Helecho cocodrilo (Microsorium musifolium ‘Crocydyllus’)

El helecho cocodrilo es de tamaño mediano

A veces en los mercados locales te puedes encontrar plantas de lo más curiosas, que quizás solo has visto una vez en la vida con suerte. Así es como el helecho cocodrilo »llegó» a mi vida. Desde lejos me daba la impresión de que era una hierba común, pero a medida que me iba acercando me enamoré de este planta. El vendedor me dijo que se conocía como lagarto; más tarde investigando di con su otro nombre común, y con el científico: Microsorium musifolium ‘Crocydyllus’.

Crocydyllus… ¿os suena de algo? Cocodrilo, sí. Y es que las frondes, que así es como se llaman las hojas de este tipo de plantas, recuerdan a la piel del reptil. Como ocurre casi siempre que encuentras una planta exótica, esta suele ser de difícil mantenimiento, y más cuando solo te encuentras unos pocos ejemplares a la venta. Pero no podía dejarla ahí, y la compré. Estos son los cuidados que le doy.

Cuidados del helecho cocodrilo

Para saber cómo cuidarlo primero es importante conocer sus orígenes, así como el tamaño que tendrá una vez llegue a la edad adulta. Y de esta planta se sabe que es originaria del sudeste de Asia, para ser más exactos de la selva tropical, donde crece como epífita sobre las ramas de los árboles. Esto ya nos dice que es sensible al frío, y que además necesita que la humedad ambiental sea alta. Por otro lado, llega a medir más o menos un metro de alto, por unos 40 centímetros de ancho; de modo que tendremos que cambiarlo de maceta varias veces a lo largo de su vida.

Una vez sabido esto, podremos pensar en qué cuidados darle para que esté sano:

¿Dónde cultivarlo: en interior o en el exterior?

Si vives en una zona donde el clima es tropical, con temperaturas mínimas de 18ºC, entonces te recomiendo tenerlo fuera todo el año, en sombra, ya que así va a estar realmente bien. Pero si vives como yo en un lugar donde el invierno es frío, puedes optar por tenerlo en el exterior durante los meses cálidos y luego meterlo en casa, o bien tenerlo todo el año en interior.

Yo opté desde el primero momento por la segunda opción. Al ser una planta delicada, no quiero correr riesgos. Eso sí, si la vas a tener en la vivienda, has de buscarle una habitación en la que entre mucha luz, pero no la pongas justo delante de la ventana porque de lo contrario se quemaría.

¿Qué tierra se le pone?

El sustrato del helecho cocodrilo ha de ser de calidad

El helecho cocodrilo necesita una tierra de calidad, que tenga estas características:

  • ser rica en materia orgánica
  • ser ligera
  • tiene que absorber y filtrar el agua rápido

El motivo es que es muy sensible al exceso de agua. Por este motivo, recomiendo usar un sustrato que puedes comprar aquí. También puedes hacer tu propia mezcla con 40% de turba negra + 30% turba ácida + 20% perlita + 10% humus de lombriz.

¿Cuándo y cómo regarlo?

Hay que regar al helecho cocodrilo varias veces por semana durante el verano y menos en invierno. Hemos dicho que si tiene más agua de la que necesita lo va a pasar mal, pero una falta de ella también es perjudicial; de hecho, hará que las frondes (recordemos que son las hojas) se vuelvan marrones.

Por este motivo, al menos durante las primeras semanas, es muy recomendable comprobar la humedad de la tierra antes de regar, por ejemplo introduciendo un palo delgado de madera hasta el fondo, o utilizando un medidor de humedad.

La frecuencia va a variar dependiendo del sustrato que le hayas puesto, y de dónde lo tengas. En general, se ha de regar 2-3 veces durante la época de más calor, y una vez por semana el resto del año. En el exterior se riega más seguido, ya que la tierra tarda menos en secarse; en interior en cambio se hace con menor frecuencia.

En cuanto a cómo regarlo, se ha de hacer echando el agua a la tierra, y hasta que el agua salga por los agujeros de la maceta. Se le puede poner un plato debajo, pero es muy importante que después de cada riego se retire el agua que haya sobrado.

Otro dato importante: usa agua de lluvia o una que sea apta para consumo humano. Si tiene mucha cal amarilleará.

¿Se ha de pulverizar?

La humedad ambiental es un tema delicado. Si vives en una isla o cerca de la costa no es problema, pues es seguro que será alta y que, por lo tanto, no tendrás que pulverizar tu helecho. Pero si vives más hacia el interior por ejemplo la cosa cambia.

En climas con una humedad baja, las plantas tropicales (que son las que se tienen en interior) lo pueden pasar mal. Para evitarlo, antes de nada te aconsejo mirar en una web de meteorología (si estás en España, puedes consultar la de la AEMET) y mirar qué grado de humedad relativa hay en el lugar donde vives.

Si está por encima del 50%, perfecto; pero si está por debajo has de rociar con agua tu helecho cocodrilo una vez al día en primavera y verano, y el resto del año ponerle recipientes con agua alrededor de la maceta.

¿Cuándo y cómo abonarlo?

Las hojas del helecho cocodrilo son coriáceas

El abonado se tiene que hacer en primavera y en verano, ya no solo porque lo necesita para estar sano, sino porque eso le servirá para tener fuerzas y sobrevivir al invierno que es lo que nos interesa. Por ello, aconsejo abonarlo desde muy pronto. Si lo compramos un lunes, el lunes siguiente será buen momento para empezar.

Así, utilizaremos abonos a ser posible orgánicos, como el guano (en venta aquí), el cual es rico en nutrientes y tiene además una rápida eficacia. Pero eso sí: lee y sigue las indicaciones de uso pues está muy concentrado, y una sobredosis sería fatal.

¿Cuándo cambiarlo de maceta?

Si lo compras en primavera o en verano, se puede cambiar el mismo día. Pero asegúrate de que está bien enraizado; es decir, tiene que tener raíces fuera de la maceta. Incluso si dudas tienes la opción de dar golpecitos a dicha maceta para que la tierra se despegue, y luego tumbar la planta y, con sumo cuidado, tratar de sacarla. En el caso de que vieras que la tierra se empieza a desmoronar, es que NO necesita trasplante, pero si sale entera, es que realmente necesita una maceta más grande.

Esta maceta tiene que tener agujeros en su base, y medir unos cinco centímetros de diámetro y profundidad más de lo que mide la que ha estado usando hasta ahora.

Signos o síntomas de problemas

¿Cuándo tenemos que preocuparnos? Bien, cuando veamos cualquiera de esto:

  • Frondes (hojas) que amarillean rápidamente: si son las de abajo, es que se está regando demasiado y habría que espaciar los riegos; si son las más nuevas en cambio, es que necesita más agua.
  • Frondes marrones: puede ser que le dé la luz directamente (o que esté muy cerca de la ventana) y se esté quemando, o porque la humedad ambiental es muy baja. En el primer caso la cambiaríamos de sitio, y en el segundo la pulverizaríamos con agua.
  • Presencia de insectos: cochinillas, mosca blanca, araña roja. Cualquiera de estos insectos aparecen cuando la planta está débil y/o cuando el ambiente es muy cálido y seco. Dado que tiene las frondes de buen tamaño, se pueden limpiar con agua y jabón.

El helecho cocodrilo no soporta el frío

¿Qué te ha parecido el helecho cocodrilo?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.