¿Qué es un jardín xerófilo?

Un xerojardín es un jardín de bajo mantenimiento

Imagen – Wikimedia/Patricia Vegas

Tener un terreno donde poder diseñar un bonito jardín siempre es motivo de alegría, pero si se vive en una zona donde las lluvias son más bien escasas es muy recomendable, tanto para el bolsillo como para el medio ambiente, escoger aquellas especies que se puedan adaptar sin problemas a vivir en esas condiciones.

Así, no solo se tendría un paraíso natural, sino que además sería un jardín xerófilo donde se aprovecharía mucho mejor el agua y los recursos disponibles. Pero, ¿en qué se caracterizan este tipo de jardines?

¿Qué es un jardín xerófilo?

Echinocactus grusonii en jardín

Un jardín xerófilo es un jardín compuesto por plantas que tienen unas necesidades hídricas bajas o muy bajas, ya sean cactus, crasas, trepadoras, bulbosas, árboles, palmeras… En todos los tipos de seres vegetales -exceptuando carnívoras y, evidentemente, acuáticas- podemos encontrar especies que podremos plantar en este tipo de jardín.

Pero además de tener en cuenta las necesidades de las plantas, también importa mucho la orografía del terreno así como los rincones de luz y de sombra para poder aprovechar mejor los recursos. Por ejemplo, si hay una pendiente, al final de la misma se pueden plantar aquellas especies que quieren más agua; en los lugares soleados y más expuestos se ponen las que necesitan sol directo; y en las áreas más resguardadas se aprovecha y se plantan aquellas que precisan protección contra la luz directa del astro rey.

La idea es respetar, en la medida de los posible, las características del lugar y aprovechar las mismas para conseguir un jardín que ‘encaje’ bien en la zona, esto es, que si tiene que destacar en algo sea en lo bien que armoniza con el entorno.

¿Cómo se diseña?

Diseñar un xerojardín en realidad no es complicado, pero para que lo sea aún menos te vamos a dar algunos consejos que, esperamos te sean muy útiles a la hora de diseñarlo:

Escoge las plantas adecuadas para tu clima y zona

Se deben de escoger plantas que puedan adaptarse a vivir en condiciones de bajo o nulo mantenimiento, y para eso no hay nada mejor que investigar cuáles son, ya sea preguntando directamente a un vivero o consultando en este mismo blog.

Debes tener presente que, aparte de sus necesidades de agua, hay otros factores que determinarán si unas plantas pueden vivir, o no, en una determinada zona, como por ejemplo su resistencia al frío y/o a las heladas, si es de sombra o de sol, e incluso su tamaño una vez llegue a la edad adulta.

Así y todo, si quieres tener más o menos una idea de cuáles puedes poner en tu jardín xerófilo, aquí tienes una pequeña selección:

Yucca rostrata

Vista de la Yucca rostrata en grupo

La Yucca rostrata es una planta perennifolia nativa del sur de Estados Unidos y norte de México que alcanza una altura de 4,5 metros. Las hojas forman rosetas, y son coriáceas, con el ápice agudo y de color azulado. Hacia el otoño produce flores blancas agrupadas en inflorescencias que surgen del centro del tallo.

Es perfecta para lugares soleados, pudiendo llegar a resistir las heladas de hasta los -15ºC.

Strelitzia augusta

Vista de la flor de la Strelitzia alba

Imagen – Wikimedia/Frank Vincentz

También conocida como flor ave del paraíso blanca, o por su anterior nombre científico Strelitzia alba, es una herbácea rizomatosa originaria de Sudáfrica que alcanza una altura de 10 metros. Sus hojas son grandes, de hasta 1 metro, enteras y anchas de color verde. Las flores son blancas, y axilares, brotando en verano.

Es una planta que adora el sol, aunque puede estar en semisombra. Suele tener tendencia a producir retoños, pero estos los puedes quitar, de modo que no ocupa mucho espacio ya que su tronco es de unos 30 centímetros de diámetro. Eso sí, resiste solo hasta los -2ºC.

Osteospermum ecklonis

Vista de la Osteospermum ecklonis

Conocida como margarita del Cabo o dimorfoteca, es una herbácea perenne o vivaz originaria de Sudáfrica que alcanza una altura de hasta 45-50 centímetros y una extensión de hasta 1 metro si se cultiva en tierra. Las hojas son de color verde, con forma oval y tormentosa, y florece en primavera y verano. Las flores tienen forma de margarita, de colores muy diversos: amarillo, naranja, rosa, rojo, bicolor…

Es una planta cubridora excelente, siempre que se plante en una zona donde reciba el sol directamente. Resiste hasta los -5ºC.

Escoge un sistema de riego que te permita ahorrar agua

Además, hay que elegir un sistema de riego que permita a las plantas extender sus raíces de forma que sean capaces de resistir la sequía, como el riego por goteo. Asimismo, para poder ahorrar más agua es muy importante acolchar el suelo con corteza de pino o arlita por ejemplo.

Evita poner césped

El césped, debido a sus altas necesidades hídricas, no es aconsejable. Sin embargo, sí que se puede optar por tener una alfombra verde compuesta por hierbas autóctonas como las amapolas o las margaritas.

Respeta los ciclos de tus plantas

El mantenimiento tiene que ser el adecuado; es decir, hay que respetar los ciclos de cada planta y podar, regar y abonar cada vez que sea necesario. Así, durante el verano los riegos por ejemplo serán más seguidos que el resto del año, pues es cuando las plantas más agua necesitarán; por el mismo motivo, durante todos los meses cálidos será aconsejable abonar, con abonos orgánicos, con el fin de que crezcan con salud; las podas de formación se dejarán para finales de invierno para minimizar el riesgo de infecciones, mientras que las podas pequeñas o pinzados se podrán llevar a cabo cada vez que sea necesario.

Utiliza productos naturales

Vista de compost

Imagen – Flickr/uacescomm

Aunque esto no tiene por qué ver con la xerojardinería, lo cierto es que el uso de productos naturales para controlar las plagas así como para abonar las plantas es muy recomendable. A fin de cuentas, se trata de que haya cierta armonía, tanto en el propio jardín como en el entorno.

Por ello, no dudes en usar remedios caseros en caso de plaga, y productos como el compost, el mantillo, el estiércol y/o el guano, entre otros, para abonar tus plantas.

Que disfrutes de tu jardín xerófilo 🙂 .

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

¿Quieres tener un invierno lleno de color y vida?
Descubre nuestra selección de plantas de invierno y ya verás como vas a disfrutar como nunca de la estación.
15 plantas de invierno para exterior