¿Qué son y cómo se cuidan las plantas tropicales?

Grupo de Anthurium en flor

¿Alguna vez te ha pasado que has visto una planta nueva en un vivero, la has comprado y al llegar el invierno se te ha muerto? A mí, muchas. Quizás demasiadas. Seguramente el origen de estas preciosidades sea tropical y, claro, como la temperatura del hogar es más baja que la del vivero, y ya ni digamos que de las junglas, es normal que esa maceta simplemente no haya podido soportar el cambio.

Pero, ¿por qué son tan difíciles de cuidar? Si quieres conseguir que tus plantas tropicales duren más de unos meses, apunta estos consejos.

¿Qué son las plantas tropicales?

Palmera cocotera en una playa

Las plantas tropicales son aquellas que viven en las regiones cálidas y húmedas del mundo, es decir, son plantas que viven en un hábitat donde no sólo no hace frío sino que además la temperatura se mantiene siempre bastante estable, entre los 15 y los 30ºC. Además, las precipitaciones son muy frecuentes; de hecho, suele llover a diario o casi. Con estas condiciones, las plantas pueden crecer prácticamente todo el año, pues sus raíces se desarrollan en un suelo que se va fertilizando continuamente, a medida que la materia orgánica se descompone.

Estos lugares, como podemos intuir, son muy diferentes a nuestros hogares. En las viviendas la temperatura mínima suele ser de 10ºC si se encuentra en una región templada, cinco grados más baja que en sus hábitats. Sobre el papel puede no ser mucho, pero la realidad es muy distinta. Un sólo grado centígrado puede ser la diferencia entre la vida y la muerte, de ahí que resulte tan importante informarnos sobre la rusticidad de las plantas antes de comprarlas.

Si hablamos de la humedad del interior de las casas, a menos que vivamos en una isla o cerca de la costa también es baja. Así, un ambiente seco y frío, donde en invierno se pone la calefacción y en verano el ventilador, pone en peligro la supervivencia de la gran mayoría de plantas tropicales, por no decir la de todas ellas. Pero, y entonces, ¿cómo se cuidan?

Consejos y trucos para cuidar de tus plantas de interior

Antes de nada, es necesario que sepas que no existen las plantas de interior, ya que no hay ningún ser vegetal que viva de forma natural dentro las viviendas pues dichas viviendas son lugares ”artificiales” construidos por el ser humano y no por la propia naturaleza. Aún así, se conoce como plantas de interior a aquellas que, debido a su origen, no son capaces de resistir el frío.

Sabiendo esto, los consejos y trucos que te vamos a dar son los siguientes:

Consigue plantas aptas para principiantes

Las plantas de interior aptas para principiantes son algo más resistentes que las demás. Con unos mínimos cuidados, puedes conseguir que tu hogar esté perfectamente decorado. Algunas de ellas son:

Calatea

Calathea lancifolia, una preciosa planta de hojas decorativas

Las calateas son plantas que en sus lugares de origen alcanzan una altura de unos 40-50cm dependiendo de la especie. Su principal atractivo son sus hojas, las cuales tienen dibujos y colores maravillosos. Son muy fáciles de mantener, ya que sólo necesitan protección contra el sol y las corrientes de aire, dos o tres riegos semanales con agua sin cal y un aporte regular de abono orgánico líquido como el guano en primavera y verano siguiendo las indicaciones que especifica el envase.

Palmera de salón

Palmera Chamaedorea elegans

Si sueñas con tener una palmera en tu hogar, no puedes dejar en el vivero la Palmera de salón. Conocida por el nombre científico Chamaedorea elegans, alcanza una altura de unos 3-4 metros pero en maceta no suele superar los 2m. Se trata de una especie unicaule, es decir, de un sólo tronco, pero en una misma maceta plantan muchos plantines para que se vea más bonito el conjunto. No es un problema, pero sí que tienes que tener en cuenta que a medida que pase el tiempo los más débiles irán muriendo, quedando los más fuertes.

Riégala(s) dos veces por semana, y abónala(s) con un abono para palmeras en primavera y verano siguiendo las recomendaciones indicacadas en el envase. Trasplántala(s) una vez cada dos años a una maceta mayor cuando la temperatura suba de los 10ºC.

Potos

Epipremnum aureum o potos

Seguramente la hayas visto en infinidad de casas, pisos, e incluso en algún centro de salud. Esta trepadora, cuyo nombre científico es Epipremnum aureum, es perfecta para aquellos que no tienen experiencia alguna con las plantas tropicales. Sus hojas variegadas en forma de corazón quedan estupendamente bien en cualquier rincón, pero necesita una habitación luminosa (cuida que no le dé el sol de manera directa) sin corrientes de aire, y dos riegos semanales.

Usa agua de lluvia o sin cal para regar

Agua líquida para regar las plantas

Para cuidar de las plantas tropicales es muy aconsejable utilizar agua de lluvia para regarlas. En el caso de que no podamos conseguirla, podemos llenar un cubo con agua del grifo y dejarlo reposar una noche para que los metales pesados acaben en la mitad inferior de dicho recipiente. Al día siguiente, tan sólo tendremos que rellenar una regadera y disponernos a regar.

Por cierto, ¿sabes cuál es la frecuencia de riego que debes seguir? Una o dos veces por semana. Pero en caso de duda, comprueba la humedad del sustrato, introduciendo un palo delgado de madera. Al extraerlo, si ves que sale con mucha tierra adherida, no riegues. No te olvides de quitar el agua del plato a los diez minutos de haber regado.

Abona tus plantas

Tan importante como el agua es el abono. Este ayudará a que puedan crecer y desarrollarse bien, pero también a fortalecerse, algo que les vendrá muy bien de cara al invierno. En los viveros encontraremos abonos para todo tipo de plantas: de interior, verdes, con flor, etc., pero puedes usar guano en forma líquida, o incluso de algas de vez en cuando (no abuses, pues es muy alcalino y les puede causar problemas al bloquear algunos nutrientes importantes, como el hierro o el manganeso).

Cámbialas de maceta

Planta en maceta dentro de casa

Para que puedan continuar creciendo necesitarán una maceta unos 2-4cm mayor (dependiendo de qué tipo de planta sea) cada 2-3 años. El trasplante lo tenemos que realizar en primavera, y rellenar la maceta con sustratos adecuados. Para mejorar el drenaje, es aconsejable poner una primera capa de greda volcánica o arlita, así nos aseguraremos de que las raíces no quedarán en contacto mucho tiempo con el agua.

Protégelas de las corrientes de aire

Las corrientes de aire, tanto frías como cálidas, suelen causar muchos problemas a las plantas. Puntas secas, detención del crecimiento, hojas que se rompen… Para evitarlo, nada más llevarlas a casa hay que buscarle un lugar luminoso y colocarlas lo más lejos posible de ventanas, ventiladores, motor de aire acondicionado y, también, de los pasillos.

Ponles un humidificador

La humedad de las casas suele ser baja, de modo que para evitar sorpresas desagradables, aconsejamos ponerles cerca un humidificador, o sino vasos con agua alrededor para quesus hojas se sigan viendo igual de bonitas.

Planta de interior en maceta

¿Sabes ya cómo cuidar las plantas tropicales? Si aún tienes dudas, déjalas en los comentarios 😉 .

Descarga gratis nuestro ebook sobre la Flor de Pascua
Se acerca Navidad, aprende a como seleccionar las flores de pascua, sus cuidados y qué hacer después de Navidad. Todo gratis en nuestro ebook

Categorías

Plantas

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *