Erysimum

Erysimum allionii

Erysimum allionii
Imagen – Wikimedia/Kirisame

Los Erysimum son una serie de plantas muy especiales: algunas de sus especies son endémicas de la región del volcán del Teide, en Tenerife, y de Sierra Nevada (España). Producen gran cantidad de flores de diveros colores. Además, se pueden cultivar en macetas, jardineras o crear fantásticos arriates con ellos.

¿Quieres un ejemplar? Ve a un vivero y pregunta por ellos. A continuación te decimos cómo se cuida 🙂 .

Origen y características

Vista del Erysimum humile

Eysimum humile

Los Erysimum son hierbas anuales, bienales o perennes, con la base leñosa a veces y arbstiva, ramificadas normalmente. Las hojas son simples, enteras a pinnatífidas, de lineares a elípticas. Las flores se agrupan e racimos en forma de coriantos, son de tamaño mediano, y de color naranja, amarillo o púrpura. El fruto es una silicua que suele ser alargada y contener muchas semillas.

El género está compuesto por 235 especies aceptadas, distribuidas por Asia, Macaronesia, Norteamérica y de la región mediterránea. Las principales son:

  • Erysimum linifolium: es una planta perenne endémica del noroeste de la Península Ibérica. Crece hasta alcanzar los 80cm de altura, y sus flores son lilas.
  • Eryimum cheiri: es una hierba bienal o perenne que alcanza los 80cm. Da flores de color amarillo brillante, rojo o púrpura.
  • Erysimum scoparium: es una hierba endémica de las zonas subalpinas de las islas Canarias. Se le conoce como alhelí del Teide, alhelí camaleón y alhelí de cumbre. Produce flores púrpuras.
  • Erysimum bicolor: es endémica de la Macaronesia. Se trata de un arbusto que produce flores rosadas.

¿Cuáles son sus cuidados?

Erysimum cheiri

Erysimum cheiri
Imagen – Flickr/Amadej Trnkoczy

Te recomendamos cuidarlo de la siguiente manera:

  • Ubicación: ha de estar en el exterior, a pleno sol.
  • Tierra:
    • Maceta: sustrato de cultivo universal mezclado con un 30 de perlita. También puedes añadir un poco de humus de lombriz, aunque no es necesario.
    • Jardín: crece en suelos fértiles, con un buen drenaje.
  • Riego: unas 4 o 5 veces por semana en verano, y cada 3-4 días el resto del año. Comprueba la humedad de la tierra antes de regar si tienes dudas, por ejemplo introduciendo un palo delgado de madera.
  • Abonado: en primavera y verano, con un abono especial para plantas de flor, o con guano siguiendo las indicaciones especificadas en el envase.
  • Multiplicación: por semillas en primavera.
  • Rusticidad: depende de la especie, pero en general soporta el frío y las heladas débiles de hasta los -2ºC.

¿Conocías a estas plantas?

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.