¿Cuáles son los efectos de las estaciones del año en las plantas?

Los efectos de las estaciones del año son visibles en las plantas

Las plantas son unos seres vivos muy especiales: a diferencia de los animales, ellas no pueden moverse, y eso hace que queden expuestas, tanto si quieren como si no, a los cambios ambientales que se van sucediendo a lo largo del año. Como consecuencia de ello, solo tienen dos opciones: adaptarse… o morir. Es así de duro, pero en la naturaleza solo sobreviven aquellas que consiguen adaptarse.

Para que puedas ver lo dramática que puede llegar a ser la situación en la que se encuentran, vamos a hablarte de cuáles son los efectos de las estaciones del año en las plantas.

¿Cómo se producen las estaciones?

Las estaciones del año tienen efectos en las plantas

El planeta es redondo. Además, va rotando sobre sí mismo, y… para complicar un poco más la cosa, su eje se van inclinando. Pero no, eso no es todo: a medida que va girando sobre su órbita, a veces está más cerca del Sol, y otras más lejos. Todo esto quiero que lo sepas por lo que te diré a continuación: los rayos del astro rey no llegan igual a todas las partes de nuestra querida Tierra. Es por eso por lo que en el Ecuador el grado de insolación es mucho más fuerte que, por ejemplo, en Alemania.

Como consecuencia de ello, las plantas se han ido adaptando, y lo han hecho dependiendo de las condiciones ambientales de la zona en la que viven. Así, por ejemplo, en las áreas donde el clima es suave siempre y llueve con mucha frecuencia, crecen las selvas tropicales húmedas; pero si nos vamos mucho más al norte, donde las regiones son templadas y, aunque puede llover bastante, no lo hace ni mucho menos tan seguido como en los trópicos, encontraremos los bosques.

Y es precisamente ahí, en las regiones templadas, donde las estaciones del año se hacen notar bastante más que en cualquier otra parte del mundo… tanto en los animales como en las plantas.

¿Cuáles son los efectos de las estaciones del año en las plantas?

Las estaciones del año serán más o menos notables e intensas dependiendo de lo cerca o lejos que estemos del ecuador. E incluso en una misma región, puede haber países donde haya alguna que se alargue o se acorte más que en otras. Para que entiendas esto, te pondré un ejemplo sencillo: tanto Suecia como España entran dentro de lo que llamamos región templada del planeta, pero en Suecia los inviernos son más fríos que en España, con una temperatura mínima que puede llegar a ser de -52,6º (registrada en el año 1966, en Vuoggatjålme).

En lo que respecta al invierno español, la mínima registrada fue de -30ºC, en el aeródromo de Calamocha (Teruel) en diciembre de 1963; aunque lo normal es que no baje de los -18ºC en promedio (teniendo en cuenta todas las provincias).

Claro, con esas temperaturas tan bajas, las plantas han de tener algún sistema de defensa. Y lo tienen: algunas han optado por dejar caer todo su follaje en cuanto empieza a refrescar, otras en cambio producen su propio anticongelante, el cual forma una capa impermeable que las mantiene aisladas de la nieve (aquí tienes más información al respecto).

Entonces, ¿cómo les afectan las estaciones del año a las plantas?

Primavera

La primavera es la estación de las flores

La primavera es la estación de las flores. Los días son cada vez más largos, la tierra se va calentando poco a poco, y las lluvias suelen ser frecuentes en algunas zonas. Aunque puede helar, las plantas salen de su letargo, y lo hacen a lo grande: reanudando su crecimiento con la producción de hojas, flores… y por supuesto continuando con el desarrollo radicular.

¿Qué tareas hacer en esta temporada?

Ahora es un excelente momento para sembrar y plantar, así como para podar aquellas ramas que estén secas, enfermas o débiles. Utiliza herramientas adecuadas, y previamente desinfectadas para prevenir infecciones.

Si tienes alguna planta que necesite un cambio de maceta, no dudes en trasplantarla a comienzos/mediados de la estación para que pueda continuar creciendo.

Verano

El verano es una estación de luz y calor en el jardín

El verano es la estación en la que se registran las temperaturas más altas de la zona, no en vano, es cuando los rayos del Sol nos llegan de forma más directa. Por consiguiente, la humedad de la tierra se pierde más rápido, lo cual obliga a regar de forma más seguida.

Durante esta época habrá plantas que apenas crecerán, pero otras en cambio seguirán haciéndolo. Los frutales que hayan empezado a producir frutos serán aquellos que gastarán buena parte de su energía en que esos frutos lleguen a término.

¿Qué hacer en esta temporada?

Como jardinero/a o cuidador/a de plantas, toca regar de manera frecuente. Asimismo, es buena idea proteger el suelo con algún tipo de acolchado (viruta, corteza de pino, grava decorativa,…) para que se mantenga más tiempo húmedo, y abonar.

Artículo relacionado:
Tipos de abono para la tierra

Otra tarea importante que se ha de hacer es tomar medidas preventivas anti-plagas. No está de más hacer algún tratamiento, como digo preventivo, una vez cada 15 días o así con tierra de diatomeas por ejemplo para mantener alejados a los insectos de tus cultivos.

Otoño

El otoño es una estación templada en el jardín

El otoño es la estación en la que los árboles caducifolios comienzan a perder sus hojas. Las temperaturas empiezan a ser cada vez más bajas, y las horas de luz son cada vez menos. Ahora es cuando son muchas las plantas que han terminado de madurar sus frutos, y que por ello ralentizan su ritmo de crecimiento.

Como el riesgo de ser atacadas por insectos que pueden convertirse en plagas sigue siendo alto, especialmente cuanto más cerca del ecuador nos encontremos, de modo que hay que estar un poco al tanto por si hiciera falta tratar las plantas.

¿Qué hacer en esta temporada?

Durante estos meses toca ir espaciando los riegos, pues la tierra va permaneciendo húmeda cada vez por más tiempo. También es momento de plantar árboles y otras plantas caducifolias, siempre y cuando no se produzcan heladas en los próximos tres meses.

Asimismo, hay que ir protegiendo las plantas más delicadas en invernaderos o dentro de la vivienda.

Invierno

En invierno hay que proteger las plantas del frío

El invierno es la estación en la que en muchas partes del mundo los paisajes y los jardines se visten de blanco. Los árboles caducos de clima templado ya no tienen hojas, pero… aún sigue habiendo vida: en el interior de los troncos y ramas, se siguen llevando a cabo las funciones básicas para mantener con vida a las plantas, aunque a un ritmo muy lento. Los días son mucho más cortos, y la intensidad de los rayos solares es más débil; debido a ello, los insectos peligrosos para los cultivos dejan de ser un problema serio.

No está de más inspeccionar las plantas de vez en cuando, pero en principio las tareas a realizar son muy escasas.

¿Qué hacer en esta temporada?

Si aún no se ha hecho, hay que proteger las plantas sensibles al frío en invernaderos o dentro de los hogares para que no lo pasen mal. No abonar, ni podar. El riego ha de ser escaso, pues el Sol no calienta mucho y el crecimiento prácticamente se ha suspendido hasta la llegada de la primavera.

Esperamos que te haya sido de utilidad 🙂 .


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.