¿Qué es la raíz pivotante?

La raíz pivotante mantiene sujeto al árbol

Las raíces de las plantas son unas estructuras increíbles: creciendo en el sentido de la gravedad, absorben los nutrientes que se encuentran en el suelo, permitiendo que las ramas, las hojas, las flores y los frutos puedan crecer y desarrollarse correctamente. Sí, sin duda podríamos decir que sin ellas, no habría bosques, ni praderas… ni casi ninguna otra área verde en el planeta. Pero, de todas ellas, la raíz pivotante es la principal.

No todas las especies de seres vegetales la tienen, y en algunas es un poco difícil identificarla; de hecho, solo nos será fácil verla en los árboles. ¿Te gustaría saber cuáles son sus características? Pues ¡vamos allá! 🙂

¿Qué es la raíz pivotante?

La raíz pivotante es gruesa y larga

Imagen – Wikimedia/RoRo

La raíz pivotante, también conocida como raíz axonomorfa, o raíz primaria, es la raíz que crece hacia abajo verticalmente. De ella surgen otras, que son muchas más finas, llamadas raíces secundarias. Este órgano suele ser fácil de reconocer, ya que es la más gruesa de todas.

Pero esto cuando se quiere trasplantar supone un problema, puesto que a menos que la planta esté bien enraizada, al momento de extraerla de la maceta o del suelo sin darnos cuenta podemos hacerle heridas que podrían resultar fatal. Es por este motivo por el cual es tan difícil trasplantar hierbas como el diente de león, zanahoria o cardos.

¿Qué tipos hay?

Se distinguen dos tipos:

  • Raíz fusiforme: presenta ahusamientos en la tapa y en el fondo. Por ejemplo: la del rábano blanco.
  • Raíz napiforme: es más ancha que larga. Por ejemplo: la raíz del nabo.

El término ‘raíz cónica’ se utiliza también para llamar a la raíz primaria.

¿Para qué les sirve?

La raíz pivotante tiene como función mantener anclada en el suelo a la planta. Su extensión vendrá determinada por factores ambientales (cuanto más seco sea un lugar, más larga será), y del tamaño propio de la planta (la longitud de la raíz suele ser, como mínimo, la misma que la altura del ser vegetal).

¿Cuáles son las plantas que la tienen?

Por lo general, todos los árboles y suculentas (cactus, crasas y caudiciformes) la tienen. Pero no son los únicos. Plantas como cardos, chirivía, Welwitschia o los Echium también cuentan con ella.

¿Qué pasa si se corta la raíz pivotante a un árbol?

Cuando por ejemplo se trabaja un árbol como bonsái, una de las primeras cosas que te puede decir cualquier maestro bonsaísta o cualquiera que tenga años de experiencia trabajando plantas siguiendo las técnicas de la escuela clásica del bonsái es que hay que cortar la raíz pivotante. Y esto, tiene su porqué.

Hemos dicho que es una raíz que mantiene la planta sujeta al suelo e impide (o evita en lo posible) que un fuerte vendaval pueda sacarla. Pues bien, cuando esa misma planta se tiene en una maceta, esta misma raíz va a »levantar» el árbol o el tipo de planta que sea, empujándola hacia arriba.

Cuando se corta, se evita que esto pase. Pero además se le obliga a producir muchas raíces secundarias, que son más finas. Ahora bien, al quedarse sin la pivotante, tendrá que sujetarse con alambres al recipiente donde se esté cultivando; y si se quisiera plantar en el suelo, durante los primeros años necesitaría estar atado a un tutor para que pudiera enraizar lo suficiente para quedarse bien sujeto a la tierra.

¿Cómo se corta?

En el caso del árbol que quiera trabajarse como bonsái, se debe de cortar preferentemente cuando el árbol es aún muy joven (de hecho, se espera a que la semilla germine y que luego la plántula saque 4-6 pares de hojas verdaderas), pues así la herida será más pequeña y por lo tanto podrá cicatrizar más rápido. Y eso se hace con unas tijeras que estén muy limpias, y desinfectadas. Después, tienes que sellar la herida con pasta cicatrizante.

Si por el contrario quieres cosechar la raíz, simplemente tienes que excavar un poco la tierra y sacarla.

¿Cuándo NO hay que cortar la raíz pivotante?

Los árboles muy jóvenes no se podan

Imagen – Wikimedia/Manjithkaini

Hay situaciones en las que no es buena idea cortar la raíz principal, y son las siguientes:

  • Cuando la planta está delicada de salud: si tiene alguna plaga o enfermedad, o si ha tenido sed o por el contrario ha sufrido por exceso de agua, es mejor no cortarle nada hasta que no se haya recuperado del todo.
  • Cuando solo tiene esa raíz: aunque a veces pueda parecer obvio, nunca hay que cortarle la raíz pivotante si la planta solo tiene esa raíz y otras que brotan de ella, a no ser claro está que se quiera cosechar por ejemplo zanahorias.
  • Cuando surgen dudas: este es un motivo que lo he querido poner porque si cortamos una raíz pivotante teniendo dudas, podemos correr el riesgo de perder la planta. Así que antes de nada, hay que consultar, informarse, y cuando se tengan las cosas claras, entonces proceder a cortar.

¿Te ha parecido interesante?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.