Cuidados de las plantas Carnívoras

Las plantas carnívoras, pueden dividirse en dos grupos: aquellas que son de clima tropical, y las que son de clima no tropical. Generalmente las de clima tropical, son mucho más difíciles de cultivar, ya que requieren niveles de humedad muy altos y una temperatura cálida determinada, siendo un terrario el mejor lugar para sembrarlas. Mientras tanto, las plantas carnívoras no tropicales, pueden vivir al aire libre, en lugares donde el invierno no es muy frio y pueden desarrollarse muy bien en jardines acuáticos o pantanosos.

Generalmente, cuando adquirimos este tipo de plantas, es importante esperar un tiempo para que se adapte a su nueva ubicación, por lo que siempre recomendamos que la pongamos de inmediato en un terrario o en un recipiente donde se encuentre cubierta para que reciba aire y luz del sol unos cuantos minutos al día. Después de un mes, la planta ya se encontrará adaptada a las condiciones ambientales de la zona y requerirá algunos cuidados que le traemos a continuación.

Primero que todo, ten en cuenta que estas plantas necesitan mucha luz para poder desarrollarse perfectamente. Es importante que le brindes por lo menos 5 horas diarias de sol, tratando de evitar las horas de la mañana cuando los rayos son mas fuertes y prefiriendo las horas de la tarde. De igual manera, aunque es preferible la luz natural a la artificial, algunas especies de plantas carnívoras como la Nepenthes  y la Drosera, no pueden recibir los rayos directos del sol ya que podrían quemarse.

La temperatura es otro de los factores que debemos tener en cuenta para cuidar nuestra planta, y es importante recordar que las necesidades van a depender de las especies que tengamos, ya sean plantas tropicales o no tropicales. De igual manera el riego debe ser por método de bandeja, es decir, tratando de poner la maceta encima de un plato y dejando que la planta absorba las cantidades necesarias de agua.


Escribe un comentario