Amanita citrina

Amanita citrina sombrero

Hoy vamos a hablar de un tipo de seta que no es comestible y que no debemos confundir con otra especie dentro de su grupo. Se trata de la Amanita citrina. Este tipo de seta es comúnmente confundida con otras de su mismo grupo ya que tiene aspecto similar. Algo que hace que esta seta sea única es que tiene un color amarillo citrino y huele a rábano. Esto hace que su identificación sea algo más fácil.Sin embargo, no es aconsejable confundirse a la hora de la recolección dado que puede provocar graves problemas en la salud si se confunde con otra especie tóxica.

Por ello, vamos a dedicar este artículo a explicarte todo lo que debes saber sobre la Amanita citrina y como reconocerla a simple vista.

Características principales

Amanita citrina

Sombrero y láminas

Este tipo de seta tiene un sombrero que va evolucionando de aspecto globoso a plano convexo. Dependiendo de la edad en el que nos encontremos esta seta, veremos que su sombrero tiene una forma u otra. Si vemos que la seda ya tiene un sombrero aplanado es que estaba en su etapa adulta. El diámetro de este sombrero suele variar entre los 4 y 12 centímetros de diámetro. En algunos ejemplares algo más desarrollados se puede ver algún que otro centímetro más de tamaño.

La cutícula del sombrero es de color amarillento y le da un aspecto al citrino. Suele existir una gran variación de intensidad de colores que van desde casi el blanco al amarillo limón. A veces nos encontramos algunos ejemplares que tienen el sombrero con tono verdosillos. Es esta variedad de colores la que hace que pueda ser fácilmente confundido con otras especies dentro del grupo de las amanitas. Se puede separar fácilmente la carne y algunas veces encontramos restos del velo universal. Estos restos, a diferencia del resto del sombrero, suelen tener un color blanco sucio en placas muy irregulares tanto de tamaño como de forma.

Aunque el sombrero es bastante carnoso y frágil suele convertirse en algo más blando conforme la edad avanzada. Tiene un margen incurvado que va evolucionando a plano pero no es estriado. Estos aspectos son fundamentales a la hora de aprender a diferenciar esta seta del resto.

Posee láminas de color blanco que tienen reflejos en amarillo. Son láminas que tienen un tamaño bastante ancho, son libres y numerosas. Cuentan con la medir las de menor tamaño. Tienen la arista flocosa y también del mismo color.

Pie y carne

Su pie es de forma cilíndrica y de color blanco a la amarillo muy claro. Es un pie con un aspecto recto. La longitud del pie suele estar entre los 5 y 15 centímetros de altura. Su diámetro es de entre 1 y 2 centímetro de diámetro. El pie es lleno cuando es joven. Sin embargo, conforme se va desarrollando a su etapa adulta acaba volviéndose casi hueco.

Una de las formas que también tenemos para diferenciar esta seta del resto es que posee un anillo colgante en el pie. Tiene una posición bastante alta y tiene al mismo color del pie. El anillo es amplio y algo granuloso en el borde. Cuenta con algunas estrías en su parte superior. El pie se va ensanchando cuando llega a la parte más baja y podemos encontrar un bulbo esférico rodeado de una volva circuncisa blanca. Si decimos de cortar el pie vemos que su color no varía cuando el ejemplar es joven. Sin embargo, si cortamos el pie de la Amanita citrina cuando el ejemplar es adulto podemos ver que el pie es enrojece levemente en su parte central. Todo esto son pequeños indicadores que puede hacer diferenciar esta seta de otras.

En cuanto a su carne, tiene un color blanco tirando al amarillenta. Es algo parecido a lo que ocurre con el pie. Su textura es espesa y tierna y tiene un sabor algo dulce pero desagradable. Su olor recuerda al del rábano y al de la patata dependiendo del estado del ejemplar.

Ecología y área de distribución del la Amanita citrina

Aspecto de la Amanita citrina

Esta seta es una especie micorriza de coníferas y caducifolios. Es una especie que es bastante abundante y pueda parecer por debajo de casi cualquier tipo de árbol. Salvo de la época de invierno cuando las temperaturas son mucho menores de lo normal, podemos encontrar esta planta casi durante todo el año.

Necesita de un grado mayor de humedad y podemos encontrar estos ejemplares, ya frecuencia bajo los árboles de coníferas y todos los que tengan hoja caduca. Aunque no es una seta que sea tóxica en su consumo podemos llegar a confundir esta seta con otras especies de amanitas que son muy tóxicas por ello, se hace poco aconsejable su consumo. Si analizamos su calidad gastronómica vemos que es escasa. Si esto lo volvimos a que tiene bastante facilidad para confundirse con otras setas de su grupo, vemos que no merece la pena su recolección.

Además, si llegamos a consumir la por error, debemos que tiene un sabor amargo y desagradable.

Principales confusiones de la Amanita citrina

Confusiones principales de las amanitas

Ya hemos mencionado que esta seta se puede confundir fácilmente con otras especies dentro de su grupo. Con las que más se puede confundir son con las amanitas blancas. Esto es debido a que tiene en su color y aspecto bastante similar. Vamos a ir analizando cada una de las posibles confusiones más frecuentes que encontramos con este tipo de setas:

  • Amanita phalloides: esta seta es muy fácilmente de confundir con la otra ya que tiene también un sombrero de color blanco. La diferencia principal con la Amanita citrina es la volva. Su volva este tipo saquiforme, membranosa y no circuncisa. Además en la cutícula podemos encontrar algunas tonalidades de color verde y algunas fibrillas radiales con un color más oscura. Esta seta es mortal para el ser humano. Por ello, debemos evitar totalmente su consumo.
  • Amanita virosa: se trata de una seta que tiene la volva elástica y membranosa. A diferencia de la Amanita citrina tiene el pie con escamas y un sombrero blanco deforme. Estas características son las que debemos utilizar para poder diferenciar una especie de otra. La importancia de saber diferenciar la Amanita virosa de la citrina es que esta es muy tóxica.
  • Amanita verna: es la especie dentro del grupo de las amanitas que más se le parece. La diferencia principal es que la volva membranosa no es circuncisa. No debemos confundir esta seta ya que es muy tóxica sí se consume.
  • Amanita gemmata: ésta tiene el sombrero amarillo al igual que la Amanita citrina en su edad más avanzada pero tiene estrías. Además, cuenta con placas blancas que son evidentes a simple vista y como un anillo fuga. Esta seta es algo tóxica.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre la Amanita citrina.

 


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.