Acer monspessulanum o Arce de Montpellier, uno de los pocos que crece en suelos calizos

Árbol adulto de Acer monspessulanum

El Arce de Montpelier, cuyo nombre científico es Acer monspessulanum, es uno de los árboles para dar sombra más idóneos para jardines pequeños, incluso para aquellos que tengan un suelo calizo. Con una altura de unos 7 metros, no necesita mucho para mantenerse.

Además, durante el otoño sus preciosas hojas se tornan de un color anaranjado-rojizo espectacular. Así que, ¿por qué no conocerlo? 😉

Origen y características del Acer monspessulanum

Hojas del Acer monspessulanum

Nuestro protagonista es un arbusto o arbolito caducifolio originario de Europa meridional y Asia meridional. En España lo podemos encontrar en las sierras montañosas de la península ibérica, y alguno que otro en la Sierra de Tramuntana de Mallorca. Es conocido por los nombres comunes arce menor, enguelgue, mundillo y arce de Montpellier.

Tiene un ritmo de crecimiento lento, llegando a alcanzar los 7 metros como máximo. Su copa es ancha, de hasta 5 metros de diámetro, y está formada por hojas trilobuladas con un tamaño de 3-6cm.

Las flores, que surgen en primavera, brotan en péndulos amarillos de unos 2-3cm. Una vez son polinizadas, las disámaras (frutos) comienzan a madurar hasta que finalmente a finales de verano/comienzos de otoño caen del árbol.

Su esperanza de vida es muy larga: de unos 300 años.

¿Qué cuidados necesita?

Flores del Acer monspessulanum subsp turcomanicum

¿Te gustaría tener este precioso árbol en tu jardín? Si es así, no dudes en hacerte con uno. Para cuidarlo de la mejor manera posible, te invitamos a poner a prueba nuestros consejos:

Ubicación

Tiene que estar en el exterior, en semisombra. Sus raíces no son invasivas, pero debido a las dimensiones de su copa es conveniente plantarlo a una distancia mínima de 6 metros de la vivienda y de plantas altas.

Un consejo:planta bajo su sombra plantas de flor, como las clivias. El resultado final será fantástico, pues todo el conjunto resaltará mucho 😉 .

Suelo

Prefiere los suelos calizos, pero puede vivir en los silíceos. En el caso de que quieras tenerlo en maceta unos años, usa sustratos que tengan un pH de 7 o 7.5.

Riego

Vive en zonas secas, pero cuando se le cultiva precisa de riegos más o menos frecuentes, especialmente durante el verano. Por lo general, deberás regarlo unas 3-4 veces por semana en los meses más cálidos, y cada 4-5 días el resto del año.

Abonado

Guano de murciélago en polvo

Desde comienzos de primavera hasta finales del verano, como mínimo, es necesario que lo abones con abonos orgánicos (restos de comida ”seca” como lechuga, cáscaras de huevo y/o plátano, posos de té, etc.; estiércol o guano). Ve echándole regularmente, por ejemplo, cada 15-20 días, y ya verás qué bonito se te pone.

Época de plantación

La mejor época para pasarlo al jardín es en primavera, cuando el riesgo de heladas haya pasado.

Poda

No es necesaria. Será suficiente con quitarle las ramas secas, enfermas o débiles.

Plagas y enfermedades

Cochinilla algonodosa sobre una hoja

Es muy resistente. Aún así, en ambientes secos y muy cálidos puede que le veas alguna cochinilla algodonosa en las ramas más jóvenes y/o en las hojas, la cual podrás quitar con un bastoncillo de las orejas humedecido en agua o alcohol de farmacia.

Multiplicación

¿Quieres obtener nuevos ejemplares? Si es así, puedes multiplicarlo de las siguientes maneras:

  • Semillas: puedes sembrarlas en otoño en una maceta con sustrato de cultivo universal mezclado con perlita al 30%, y mantenerla regada. En primavera germinarán (más o menos, a las ocho semanas). Si vives en una zona con clima suave, estratíficalas en la nevera durante 2 meses y luego siémbralas en una maceta.
  • Acodo: en primavera puedes hacer el acodo aéreo y conseguir así un ejemplar genéticamente idéntico al de tu árbol. Aquí te explicamos cómo se hace.

Rusticidad

El Acer monspessulanum resiste bien el frío y las heladas de hasta los -15ºC, de modo que no te tendrás que preocupar por eso 🙂 . Pero eso sí, debes saber que las temperaturas cálidas de 30ºC o más le pueden perjudicar si no tiene la tierra húmeda; además, para que pueda tener un excelente desarrollo es muy importante que durante el invierno se produzcan heladas. Necesita pasar frío durante dos o tres meses para poder reanudar su crecimiento con fuerza durante la primavera; de lo contrario se debilitaría rápidamente al no haber podido tener su reposo invernal.

¿Qué usos tiene?

Los usos que tiene son los siguientes:

  • Ornamental: se trata de un árbol muy bonito que queda de maravilla en cualquier rincón. Da muy buena sombra, es resistente a las plagas y enfermedades, rústico… ¿Qué más se puede pedir? Además, lo puedes utilizar para crear setos altos y ganar así privacidad en tu jardín.
  • Carpintería y ebanistería: como su madera es muy dura, se utiliza para fabricar objetos de lujo.
  • Alimento para el ganado: las hojas se utilizan como forraje.

Hojas del Acer monspessulanum en otoño

El Acer monspessulanum es un árbol muy decorativo que, de buen seguro, no te dará ningún problema. Para que puedas disfrutarlo durante muchísimo tiempo, no dudes en tomar nota de nuestros consejos y en consultarnos cualquier duda que tengas. 😉

Descarga gratis nuestro ebook sobre la Flor de Pascua
Se acerca Navidad, aprende a como seleccionar las flores de pascua, sus cuidados y qué hacer después de Navidad. Todo gratis en nuestro ebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *