¿Qué hacer con las hojas en otoño?

Las hojas secas tienen varias utilidades

Las hojas de otoño cubren el suelo en cuanto las temperaturas empiezan a refrescar y los árboles las dejan caer. Esto deja un paisaje que para muchos es muy bonito, pero para otros en cambio no tanto. Y es que, claro, en un jardín se ven preciosas, pero tener un patio o una terraza lleno de hojas no siempre es lo mejor. ¿Qué hacemos con ellas?

Es posible que tu primera reacción sea tirarlas al contenedor de basura, pero yo te voy a decir otros usos que le puedes dar a las hojas en otoño.

Usos que podemos darles a las hojas en otoño

Las hojas secas pueden ser un abono

Son varios los usos que tienen las hojas de otoño. Vamos a explicarlos en detalle a continuación para que no se te escape ninguno:

Abono para el suelo del jardín

Las hojas son muy nutritivas; no en vano, son la principal fábrica de alimento que tienen las plantas ya que transforman la energía lumínica del sol en almidones y azúcares. Por supuesto, cuando llega el frío su situación empeora: las temperaturas bajan, el grado de insolación es cada vez más bajo, y por consiguiente, poco a poco irán secándose y cayendo.

Por eso, es muy recomendable dejarlas en el suelo, porque a medida que se vayan descomponiendo, irán liberando los nutrientes que se emplearon para fabricarlas, además de los que ella misma haya producido durante la fotosíntesis. Además, al árbol le damos la oportunidad de recuperar parte de esos nutrientes.

Mulching o acolchado para proteger las plantas

El otoño, y especialmente el invierno, son dos estaciones en las que muchas plantas lo pueden pasar mal, como por ejemplo, aquellas que se plantaron este año en el suelo, o esas exóticas de las que no tenemos claro si van a poder superar bien estos meses o no a la intemperie sin ninguna protección.

Una forma de ayudarlas es poniendo las hojas alrededor del/de los tronco/s o tallo/s. De este modo, conseguiremos que las raíces estén a una temperatura algo más alta de la que estarían si no tuviesen el acolchado.

Artículo relacionado:
Qué es y qué ventajas tiene un acolchado en jardinería

Enmienda orgánica para el suelo

La enmienda orgánica se usa más que nada para mejorar las propiedades de un suelo enriqueciendo su valor nutricional y mejorando su capacidad de retención y filtrado del agua. Por este motivo, las hojas de otoño son un buen ingrediente para el suelo. ¿Por qué? Porque solo tienes que triturarlas, por ejemplo con un cortacésped rotativo, y luego agregarlas a la tierra.

Verás que a medida que se descomponga se llenarán de moho. Esto es completamente normal, y de hecho es algo bueno, pues los nutrientes se van a ir liberando al suelo.

Como parte del compost

Las hojas secas sirven para el compost

Para hacer compost que luego podrás usar para abonar las plantas o el jardín necesitas una serie de cosas, y una de ellas es materia vegetal; es decir, ramas tiernas, flores, y por supuesto hojas. El otoño y el invierno son un buen momento para preparar compost, pues es cuando más disponibilidad de hojas hay.

Así que si tienes plantas que durante estas semanas van a tirar muchas hojas, no dudes en meterlas en el compostador. Así, más adelante podrás abonar tus cultivos con ellas.

Refugio de la fauna salvaje

Quien dice fauna salvaje dice erizos, conejos, liebres, además de insectos muchos de los cuales son beneficiosos para el jardín y huerto. Ninguno de nosotros puede frenar por su cuenta el calentamiento global ni eliminar toda la contaminación que hay en el planeta, pero sí que podemos cuidar de aquello que tenemos más cerca.

Por eso, es muy recomendable dejar las hojas en el suelo. Es una manera de ayudar a los animales que viven en él, o que pasan parte de su vida caminando sobre su superficie.

Cuidado con dejar las hojas en tuberías, piscinas, etcétera

Las hojas de otoño se pueden usar como abono

Por mucho que te gusten las hojas de colores en el suelo, es muy importante mantener despejadas las tuberías, canales, desagües, y similares, especialmente si vives en una zona donde llueve de forma torrencial encharcando el suelo. Te lo digo por propia experiencia: donde vivo llueve muy pocas veces al año, pero a finales de agosto/principios de septiembre, cuando el verano está entrando en su recta final, suelen caer 40 litros o más en poco tiempo. Si no se han limpiado los desagües, el agua no encuentra salida y es entonces cuando el nivel del agua sube.

Así que, muy importante, no te olvides de retirar las hojas de otoño de esos lugares, con una simple escoba y un recogedor, o bien con aspirador de hojas. También es necesario que se retiren de la piscina, no solo porque se ve mal, sino también y sobre todo porque empeora la calidad del agua. Estas las puedes quitar fácilmente con un recogehojas para piscinas.

Y con esto terminamos. Esperamos que te haya gustado lo que has leído aquí.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.