Cultivo y cuidados del manzano

El manzano es un árbol frutal

Siempre es bonito tener un manzano en el jardín, no solo por sus frutos sino porque es un árbol generoso, con un follaje vistoso e intenso. Pero para tener uno es necesario conocer cómo cuidarlo para que así podamos disfrutar como siempre hemos querido de él. Aunque hay diferentes variedades de manzano, todas ellas necesitan prácticamente los mismos cuidados.

Además, son plantas que soportan muy bien las heladas, así que si quieres una planta rústica en tu huerto, sin duda te recomendamos conseguir uno. A continuación te vamos a contar todo sobre este magnífico árbol frutal.

Origen y características del manzano

El manzano es un árbol de hoja caduca

Si bien es importante conocer los cuidados, antes debemos de saber cómo es el manzano para saber, por ejemplo, en qué ubicación exacta del huerto plantarlo. Así pues, debes saber que es una planta caducifolia originaria de las regiones montañosas del oeste de Asia Central, y que puede alcanzar una altura máxima de 10 metros (aunque en cultivo es raro que se deje crecer tanto. De hecho, lo normal es mantenerlo con 4 metros como mucho para que sea más fácil recolectar las manzanas).

Su copa es abierta, redondeada y muy ramificada. De ella brotan hojas con forma ovalada, acuminada u obtusa, con el margen serrado y de color verde oscuro en el haz y pubescentes en el envés. Las flores surgen en cimas con aspecto de umbela o corimbo, en número de 4 a 8, y son hermafroditas.

Por último tenemos el fruto, la manzana. Técnicamente es un pomo, que mide entre 30 a 100 milímetros de ancho por 35 a 110 milímetros de alto. La piel es delgada, y de color verde, amarillo o rojizo por lo general. La pulpa en cambio es blanquecina/amarillenta, algo dura pero no demasiado (se puede masticar sin esfuerzo), y tiene un sabor dulzón bastante agradable. En el centro de la manzana se encuentran algunas semillas, estas sí, duras, pequeñas, y de color negruzco.

Principales variedades manzanas

Existen muchísimas, en torno a unas 1000 variedades y cultivares. Por eso, entre todas ellas te recomendamos las siguientes:

  • Manzana Belleza de Roma: la piel es de color rojo y amarillo. Es tardía.
  • Manzana Gala: la piel es de color amarillo.
  • Manzana Golden Delicious: es de color dorado, y muy jugosa.
  • Manzana Red Delicious: su piel es roja, y también tiene la carne jugosa.
  • Manzana Reineta: es algo tardía. De color verde, y pulpa ligeramente ácida.

Cultivo y cuidados del manzano

El manzano es un árbol que en cultivo no es una planta muy demandante. Sin embargo, para conseguir que produzca una cantidad de frutos interesante, es muy importante conocer bien sus necesidades. De esta manera, lograremos no solo nuestro objetivo, si no también que sea un árbol sano.

Ubicación

Se trata de un árbol que requiere de una buena exposición a la luz del sol de al menos entre 6 a 8 horas diarias. No le perjudican las heladas, pero si se registran algunas en primavera, lo ideal será elegir una variedad de manzano tardío, pues de lo contrario sí que podría retrasarse la temporada de fructificación, o incluso podría no ser todo lo buena que se espera de ella.

En el caso de contar con poco espacio, tendrás que ir podándolo, o bien comprar un manzano enano. De todas formas, no te preocupes demasiado por esto pues resiste bien las podas, pero eso sí: se han de hacer en la época adecuada, y evitando los excesos (más abajo te contaremos más al respecto).

Las raíces no causarán problemas. Ahora, no se ha de poner junto a una pared o muro, a pocos centímetros, pues si no lo que va a ocurrir es que el tronco crecerá inclinado, alejándose de esa pared o muro. Y esto sí puede ser un inconveniente, ya que en el momento menos pensado podría soplar el viento muy fuerte, lo que provocaría la caída de la planta.

Tierra

Las flores del manzano son blancas

Más allá de la variedad, es importante tener en cuenta que el manzano necesita de un suelo bien nutrido, algo húmedo, que no sea salitroso y con buen drenaje.

¿Quieres tenerlo en maceta? Puedes, pero… solo te lo aconsejamos si adquieres un manzano enano. Este, al estar injertado sobre una variedad enana, será difícil que supere los 2 metros, por lo que es más apropiado para cultivar en un tiesto.

En el caso de que te animes a conseguir uno así, de poca altura, has de ponerle sustrato fértil. Por ejemplo, uno muy aconsejado es este que venden aquí, que está hecho para las plantas típicas de huerto.

Riego

En cuanto al riego, el manzano necesita bastante cantidad de agua (en torno a 200-300 litros al año, una vez que es adulto) y se recomienda regarlo cuando el árbol recibe sombra para evitar la rápida evaporación del agua cuando el árbol está expuesto al sol. Durante el invierno, no hay que regar de más para evitar que se congele el suelo.

Abonado

Si bien al manzano le hacen bien los fertilizantes, evita aplicarlos cuando el árbol esté recién plantado para que no se quemen las raíces. Puedes agregar un abono orgánico, por ejemplo compost cuando el árbol esté asentado, y a partir de ahí hacerlo durante la primavera y todo el verano.

Trasplante y marco de plantación

A finales del invierno, cuando veas que las yemas se ‘hinchan’, será un momento ideal para plantarlo en el jardín. Si vas a plantar más de uno, has de hacerlo a una distancia mínima de 3 metros para que puedan tener un desarrollo correcto.

Se debe de evitar plantarlos demasiado juntos, puesto de hacerlo terminarían mal, con ramas enfermas, y con menos capacidad de producir frutos.

Poda

La poda del manzano consiste, básicamente, en procurar que tenga el número de ramas adecuado para que pueda soportar el peso de sus frutos. Es un árbol muy fructífero, por lo que el aclareo de ramas es algo que se ha de hacer cada cierto tiempo.

Se ha de hacer a finales del invierno. Has de quitar:

  • Todas las ramas que estén en mal estado; es decir, las que estén secas, rotas, enfermas o muertas.
  • Aquellas que se entrecrucen.
  • Los brotes que aparezcan a lo largo del tronco (por debajo de la copa).

También, has de recortar un poco las ramas que crezcan demasiado.

Cuando termines, sella las heridas con pasta cicatrizante, con el fin de evitar infecciones.

Plagas

Las plagas que más le afectan son las siguientes: araña roja, pulgones, psila, mosca de la fruta, piojo de San José, y bordadores de las frutas. Por suerte, se pueden tratar con insecticidas ecológicos, no tóxicos, como la tierra de diatomeas, el aceite de neem o el jabón potásico.

Enfermedades

No suele tener, pero sí que podría acabar afectado por oídio, chancro, virosis, moniliosis o moteados. Para evitarlo hay que procurar mantenerlo abonado y bien regado.

Si hay síntomas, como la pudrición de los frutos, o quemaduras en las hojas, se ha de tratar con fungicidas.

Recolección

Se han de recolectar cuando hayan alcanzado el tamaño y el color propio de la variedad de manzana que estemos cultivando, algo que ocurrirá a lo largo del otoño.

Multiplicación del manzano

El manzano se puede multiplicar por semillas en invierno (para que pasen frío antes de germinar), injertos y esquejes en primavera.

Artículo relacionado:
Cómo germinar semillas de manzana

Rusticidad

Soporta las heladas de hasta los -12ºC. No puede vivir en climas tropicales, ya que necesita pasar una media de 800-1000 horas de frío al año, esto es, que esas son las horas en las que en otoño e invierno la temperatura ha de ser de 7ºC o inferior.

¿Qué usos se le da al manzano?

Las manzanas se pueden comer crudas

Tiene varios usos:

  • Comestible: este es el más conocido. Sus frutos se consumen como postre, crudas, o bien cocinadas (en tartas por ejemplo). También se hacen mermeladas y confituras.
  • Ornamental: es un bonito árbol, que da flores preciosas en primavera y que, además, proporciona una sombra agradable. Incluso se puede trabajar como bonsái.

¿Te gusta el manzano?


Un comentario, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   Isaac dijo

    «El manzano necesita bastante cantidad de agua»… «no hay que regar de más»… se necesitan cantidades aunque sean aproximadas, estas recomendaciones no sirven para nada.