Valeriana roja (Centranthus ruber)

Hoy vamos a hablar de una planta conocida comúnmente como valeriana roja. Su nombre científico es Centranthus ruber y también tiene otros nombres como hierba de San Jorge, milamores o centranto. Pertenece a la familia Valerianaceae y proviene de la cuenca del Mediterráneo.

En este artículo vamos a explicarte sus principales características, los usos que tiene y los cuidados que necesita. ¡No te lo pierdas!

Características principales

Se trata de una planta bastante vivaz que consigue crecer hasta los 60 cm de altura. Está bastante ramificada por lo que tiene un aspecto bastante rústico y vigoroso. Suele crecer colonizando las ruinas y se encuentra alrededores de jardines naturalizada.

Posee unas hojas brillantes de color verde en forma de lanza. Sus flores son de color blanca o rojas y están colocadas formando inflorescencias. Son bastante perfumadas, por lo que al acercarte sabes que es una valeriana roja.

Se ha adaptado fácilmente a vivir en suelos más húmedos y ricos en materia orgánica. Son buenas para asociarlas a salvias, lavandas y nepetas con un buen porte aromático en combinación de todas ellas. Su floración tiene lugar dos veces al año. La primera tiene lugar durante bastante tiempo sobre la mitad de primavera y la segunda dura menos y tiene lugar a principios de otoño.

También se permite su cultivo en macetas, aunque hay que tener en cuenta que las ramificaciones no van a ser tan abundantes debido a la limitación en el espacio y crecimiento. Al tener menos ramificación también será menos abundante su floración.

Usos de la valeriana roja

Es una planta muy utilizada en el campo de la medicina. Los efectos son similares al que produce la valeriana común. Sus hojas sirve para consumirse tanto frescas como cocinadas. Las raíces se utilizan en las herboristerías como tratamiento para los trastornos nerviosos. Seguramente has oído hablar más de una vez que si estás nervioso antes de una exposición o algo te tomes una valeriana. También puede utilizarse para provocar el sueño en caso de estrés.

Otro de sus usos puede ser el de decoración en muros, sembrado en escarpados y rocallas. Es perfecta para componer macizos junto con otras plantas más resistentes a la sequía. Para jardines cuyo clima es más seco, el Centranthus ruber es una buena opción para cubrir el terreno por completo. Es más, es favorable para el aspecto del jardín si el clima es bastante seco y el suelo pobre en nutrientes.

Requerimientos y cuidados

Es una planta que se adapta bastante bien a vivir en otros suelos más húmedos y ricos en materia orgánica, aunque puede vivir también en suelo pobres y climas secos. Es normal que si las condiciones ambientales son menos favorables, la cantidad de ramificaciones y, por tanto, el número de flores también será menor. Esta es la razón por la que es mejor colocarlas a pleno sol y con suelos bien nutridos que puedan mantener algo de humedad constante. Tolera la semisombra. El rango de temperaturas óptimo para que la planta no tenga problemas en su desarrollo es de 15-25 grados. Es la temperatura ideal para las zonas con clima mediterráneo.

En cuanto al suelo, necesita que tenga un buen drenaje. Si el agua no se absorbe bien y se encharca, estaremos teniendo problemas en su desarrollo. Deberemos añadir 1/4 de arena y algo de perlita para tener un correcto drenaje y evitar acumulamiento de aguas. Son capaces de prosperar bien en terrenos pedregosos, aunque lo más óptimo es que sea un suelo tirando a calizo.

No necesitan mucho riego. Lo más común es regarlo dos veces por semana con un aporte de agua mediano. Si estamos en la época de verano más calurosa, podemos regar 3 veces en semana que será más que suficiente. Su cultivo es bastante sencillo y podrás gozar de una gran resistencia que tienen a las plagas y enfermedades típicas del jardín. Es posible que, si la humedad es demasiado alta, puedan ser atacadas por pulgones y cochinillas.

Mantenimiento y multiplicación

El Centranthus ruber necesita cierto mantenimiento si queremos tener las condiciones óptimas para su desarrollo. Si por ejemplo, en nuestra zona hace mucho frío por las noches, deberemos taparla o protegerlas con algo. Cuando es sembrada en invernaderos, no tiene problemas de temperaturas bajas ni heladas, pero sí es más propenso a ser atacados por plagas como las mencionadas anteriormente, dado que el contenido de humedad es mayor.

Necesita de una poda tras la época de floración y unos 5 gr de fertilizante compuesto por cada planta que tengamos en la época de primavera. Con las altas temperaturas y el desarrollo de la doble floración (la de primavera y la posterior en otoño) necesita de un impulso para poder crecer bien. La cantidad de abono que empleemos dependerá enteramente de la calidad y nutrientes que tiene el suelo. Si la hemos sembrado en un suelo con propiedades excelentes de retención media de humedad y rico en materia orgánica, necesitaremos menos o ningún abonado. Por el contrario, si el suelo es más pedregoso, se necesitará más abonado para apoyar la floración.

En cuanto a la multiplicación, se puede realizar de varias maneras. La primera es por semillas. Normalmente su tiempo de germinación no es demasiado largo, pero es menos eficiente su reproducción por semillas. La segunda forma de multiplicación es por división de la mata. De esta forma el desarrollo y crecimiento es mucho mayor. Hay que tener cuidado con su propagación individual, porque suele crecer y expandirse a tal punto de convertirse en una planta invasora.

Si vemos que está comenzando a ocupar demasiado espacio en el jardín, es mejor eliminar las matas en exceso para controlar el crecimiento. Recuerda que si tu jardín está en una zona donde las precipitaciones son escasas y el suelo bastante pobre, con la valeriana roja podrás cubrir los terrenos menos cubiertos.

Espero que con esta información puedas saber más sobre el Centranthus ruber y te sirva para cuidarla y disfrutarla en tu jardín en combinación con otras plantas que hagan un juego perfecto para ganar en decoración.

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Categorías

Plantas

Graduado en Ciencias Ambientales y Máster en Educación Ambiental por Universidad de Málaga. Mi objetivo es dar a conocer toda la información de medioambiente a los lectores de manera sencilla, clara y entretenida para que se aprendan los valores de la naturaleza y la necesidad de preservarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.