¿Cómo cuidar un cactus de interior?

Cuando pensamos en los cactus enseguida nos vienen a la mente una serie de plantas con espinas que crecen de manera natural en los desiertos. Además de eso, hay que saber que son muy fáciles de cuidar, de modo que a menudo encontramos una gran variedad de especies decorando los hogares.

Sin embargo, con el tiempo pueden surgir problemas si no reciben las atenciones que necesitan. ¿Se puede hacer algo para evitarlo? Por supuesto. A continuación te vamos a ofrecer una serie de consejos para que sepas cómo cuidar un cactus de interior.

Coloca tu cactus donde le dé la luz

Todos los cactus que se quieran poner en casa, han de recibir mucha luz natural. Lo ideal sería tenerlos en una habitación con grandes ventanas que la mantuvieran con una buena iluminación durante todo el día, o incluso en el balcón. Lo único que tendríamos que tener presente que debemos ir rotando las macetas para que todas las partes de las plantas reciban la misma cantidad de luz cada día.

Utiliza un sustrato que drene bien

Akadama

Es una de las cosas más importantes, ya que las raíces de los cactus se pudren enseguida si el sustrato no drena correctamente. Ya en el primer trasplante, el cual se debe realizar nada más comprarlos (excepto si es otoño o invierno, que entonces tendríamos que esperar a la primavera), hay que ponerles una tierra muy porosa. Una mezcla adecuada sería turba negra mezclada con perlita al 50%, pero si en nuestra zona hay una humedad ambiental alta será más recomendable usar pómice, arena de río o incluso akadama.

Riega sólo cuando la tierra esté seca

Cuando se cultivan cactus en interior hay que controlar mucho el riego, y comprobar que la tierra esté bien seca antes de volver a regarla. Para ello, podemos introducir un palo delgado de madera y ver cómo de limpio sale: en el caso de que se haya adherido mucha, no regaremos pues estará húmeda todavía. Otra cosa que podemos hacer es pesar la maceta una vez regada y de nuevo al cabo de unos días: como la tierra húmeda pesa más que la seca, podremos guiarnos por esta diferencia de peso para saber cuándo regar.

No es aconsejable ponerles un plato debajo ni introducirlos dentro de un macetero. A estas plantas no les gusta tener los ”pies mojados”. Si se los ponemos, les retiraremos el agua a los diez minutos de haber regado.

Abónalos para que crezcan

Desde primavera hasta finales del verano hay que abonarlos con un abono para cactus, ya sea líquido o granulado. Se deben de seguir en todo momento las indicaciones especificadas en el envase para no pasarnos con la dosis, lo cual les podría producir importantes daños.

Cámbialos de maceta una vez cada dos años

Los cactus son plantas de muy lento crecimiento, por lo que de año en año puede que no hayan cambiado mucho. Pero si queremos que continúen creciendo es conveniente que nos acordemos de pasarlos a una maceta unos 2-3cm más amplia que la que tienen en primavera. Así su sistema radicular podrá continuar expandiéndose y, por consiguiente, podrán seguir desarrollándose.

¿Necesitas más información? Haz clic aquí 🙂 .

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Categorías

Cactus

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta trabajar con la tierra y observar el comportamiento de cada uno de los seres vegetales, pues todos tienen características que los hacen únicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.