Palmeras Areca

Plantación de Areca catechu

Las palmeras del género Areca son unas plantas tropicales de singular belleza. Son tan bonitas, que no es de extrañar que se cultiven en todos los jardines que gozan de un clima sin heladas; incluso en interior se llegan a ver de tanto en cuando.

Pero, ¿cuáles son sus características? Y, lo más importante, ¿qué tenemos que hacer para que estén perfectas todo el año?

Origen y características

‘Areca’ es el nombre del género botánico de una serie de palmeras que se encuentran en los bosques tropicales húmedos desde Malasia hasta las Islas Salomón. Alcanzan una altura de hasta los 30 metros, con un o o varios troncos largos y esbeltos de hasta 20-30cm de diámetro. Las hojas son pinnadas, pecioladas, y con el raquis recurvado. Los foliolos son anchos, de 2-3cm, y largos hasta los 60cm.

Las flores, que se agrupan en inflorescencias, son femeninas o masculinas. Estas últimas son solitarias, tienen 6 estambres, y se sitúan justo por encima de las femeninas. Ambas son verdosas, y aparecen por debajo de las hojas. El fruto es una drupa de forma ovoidea, de color amarillo, anaranjado o rojo.

Principales especies

El género está compuesto por 50 especies, siendo las más populares las siguientes:

Areca catechu

Conocida como palmera del betel, alcanza una altura de 30 metros. Es la que más interés comercial genera, ya que las nueces se mascan junto a la hoja de betel (Piper betel) en sus lugares de origen.

Areca guppyana

Imagen – Davesgarden.com

Conocida como palma sagrada, es endémica de las Islas Salomón que posee un tronco delgado, de unos 3-4cm, con raíces aéreas. Tiene hojas cortas, arqueadas, y parcialmente divididas.

Areca triandra

Conocida como areca salvaje, es una palmera multicaule -de varios troncos-, que alcanzan una altura de entre los 1,5 y los 7 metros de altura. Sus hojas miden entre 1 y 1,8 metros de largo, por lo es buena opción para tener en jardines pequeños-medianos.

¿Cuáles son sus cuidados?

Si quieres tener un ejemplar, te recomendamos proporcionarle los siguientes cuidados:

Clima

Antes de adquirir una planta, es importante saber en qué clima o climas puede vivir, ya que de lo contrario podríamos acabar tirando el dinero. En el caso de la Areca, solo puede vivir bien en climas cálidos sin heladas, aunque también se puede tener en interior.

Ubicación

  • Exterior: semisombra. Al sol directo se quema.
  • Interior: ha de estar en una habitación en la que entre mucha luz natural, pero no se ha de poner justo delante de la ventana ya que de lo contrario los rayos solares, al atravesar el cristal, quemarían sus hojas. Además, debe de estar lejos de las corrientes de aire, y tener un humidificador al lado o bien vasos con agua alrededor para que la humedad ambiental sea alta.

Tierra

  • Jardín: fértil, con buen drenaje.
  • Maceta: sustrato de cultivo universal (puedes conseguirlo aquí) mezclado con un 30% de perlita.

Riego

Frecuente en verano, moderado el resto del año. Así, por lo general, regaremos 3-4 veces a la semana durante los meses más cálidos, y cada 4 días el resto. En caso de tenerlo en maceta, le puedes poner un plato debajo, pero a los 30 minutos de regarlo, debes de retirar el agua que haya sobrado.

Abonado

Guano en polvo.

Desde comienzos de primavera hasta finales del verano se ha de abonar con abonos orgánicos como el guano, el compost, u otros. Si se tiene en maceta, usar abonos líquidos o granulados, como los que específicos para palmeras que venden listos para su uso (como este de aquí).

Época de plantación o trasplante

En primavera. Si se tiene en maceta, se debe de trasplantar cada 2-3 años.

Plagas

La Areca es una palmera bastante resistente; ahora bien, si las condiciones de cultivo no son las adecuadas, o si nos hemos descuidado un poco el riego y/o el abonado, podría verse afectada por las siguientes plagas:

  • Araña roja: es un ácaro rojo que mide unos 0,5cm que se alimenta de las células de las hojas, causando la aparición de manchas de coloradas. También teje telas, como las arañas. Se combate con acaricida.
  • Cochinillas: pueden ser algodonosas o de tipo lapa. Se posan sobre las hojas, especialmente sobre las más tiernas. Si son pocas, se pueden quitar con la mano o con un pincel empapado en alcohol de farmacia; en caso contrario recomiendo usar tierra de diatomeas (puedes conseguirla aquí) o un insecticida anti-cochinillas.
  • Paysandisia archon: las larvas de esta polilla excavan galerías en el tronco, haciendo que la hoja central se desvíe. Si se vive en una zona de riesgo, hay que hacer tratamientos preventivos/curativos con clorpirifos e imidacloprid durante todos los meses cálidos, usando un mes uno y al mes siguiente el otro ya que de lo contrario podría causarle la muerte.
  • Picudo: es un gorgojo -una especie de escarabajo, pero más delgado- cuyas larvas se alimentan sobretodo del ”cogollo” de la palmera. También puede causarle la muerte si no se trata. Por eso, hay que tratarlo con cualquiera de los remedios que te indicamos en este artículo.

Enfermedades

Si regamos en exceso a la Areca, los hongos podrían aparecer. En caso de ser así, los posibles síntomas serían:

  • Aparición de un polvo blanco o grisáceo en hojas y/o tronco.
  • Aparición de un polvo rosado en la base del tronco, que se extiende hacia arriba.
  • Pudrición del ápice, que es la hoja más nueva. Si se tira de ella suavemente sale con facilidad.
  • Pudrición de las raíces.
  • Nulo crecimiento.
  • Las hojas se vuelven marrones (secas) con rapidez.

El tratamiento consiste en espaciar los riegos y tratar con fungicidas.

Multiplicación

Se multiplica por semillas en primavera. El paso a paso a seguir es muy simple, pues solo hay que rellenar una bolsa con cierre hermético con vermiculita previamente regada, introducir las semillas y dejarlas de manera que queden enterradas, cerrar la bolsa y colocar esta cerca de una fuente de calor.

Así, manteniendo siempre la vermiculita húmeda, germinarán en unos 30 días a una temperatura de 25ºC.

Rusticidad

No soporta el frío ni las heladas. La temperatura mínima ideal debería ser siempre superior a los 15ºC. Si baja hasta los 5ºC no le pasará nada grave, pero no hay que exponerlo a tan baja temperatura.

Y con esto terminamos. ¿Qué te ha parecido la Areca?

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.