Cómo cuidar una Venus atrapamoscas

 Venus atrapamoscas

La Dionaea muscipula, más conocida como Venus atrapamoscas, es muy habitual encontrarla en viveros, centros de jardinería, y demás centros especializados. Es una planta que llama mucho la atención por sus numerosas trampas, en forma de boca, y por la rapidez con que las cierran tras un ligero toque. Conozcamos algo más sobre ella y cómo cuidarla.

Vive en terrenos pantanosos de América del Norte, concretamente del estado de Carolina. Está formada por un rizoma del cual salen las hojas en forma de roseta, que crecen a nivel del suelo. Cada trampa consta de numerosos dientes, y de tres ”pelos” en la superficie, los cuales se activan si un insecto los toca, cerrándose la trampa. Su ”dieta” está compuesta principalmente por insectos pequeños, tales como hormigas, moscas, abejas, mosquitos…

Cuando la llevemos a casa, es importante ponerla en un lugar donde le dé el máximo de horas de sol directo posible, y regarla siempre con agua destilada, de lluvia o de osmosis. En verano convendrá regarla, como norma general, días alternos, pero como digo, la frecuencia del riego variará según numerosos factores (clima, precipitaciones, ubicación…). Es recomendable, si no estamos seguros, coger la maceta: si pesa poco, entonces regaremos abundantemente. Se puede colocar (de hecho, es aconsejable en verano) en una bandeja o en un plato.

Venus atrapamoscas

Es una planta que necesita hibernar. Cuando la temperatura baje de 10º veremos como la parte aérea (las hojas) empieza a ponerse fea. Es lo normal. Espaciaremos los riegos (se pueden reducir a unos tres riegos mensuales, como norma general, hasta que vuelvan a subir las temperaturas y pasaremos a regar según las necesidades de la planta). Se puede dejar hibernar fuera si la temperatura no baja de los cuatro grados bajo cero.

Si vivimos en un clima tropical, entonces no nos quedará más remedio que sacar la Venus atrapamoscas de la maceta, quitarle con cuidado todo el sustrato, echarle un poco de fungicida, envolverlas con una servilleta húmeda, y meterlas dentro de un tupper, en la nevera, unos dos meses. Pasado este tiempo, la plantaremos en una maceta con sustrato nuevo, compuesto por turba rubia y perlita al cincuenta por ciento, o sphagnum.

Con estos sencillos cuidados, podremos disfrutar durante mucho tiempo de nuestra carnívora.

Más información – Cuidados de las plantas carnívorasLas trampas de las plantas carnívoras


6 comentarios

  1.   Paco dijo

    Hola, me han regalado una venus atrapamoscas y estamos en enero, si la planta está modificada para poder comercializarla en invierno, tengo que ponerla a hibernar el año que viene?

    Gracias y saludos, me resultó muy útil tu artículo 🙂

  2.   Mónica Sánchez dijo

    Hola Paco!
    Es mejor que empiece a hibernar este mismo año. Es algo que necesita para luego poder crecer bien el resto del año.
    Un saludo, y gracias a ti por seguirnos 🙂

  3.   María dijo

    Hola!
    Tengo una Venus hace como 10 meses pero se ha empezado a poner muy extraña, nacen nuevas hojas pero no se desarrollan, vivo en un lugar de clima súper cálido, no tenemos estaciones. No sé si deba ser por lo de la hibernación, y si es así qué puedo hacer o qué?.

    Gracias!.

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola María.
      La Venus atrapamoscas necesita pasar al menos dos meses un poco fríos (hasta -2ºC). Si en tu zona las temperaturas no varían mucho de una estación a otra, te recomiendo que le quites la tierra de las raíces con cuidado, luego aplícale fungicida líquido, y finalmente envuélvelas con una servilleta húmeda. Una vez lo tengas hecho, métela dentro de una bolsa con cierre hermético, o si lo prefieres en un tupperware, y a la nevera durante 8 semanas.
      Revísala de tanto en cuando para ver cómo sigue. Si ves que las hojas se vuelven negras, es normal. Cuando la plantes de nuevo, brotará normalmente.
      Un saludo.

  4.   Voctor dijo

    Hola Mónica pronto tendré una Venus atrapamoscas y quiero saber qué tipo de tierra es la ideal para poder cuidarla y todo referente a la planta

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola Voctor.
      La Venus atrapamoscas necesita un sustrato compuesto por turba rubia mezclado con un 20 o un 30% de perlita.
      Ponla a pleno sol y riégala frecuentemente con agua de lluvia o de ósmosis. En verano puedes ponerle un plato debajo e ir rellenándolo; pero el resto del año es más recomendable quitárselo y regar 2 o 3 veces por semana.
      Un saludo 🙂 .

Escribe un comentario