Mimetismo en las plantas

Las plantas pueden mimetizarse

Las plantas han desarrollado muchas formas distintas de adaptación y supervivencia. Dependiendo de las condiciones que se encuentran en sus respectivos hábitats, con el transcurso de los años han conseguido cosas realmente asombrosas, como por ejemplo, pasar desapercibidas en un desierto en el que, los pocos animales que hay, se pasan gran parte del tiempo buscando algo que llevarse a la boca.

Pero, ¿cómo lo hacen? Bueno, hay varias maneras. Así que veamos en qué consiste el mimetismo en las plantas, y cuáles son los ejemplos que más pueden llamarnos la atención.

¿Qué es el mimetismo?

Aunque para entender el mimetismo en las plantas, antes de nada tenemos que saber cuál es la definición de esa palabra. Seguramente ya tengas una idea de lo que significa, pero en caso de que te surjan dudas, debes de saber que mimetismo es la habilidad que poseen algunos seres vivos (sean animales o plantas) para conseguir alguna ventaja que les sea útil.

Se conocen distintos tipos:

  • Automimetismo: se da cuando alguna parte del cuerpo de un animal se mimetiza con otra más vulnerable. De este modo, puede desviar la atención de su enemigo y escapar. Por ejemplo, hay peces cuya cola se asemeja a su cabeza, la cual es la parte que el predador quiere atacar. La cola, como no lo es tanto, le ayuda a sobrevivir.
  • Mimetismo agresivo: se da cuando un animal depredador, o un parásito, se parece a otro que es inofensivo. Por ejemplo, algunas mantis pueden pasar por flores con el fin de engañar a sus víctimas.
  • Mimetismo bakeriano: se da cuando una especie de planta tiene flores masculinas y flores femeninas prácticamente idénticas.
  • Mimetismo batesiano: se da cuando un animal no peligroso se parece mucho a otro que sí lo es. Por ejemplo, las moscas de la familia Bombyliidae se parecen a algunas avispas, con lo cual pueden salir adelante.
  • Mimetismo de hoja: se da cuando una planta se parece a otra que está muy cerca de ella.
  • Mimetismo dodsoniano: se da cuando una planta tiene flores que imitan las de otra especie.
  • Mimetismo mulleriano: se da cuando los animales tienen alguna característica que los puede mantener a salvo, como el mal sabor. Se podría decir que, gracias a eso, van »educando» a sus depredadores mientras estos son jóvenes, puesto que aún están aprendiendo qué es comestible y qué no.
  • Mimetismo no visual: se da mucho en ciertos animales, pero también en plantas. Por ejemplo, pueden usar su olor para atraer a sus polinizadores.
  • Mimetismo: pouyanniano: ocurre cuando una flor se parece a un insecto hembra polinizador.
  • Mimetismo vaviloviano: se da cuando una planta silvestre es seleccionada por parecerse a otra que ya se esté cultivando.

Ejemplos de mimetismo en las plantas

Ahora que hemos visto todos los tipos de mimetismo que hay, tanto en animales como en plantas, toca centrarse en estas últimas. Si bien el mimetismo en las plantas no está tan estudiado como el de los animales, es muy interesante ya que podría servirnos, por ejemplo, para cultivar especies que, de otra manera, podrían necesitar algún tipo de protección.

Amorphophallus titanum

La flor cadáver atrae a las moscas

Imagen – Wikimedia/Leif Jørgensen

Hay muchas plantas que desprenden un aroma muy desagradable con el fin de atraer a los insectos polinizadores a los que les gusta ese olor. Pero si hay una que merece estar en esta lista, sin duda es el Amorphophallus titanum. Popularmente conocida como flor cadáver, es una planta originaria de las selvas de Sumatra (Indonesia) que desarrolla una inflorescencia de hasta 3 metros de alto, la cual atrae a las moscas. Luego, ellas depositarán sus huevos en su interior, de los que surgirán larvas saprófagas (es decir, larvas que se alimentan de materia orgánica en descomposición).

Drosera

Las droseras son carnívoras de rápido crecimiento

Las plantas carnívoras del género Drosera desarrollan hojas cubiertas por tallos muy cortos en cuyo extremo hay lo que parece una gota de rocío, pero que en realidad es mucílago. Esto es una sustancia muy pegajosa para los insectos, que terminan atrapados en él.

Ophrys apifera

La orquídea abeja atrae a las abejas macho

Imagen – Wikimedia/Bernard DUPONT

La Ophrys apifera es una orquídea europea cuyas flores se parecen mucho a las abejas hembra, en todos los sentidos: forma, colores… y olor. Cuando una abeja macho siente el aroma, no puede resistirse a ir hasta la flor e intentar copular con ella. Para ello, deberá introducir el abdomen en el cáliz, con lo cual recibe un ‘baño’ de polen el cual transportará a otra orquídea.

Lamium album

La ortiga blanca se parece mucho a la ortiga verdadera

Imagen – Wikimedia/Rosser1954

El Lamium album es una hierba conocida como ortiga blanca, y es también nativa de Europa. Comparte hábitat con la ortiga ‘verdadera’, es decir, las hierbas del género Urtica, y parece que con el tiempo se ha dado cuenta de que, como comparten características, los animales la dejan en paz. Lo curioso es que tanto el color de sus flores como su aroma son muy distintos: de hecho, mientras que las ortigas verdaderas producen flores verdosas y desprenden un olor desagradable, el Lamium album tiene flores blancas y no huele casi nada.

Lithops

Los Lithops son maestros en pasar desapercibidos

Imagen – Wikimedia/Ragnhild&Neil Crawford

Los Lithops se conocen como piedras vivas por un motivo: son capaces de pasar inadvertidos, de mimetizarse con su entorno. Son nativas de África austral, y se conocen unas 109 especies de colores diversos: verdosos, marronáceos, grisáceos.

¿Conoces otros ejemplos de mimetismo en las plantas?


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.