Tipos de cebolla

diferentes cebollas grandes y pequenas encima de una mesa

La cebolla es sin duda alguna uno de los alimentos más generalizados del mundo, ya que está presente en la cocina de los cinco Continentes. De ahí la importancia de conocer los diferentes tipos de cebollas, sus características y usos.

Estos aspectos son de suma importancia a la hora de elegir la más apropiada por su textura, color y sabor, aunque en términos culinarios, todas dan excelentes resultados y le dan a la comida ese toque tan especial.

Estas son los cinco tipos de cebolla que podemos encontrar

Cebolleta

manojo de cebolletas o cebollas pequenas

Las características de la cebolleta tienen bastante diferencia con las otras variedades de cebollas. Los bulbos de las cebollas no se encuentran bien definidos (20 a 25 mm). Estos forman una especie de mechón de hojas de 30 a 80 cm de ancho y unos treinta centímetros de ancho y se pueden comer crudos y su sabor es muy parecido a la cebolla convencional.

Las largas hojas verdes oscuro son cilíndricas y huecas, siendo su sabor menos fuerte que los bulbos y utilizándolas en crudo o cocida. Sus flores de color blanco amarillento, redondeadas en umbelas redondeadas, surgen en primavera. También se consumen crudas. La cebolleta es ideal para preparar frituras ya que tiene propiedades medicinales;  en particular, antibacteriano, antiséptico y diurético. Además fortalece el sistema inmunológico, disminuye los niveles de colesterol malo, triglicéridos y la presión arterial alta.

Cebolla blanca

cebolla rebanada en rodajas encima de un plato

Las cebollas blancas varían en su tamaño, van de mediana a grande y tienen forma globular con extremos redondeados o ligeramente cónicos. El bulbo está revestido por una piel blanca brillante con apariencia de pergamino, de textura seca y delgada. Debajo de la piel, la carne blanca y  trasparente es firme, crujiente y jugosa con muchas capas de anillos blancos finos. Son tiernas con un sabor picante y ligeramente dulce y contienen vitamina C, vitamina A, potasio, calcio, fibra y flavonoides.

Las cebollas blancas son las más adecuadas para aplicaciones crudas y cocidas como asar, saltear y freír. Cuando se usan frescas, las cebollas pueden cortarse y mezclarse en una ensalada, picarse y mezclarse en salsas blancas, hamburguesas y envolturas. Las cebollas blancas también pueden seccionarse y agregarse en sopas, guisos y caldos, hornearse en cazuelas, asarse a la parrilla y servirse con carnes asadas o usarse como aderezo.

Cebolla amarilla

tres cebollas de tamano mediano llamadas cebolla amarilla

Considerada por muchos como la cebolla de usos múltiples y una de las más utilizadas en la gastronomía internacional. Las cebollas amarillas tienen un buen equilibrio de astringencia y sabor dulce, y se tornan más suaves cuanto más se cocinan y es que por lo general son del tamaño grande, su piel externa resulta dura y sus capas carnosas.

Las cebollas amarillas españolas son una especie de esta cebolla y se pueden encontrar bulbos ligeramente más dulces y más suaves en sabor. Contiene vitamina C, potasio, calcio, fibra y flavonoides.

Las cebollas amarillas son las más apropiadas para aplicaciones crudas y cocidas. Los bulbos pequeños son los más utilizados en su totalidad y las pieles se pueden pelar hirviendo durante dos minutos. Pueden agregarse en guisos, gratinados y estofados, se usan para dar sabor a sopas y caldos, se glasean y se sirven solos, o se pueden agregar a las carnes y verduras asadas como un acompañamiento abundante.

Cebolla roja

cebolla roja partida por la mitad encima de una tabla de alimentos

La cebolla roja es muy similar a la amarilla en sabor, pero sus diferentes capas son un poco menos tiernas y carnosas. Son crujientes, dulces y ligeramente picantes cuando están frescas y cuando se cocinan, desarrollan un sabor sabroso, dulce y ligeramente menos picante que las cebollas de tamaño completo. Contienen antioxidantes, flavonoides, fibra, vitamina C, vitamina A, calcio y potasio.

Esta especie se utiliza frecuentemente para preparar ensaladas, salsas y otras recetas crudas por su color y sabor suave. También se pueden cocinar en brasas, a la parrilla en brochetas, glaseadas en salsa de limón o balsámico, cremosas con tocino o agregadas a las carnes y verduras asadas. Al igual que la cebolla amarilla, los bulbos pequeños son utilizados en su totalidad.

Cebolla Vidalia

dos cebollas Vidalia encima de una tabla de madera

Esta cebolla presenta un equilibrio del sabor astringente con su suave dulce. Es extraordinaria en rodajas finas y se sirve en ensaladas o preparación de sándwiches y su color puede ir de blanco a amarillo y, regularmente exhibe una forma aplanada. Contiene antioxidantes, fibra, ácido fólico y vitamina B.

 

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.