Cuidados del clematis

El clematis es una trepadora de rápido crecimiento

El clematis es una trepadora conocida por la belleza y el tamaño de sus flores. Ahora bien, el género botánico al que pertenece está compuesto también por especies que no destacan tanto por sus pétalos como por su rápido crecimiento y adaptabilidad. Estas últimas es difícil verlas en un jardín; no en vano, los híbridos y cultivares son los más llamativos y por lo tanto también los más demandados, pero si quieres tener un jardín o un patio de bajo mantenimiento te animamos a que las conozcas, ya que resisten mejor la sequía que los clemátides más comercializados.

Pero, por supuesto, con esto no queremos decirte que no adquieras un híbrido o cultivar; en absoluto. Estos tienen flores de vivos colores y de un tamaño muy interesante, con lo que quedan muy bien en celosías, arcos, vallas, y hasta en macetas. Veamos cuáles son los cuidados del clematis para tenerlo perfecto, independientemente de la variedad que sea.

¿Dónde hay que colocarlo?

La planta clematide crece al sol

Antes de responder a la pregunta de cómo se cuida la planta Clematis, es importante primero que se diga dónde se ha de colocar. La clemátide es una planta trepadora que tiene que estar al aire libre, en un lugar soleado a ser posible, aunque tolera la semisombra.

Como crece rápido y puede superar los 10 metros de largo, se ha de tener lejos de otras plantas, ya que podría usarlas como soporte tanto si queremos como si no. Y si nos descuidamos, no las llegaría a matar pero sí que las debilitaría mucho, puesto que les daría sombra y, si están ambas en el suelo, competirían por conseguir los nutrientes que necesitan.

¿Cuándo y cómo se ha de regar?

El clematis o clemátide es una planta que se ha de regar con moderación a lo largo de todas las estaciones del año. Hay que usar siempre que sea posible agua de lluvia, pero sino también servirá el agua apta para consumo humano, o una cuyo pH sea de 5-7.

Cuando se riegue, el agua se dirigirá a la tierra, y se echará hasta que esta se quede húmeda. Si está en maceta, hay que echar hasta que la que no se haya absorbido salga por debajo, por los agujeros; y si está en el suelo, haremos un alcorque alrededor y lo llenaremos con agua.

¿Cuál es el mejor sustrato para el clemátide?

Es una planta que no le gusta demasiado el encharcamiento. Crece en suelos bien drenados. La tierra puede ser arcillosa y pobre en nutrientes, pero si tarda horas o días en absorber el agua, no será buena para el clematis. En caso de que la que tengamos sea precisamente así, haremos un hoyo de unos 50 x 50 centímetros, y lo llenaremos con sustrato de cultivo universal que lleve perlita (como este).

Y si vamos a tenerlo en maceta, podremos usar ese mismo sustrato universal. Aunque para mejorar el drenaje no está de más echar greda volcánica en el fondo; de esta manera el agua que no se haya absorbido saldrá más rápido. Eso sí, tenemos que acordarnos de plantarlo en una maceta más grande cada 2 o 3 años, en primavera.

El abonado del Clematis

El clematide tiene flores de diversos colores

El Clematis crece en primavera y en verano, incluso sigue haciéndolo en otoño si el clima es suave. Es especialmente durante su temporada vegetativa cuando más agua y nutrientes necesita. Por este motivo, es muy recomendable abonarlo desde el primer momento en el que vemos que reanuda su crecimiento al finalizar el invierno, y que dejemos de hacerlo cuando las temperaturas empiecen a bajar de los 15ºC.

Lo abonaremos con abonos líquidos si está en una maceta, o bien en polvo si está en el suelo. Podemos abonarlo con un fertilizantes, como el universal (en venta aquí) o el de plantas con flor (en venta aquí); pero aconsejamos el uso de abonos naturales, como el extracto de algas (en venta aquí), compost, cáscaras de huevo, bolsitas de té.

¿Cómo podarlo?

La poda del clematis consiste en eliminar las partes que estén rotas o enfermas. Asimismo, se han de recortar aquellos tallos que hayan crecido más de los que deseamos. Para ello podremos usar unas tijeras comunes (como las infantiles, o las de cocina) para cortar los tallos verdes y tiernos, y las de yunque (como estas) si son leñosos.

Será necesario usar herramientas limpias y desinfectadas, ya que de lo contrario podríamos arriesgarnos a que coja una infección.

¿Cuáles son plagas y enfermedades del clemátide?

Es una planta muy resistente. Es difícil que le veamos alguna plaga o signos de enfermedad. Pero eso no significa que no pueda tener. Si nos descuidamos con el riego, o si la tierra en la que crece no es adecuada para ella por ejemplo, puede tener problemas.

Por lo tanto, si se echa más agua de la que toca puede acabar con una infección fúngica (es decir, transmitida por hongos), que le pudrirá las raíces y hará que las hojas se vuelvan marrones rápidamente. O si dejamos de regarla, alguna cochinilla alimentándose de la savia de sus hojas.

En el primer caso tendríamos que aplicar fungicida, y en el segundo un anticochinillas ecológico (como este), o tierra de diatomeas (en venta aquí) por ejemplo.

¿Cuál es la resistencia al frío del clemátide?

El clematide tiene cuidados sencillos

El clematis es una trepadora que, en general, resiste muy bien las heladas moderadas. Puede aguantar hasta los -18ºC sin problemas, incluso hay algunas variedades que resisten hasta los -30ºC, como es el caso del Clematis ‘Blue Bird’, o el Clematis ‘White Swan’.

¿Qué te parecen los cuidados que hay que proporcionarle al clematis? Esperamos que te animes a cultivar esta fantástica planta en tu jardín, balcón o patio.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.