regar 3 a 4 veces a la semana, y el resto una a la semana.

Usa siempre que puedas agua de lluvia, pues es la mejor para las plantas. En su defecto, utiliza agua apta para consumo humano, o sin demasiada cal (con un pH de 6 a 7).

Tierra

El helecho común es una planta vivaz

Imagen – Wikimedia/Zeynel Cebeci

  • Maceta: aconsejable mezclar sustrato para plantas ácidas (en venta aquí) con un 30% de un sustrato poroso, como la perlita (en venta aquí) o la arlita (en venta aquí).
  • Jardín: no es exigente, pero prefiere crecer en tierras ricas en materia orgánica, con buen drenaje.

Abonado

El Pteridium aquilinum es un helecho que precisa un aporte regular de abono. Por este motivo, desde comienzos de primavera hasta finales del verano se debe abonar con productos a ser posible orgánicos, como el mantillo o el compost.

En el caso de que quieras usar fertilizantes, recomendamos uno específico para plantas verdes (en venta aquí). Pero eso sí, debes seguir las indicaciones especificadas en el envase para evitar problemas.

Multiplicación

Es una planta cuyas esporas a menudo germinan muy bien sin tener que estar pendientes de ellas. De hecho, bastará con esperar a que germinen en la misma maceta que su planta-madre, y luego extraerlas con cuidado con la ayuda de una pequeña pala de mano o incluso una cuchara sopera para luego plantarlas en macetas individuales.

Si has adquirido esporas, siémbralas en primavera en semillero con sustrato rico en materia orgánica, y colócalo en semisombra. Manteniéndolo húmedo (pero no encharcado) germinarán en un mes aproximadamente.

Poda

No la necesita. Quítale solo las frondes que se vayan secando con unas tijeras previamente desinfectadas con alcohol de farmacia o unas gotas de lavavajillas por ejemplo. También te servirá limpiarlas con toallitas húmedas para bebés.

Época de plantación o trasplante

El Pteridium aquilinum se puede plantar en el jardín en primavera, cuando las heladas hayan pasado. Si lo tienes en maceta, trasplántalo a otra mayor cuando veas que se le salen raíces por los agujeros de drenaje, o cuando ya hayan pasado más de dos años desde el último trasplante.

Artículo relacionado:
Trasplantar plantas

Plagas y enfermedades

Por lo general no tiene, pero en ambientes secos y muy cálidos podría verse afectado por alguna cochinilla o pulgón.

Rusticidad

Resiste heladas de hasta los -15ºC, por lo que no tendrás que preocuparte por el frío 😉 . Además, resiste muy bien los incendios y se adapta sin demasiados problemas a los suelos degradados.

El helecho águila o común es una planta ornamental

Imagen – Wikimedia/Björn S…

¿Qué te ha parecido este helecho?


3 comentarios, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   Roberto Melo dijo

    Este helecho es maravilloso y caprichoso, uno lo ve en lugares de jardin donde no recibe practicamente cuidados y esta esplendido, si decides llevarlo a otro lugar donde «lo cuidaras», entonces no le gusta y se deteriora, sera capricho???.

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola Roberto.

      Je, je. Son cosas que pueden pasar. Incluso de una misma remesa de semillas, recibiendo los mismos cuidados, siempre habrá alguno que crezca mejor y otros que crezcan peor. ¿Por qué?

      Quizás sea una cuestión genética. Algunos ejemplares solo crecerán de maravilla en un determinado lugar, y otros se adaptan mejor a diversas condiciones.

      Saludos!

  2.   Roque López dijo

    No me atraen mucho las plantas, pero este helecho si me parece muy lindo. Lo he visto que crece en un predio en el que estoy viviendo . Crece únicamente en la grieta de un canal de desagüe en la juntura de unión de los ladrillos.