Fagus

Los Fagus son árboles muy grandes y con una esperanza de vida larga. Si bien tienen un ritmo de crecimiento de tipo medio, e incluso lento en comparación con otros géneros arborícolas, su belleza es tal que decoran cualquier jardín desde muy jóvenes.

Pero aparte de ser un placer para la vista tenerlos cerca, son también unas excelentes sombrillas naturales durante el verano, ya que su follaje es denso y su copa puede ser amplia. Conócelos.

Origen y características

Nuestros protagonistas son árboles caducifolios pertenecientes al género Fagus, el cual está compuesto por diez especies nativas de las regiones templadas de América, Asia y Europa. Dependiendo de dónde crezcan, adquieren un porte u otro: así, mientras que si crecen de forma aislada tienden a tener forma cilíndrica, si crecen en grupos (como en los bosques) adquieren forma de árbol propiamente dicho, con un tronco desnudo que ramifica a cierta distancia (1-2 metros) del suelo.

Las hojas son enteras o dentadas, con un tamaño de 5-15cm de largo por 4-10cm de ancho. Estas son verdes o rojizas, y se tornan amarillas, anaranjadas o púrpuras en otoño antes de caer. Las flores, conocidas como friz, son unisexuales y pedunculadas, siendo las femeninas algo más pequeñas y erectas que las masculinas. El fruto, llamado hayuco, mide 10-15mm de largo y contiene dos semillas piramidales que son también comestibles, especialmente tras haberse tostado.

Principales especies

Hay diez especies, pero las más populares solo son dos (las dos primeras). Aún así, queremos mostrarte algunas más para que las conozcas:

Fagus sylvatica

Imagen – Wikimedia/Gunnar Creutz

Conocida como haya común, es nativo de Europa, encontrándose incluso en España (extremo norte de la península). Alcanza una altura de 35 a 40 metros, con un tronco recto de corteza lisa y una copa ovalada. Aquí tienes más información.

Fagus crenata

Imagen – Wikimedia/Alpsdake

Conocido como haya japonesa o buna, es un árbol endémico de Japón, siendo una de las especies dominantes de sus bosques de hoja caduca. Alcanza una altura de 35 metros, con una copa redondeada.

Fagus orientalis

Imagen – Wikimedia/Daderot

Conocido como haya oriental o haya del Asia Menor, es un árbol nativo desde el noroeste de Turquía al este hasta el Cáucaso y los montes Elburz. Alcanza una altura de hasta 45 metros, con un grosor de tronco de hasta 3m.

Se suele hibridar con el Fagus sylvatica, dando lugar al Fagus x taurica.

Fagus mexicana

Imagen – Facebook/@FagusGrandifoliaSubspMexicana

Conocida como haya mexicana o haya, es una especie endémica del noreste de México. Alcanza una altura de 25 a 40 metros con un diámetro de tronco de hasta 2 metros. A veces se considera una variedad, siendo su nombre Fagus grandifolia var. mexicana.

Fagus grandifolia

Imagen – stlawrencelowlands.wordpress.com

Conocida como haya americana, es una especie autóctona del este de Norteamérica. Alcanza una altura de 20 a 35 metros, con la corteza de color gris plateada.

¿Cuáles son sus cuidados?

Si quieres tener un ejemplar de haya, te recomendamos cuidarlo de la siguiente manera:

Clima

Para que no haya problemas, es importante que el clima sea templado; es decir, que las cuatro estaciones estén bien diferenciadas y que en invierno el mercurio del termómetro caiga bajo cero. En otras zonas, como en el mediterráneo por ejemplo, pueden vivir bien siempre y cuando se las cultive en las regiones montañosas.

Ubicación

Siempre en el exterior, en semisombra.

Tierra

Al ser árboles, y además de gran tamaño, más tarde o más temprano necesitan estar plantados en el suelo. La tierra ha de ser ligeramente ácida, rica en materia orgánica y con buena capacidad de absorción del agua.

Mientras sea joven, se puede tener en maceta con sustrato para plantas ácidas, o con arena volcánica (akadama, pómice o similares). Utiliza estos últimos si vives en zonas con veranos muy calurosos (temperatura de más de 30ºC).

Riego

No soporta nada la sequía, pero tampoco el encharcamiento. Hay que regar una media de 4 veces por semana durante la época de más calor y una media de 2 veces por semana el resto del año.

Siempre que te sea posible, usa agua de lluvia; en su defecto, usa agua sin cal. Si solo puedes regar con agua del grifo y esta es calcárea, diluye el zumo de medio limón en 1l/agua o una cucharada pequeña de vinagre en 5l/agua. Para comprobar que el pH ha bajado a de 4 a 6, usa tiras de pH que venden por ejemplo aquí o en las farmacias.

Abonado

Desde comienzos de primavera hasta finales del verano con abonos orgánicos, como el compost, mantillo, humus de lombriz, estiércol de oveja o de cabra, etc. Echa una capa de unos 4-5cm de grosor por todo alrededor del tronco, y mézclala con la superficie del suelo.

Si tienes a tu haya en maceta, usa abonos líquidos, como este para plantas ácidas siguiendo las indicaciones especificadas en el envase.

Multiplicación

Se multiplica por semillas en invierno (necesitan pasar frío antes de germinar). Si estás en un sitio donde se registran heladas cada año, simplemente tienes que sembrarlas en macetas o bandejas de semillero con sustrato y dejar que la naturaleza siga su curso.

En caso contrario, tendrás que estratificarlas en la nevera por tres meses en un tupper con vermiculita (consíguela aquí), y sembrarlas luego en semillero.

Poda

No la necesita. Quizás cortar las ramas secas, enfermas, débiles o rotas a finales de invierno. Si vez que alguna rama está creciendo demasiado, hasta el punto de que le empieza a dar un aspecto algo desordenado, puedes recortársela.

Rusticidad

Resiste hasta los -18ºC, pero insisto, en climas cálidos no pueden vivir. Como mínimo, debe de haber heladas débiles para que pueda reposar en invierno y reanudar su crecimiento con fuerza en primavera.

Su rango de temperaturas ideal ronda entre los 30ºC de máxima y los -18ºC de mínima.

¿Qué usos se les da a los Fagus?

Ornamental

Son árboles muy decorativos, ideales para tener como ejemplar aislado en amplios jardines. Además, también se usan como bonsái.

Comestible

Las semillas de las hayas son comestibles, pudiéndose comer crudas, o recién tostadas. Su sabor recuerda al de las avellanas.

Madera

Su madera es pesada y resistente, por lo que se utiliza en carpintería para la fabricación de muebles y herramientas.

¿Qué te han parecido los Fagus?

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Categorías

Árboles y arbustos

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta trabajar con la tierra y observar el comportamiento de cada uno de los seres vegetales, pues todos tienen características que los hacen únicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.