Plantas Anuales y Bianuales

Aunque quizá no reconozcas estas plantas con estos nombres, seguro sabes cuales son. Las plantas anuales y bianuales son aquellas que se plantan  o siembran cada año, en el caso de las anuales, o cada 2 años, en el caso de las bianuales.

Las plantas anuales, o más comúnmente llamadas plantas de temporada, son aquellas plantas que solo vivirán unos cuantos meses una vez al año, es decir, en el momento en que llega el frio o cuando ha cesado la floración, se secan y mueren.

Si vives en climas cálidos o mediterráneos, donde las heladas son muy débiles y los frios no alcanzan la temperatura bajo cero, este tipo de plantas pueden llegar a sobrevivir y florecer al año siguiente. Sin embargo, tenga en cuenta que la floración del año siguiente será de menor calidad que la del primero.

Algunos ejemplos de plantas anuales son: Petunia, Girasol, Clarkia, Alhelí amarillo, Caléndula, Amaranto, Alegría de la Casa, Banderilla entre otros.

Por otro lado, las plantas bianuales, son aquellas que se desarrollan en 2 años distintos. Eso no quiere decir que vivan 24 meses, sino que una parte de su vida la pasan en un determinado año y la otra en el siguiente, es decir si se siembran en verano u otoño, florecen la primavera del año siguiente después de pasar invierno. Algunos ejemplos de plantas bianuales son: Campanula, Pensamiento, Digital, Alhelí, entre otras.

Tanto las plantas anuales, como las bianuales se caracterizan por sus llamativas flores de distintos colores, por ser bastante económicas ya que uno mismo puede utilizar sus semillas para multiplicarlas. Además de esto, este tipo de plantas, por el hecho de poder renovarlas cada año, servirán para cambiar la estética de nuestro jardín que se verá renovado anualmente.


Categorías

Jardines, Plantas

Viviana Saldarriaga

Soy colombiana pero actualmente me encuentro viviendo en Argentina. Estudié producción de música en Estados Unidos en donde trabajé algunos años hasta devolverme a mi país para empezar a estudiar periodismo. Hoy en día me encuentro a punto de terminar mi carrera como periodista. Me considero una persona amable y sociable, pero muy psicorígida y perfeccionista. Soy curiosa por naturaleza y siempre tengo afán por aprender cada día un poco más.

Escribe un comentario