Aronia

Los frutos de la Aronia son comestibles

La Aronia es uno de esos arbustos que lo tienen todo: belleza, un mantenimiento sencillo y, por si fuera poco, sus frutos tienen usos culinarios… aunque no crudos 😉 . Además, tiene la altura perfecta para poder tenerse directamente en el suelo, o en maceta.

Así que si tienes un espacio libre en el huerto, patio o balcón, y quieres rellenarlo con una planta que te sea útil, a continuación te vamos a presentar a la Aronia.

Origen y características

Las hojas de la Aronia son caducas

Se trata de un género de arbustos caducifolios originarios del este de Norteamérica. Producen hojas alternas, simples y oblanceoladas, con los márgenes ligeramente aserrados. Estas son de color verde, excepto en otoño que se vuelven rojizas antes de caer.

Las flores se agrupan en corimbos, y son blancas y pequeñas, de alrededor de un centímetro de diámetro. El fruto es un pomo pequeño, del tamaño similar al de la cereza.

Especies

Las especies del género Aronia son:

  • Aronia arbutifolia: alcanza entre los 2 y los 4 metros, a veces 6m.
  • Aronia melanocarpa: su nombre común es aronia negra, y alcanza los 2-3 metros.
  • Aronia x prunifolia: se cree que podría ser la misma que el Crataegus prunifolia. Es un árbol de 7-9 metros de altura.

¿Cuáles son sus cuidados?

Las flores de la Aronia atraen a las abejas

¿Quieres tener un ejemplar? De ser así, te recomendamos proporcionarle los siguientes cuidados:

Ubicación

La Aronia se ha de tener en el exterior, en un lugar donde le dé el sol de manera directa, a ser posible durante todo el día. En semisombra su floración es escasa, y por lo tanto su productividad es baja.

Tierra

Depende de dónde lo vayas a tener:

  • Maceta: aconsejable rellenarla con sustrato para plantas hortícolas, como este que venden aquí.
  • Jardín: crece en suelos fértiles, bien drenados.

Riego

La frecuencia de riego vendrá determinada por el clima que haya en la zona, así como de la estación del año en la que te encuentres. Así, cuanto más cálido y seco sea, habrá que regar más a menudo que si fuese frío y húmedo.

Por eso, en caso de duda siempre va a ser mejor comprobar la humedad de la tierra con un palo delgado de madera por ejemplo, ya que así no habrá riesgo ni de regar en exceso, ni de que las raíces se sequen.

Y si aún así no te fías, debes saber que se debe regar una media de 3-4 veces por semana en pleno verano, y una media de 2 veces a la semana el resto del año.

Abonado

Vista de la planta Aronia

Imagen – Flickr/Kjeannette

Desde comienzos de primavera hasta finales del verano hay que abonarlo una vez al mes o cada quince días con abonos orgánicos, con guano, mantillo, compost, u otros que tengas por casa.

Ten en cuenta que las plantas no solo necesitan agua para crecer, sino que también precisan ”comida”, pues de lo contrario con el paso de los meses la tierra se quedará sin los nutrientes necesarios para que pueda seguir desarrollándose con salud.

Multiplicación

La Aronia se multiplica por semillas y esquejes en primavera. Veamos cómo proceder en cada caso:

Semillas

  1. Primero, introdúcelas en un vaso con agua durante 24 horas.
  2. Al día siguiente, descarta las que se hayan quedado flotando pues lo más probable es que no germinen.
  3. Ahora, rellena una maceta con sustrato de cultivo universal (en venta aquí).
  4. Luego, siembra las semillas en la superficie, cubriéndolas con una fina capa de sustrato. Es importante que no estén amontonadas. De hecho, siempre va a ser mejor poner un máximo de dos semillas por maceta para garantizar la supervivencia de las plántulas.
  5. Por último, espolvorea cobre o azufre para evitar hongos, coloca el semillero en el exterior, a pleno sol, y dale un buen riego 🙂 .

Así, germinarán en unas dos semanas.

Esquejes

Para multiplicarla por esquejes tienes que cortar un trozo de unos 30cm de largo, de madera suave, impregnar la base con hormonas de enraizamiento (en venta aquí) y plantarlo en una maceta con vermiculita (en venta aquí).

Si todo va bien, producirá sus propias raíces al cabo de más o menos un mes.

Plagas y enfermedades

La Aronia cambia de color en otoño

Es muy resistente. Ahora bien, si las condiciones de cultivo no son las adecuadas, puede verse afectada por hongos -como consecuencia del exceso de riego-, o por cochinillas y arañas rojas si el ambiente es muy seco.

En el primer caso hay que tratarla con fungicida y espaciar los riegos, y en el segundo ambas plagas se pueden tratar con tierra de diatomeas (en venta aquí).

Poda

A finales de invierno se han de cortar las ramas secas, enfermas, débiles o aquellas que estén rotas. Asimismo, también será un buen momento para darle una poda de formación; es decir, para recortar las ramas de tal manera que tengan un aspecto redondeado y/o compacto.

Recolección

Los frutos se recolectan en otoño.

Rusticidad

Resiste el frío y las heladas de hasta los -18ºC.

¿Para qué sirve la Aronia?

Las bayas de la Aronia se pueden consumir

Ornamental

Es un género de plantas muy decorativo y fácil de cuidar. Queda estupendamente en macetas, o en grupos en el jardín/huerto.

Culinario

Con los frutos se hacen mermeladas, jarabes e infusiones.

Medicinal

De nuevo, los frutos tienen propiedades antioxidantes y astringentes.

¿Qué te ha parecido la Aronia? 🙂

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

¿Buscas plantas que estén preciosas en otoño?
Echa un vistazo a nuestra selección de variedades y ya verás como vas a disfrutar como nunca de esta maravillosa estación
13 plantas de otoño para exterior